Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Datos del domingo en la ciudad referentes al mercado de Reino Unido

Las consecuencias de la cuarentena británica: por cada reserva en Benidorm, 10 son canceladas

30/07/2020 - 

BENIDORM. El gobierno británico decidió encender la mecha el pasado sábado, cuando confirmó que impondría la cuarentena obligatoria a todos los que vuelvan de su viaje de España a partir del domingo 26 de julio. Las consecuencias son obvias: numerosas cancelaciones de reserva en la ciudad de Benidorm y un caos en el plano organizativo de los hoteles, que contaban con una ocupación que se ha tirado por la borda en cuestión de horas.

Así lo reflejan los datos analizados por la consultora hotelera Mirai. El domingo, por cada reserva que hacía un turista británico en Benidorm, se cancelaban otras 10 de este mismo mercado. Una situación que no se vivía desde el inicio de la pandemia y el cierre de fronteras. Tanto es así, que el martes las cancelaciones llegaron a doblar a las reservas de los últimos siete días.

Un palo en la rueda teniendo en cuenta que en el último mes, las reservas eran superiores a las anulaciones de las habitaciones. Los propios empresarios aseguraban que el ritmo de ventas en la última semana estaba siendo bueno, sabiendo las complicaciones que tiene el sector para remontar cuando el mundo está inmerso en una pandemia.

Según el periodo analizado, del 25 al 27 de julio, las cancelaciones se están concentrando en los días reservados para finales de julio, y los meses de agosto y septiembre. Mientras que de octubre en adelante se mantiene el ritmo positivo que tenía hasta ahora. Además de las ventas para el 2021, que este año se han adelantado más de lo habitual.

Benidorm en una imagen de archivo. Foto: RAFA MOLINA.

Y como era de esperar, las consecuencias han ido en cadena. Como ha ido contando este diario, muchos de los hoteles estaban esperando a que llegara el turismo británico para poder abrir sus puertas. Sobre todo, en aquellos casos en los que sus clientes habituales son británicos en su mayoría: Benidorm cuenta con un alto porcentaje de cliente fiel cada año. Sin embargo, las cancelaciones en masa de este mercado ha ocasionado que cinco de ellos hayan decidido retrasar su apertura, según los datos de la patronal hotelera Hosbec.

En el caso del hotel Aguazul, ha anunciado en sus redes sociales que volverán el 17 de agosto "debido a las nuevas restricciones en los vuelos procedentes de Reino Unido". El hotel Don Pancho, que tenía previsto abrir el 31 de julio, ahora lo hará el 1 de septiembre: "Todo el equipo lleva semanas luchando y trabajado sin descanso para abrir en la fecha comunicada, por lo que esta noticia es muy dura para todos nosotros. Desde la dirección y todo el equipo que formamos el Don Pancho queremos pedirles nuestras más sinceras disculpas", relatan en su web, aclarando que se debe a las circunstancias sobrevenidas por Reino Unido y por la incertidumbre de los brotes de contagios del virus en España. Como consecuencia, han anulado las reservas para esos días con la devolución de los pagos por adelantado.

Foto: RAFA MOLINA.

El hotel Rio Park de Med Playa ha tomado la drástica decisión en su caso de cerrar cuando ya estaban abiertos, porque es "inviable" mantenerlo en funcionamiento "de momento". Situación parecida a la que transmitía el hotel Rosamar. Como es normal, esto viene después de que los empresarios hayan hecho un esfuerzo extra a lo habitual para acoplar todas las estancias a la normativa sanitaria para evitar contagios, así como la reincorporación de sus trabajadores que estaban incluidos en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

El nacional no termina de tirar

A los empresarios que quieren abrir les quedan dos opciones, pasar como puedan con el turista nacional que haya reservado, o abrazarse a la idea de que la cuarentena con Reino Unido se termine para la Costa Blanca, que tiene una situación epidemiológica mejor que la británica en su conjunto.

Para lo primero, los datos no son todo lo esperanzadores que desearía el sector. Según el gráfico de Mirai, los hoteles de Benidorm han experimentado subidas fuertes de cancelaciones en la última semana por parte del nacional, que es cuando el país está sufriendo un mayor número de contagios, siendo el peor día el 23 de julio, cuando por cada reserva, había una cancelación. No obstante, el 'pickup' se mantiene positivo pese a que se sigue cancelando a ritmo alto para las fechas en las que se encuentra la temporada.

Todo esta mezcla, en la que influye la gran dependencia del turismo británico, hace que desde el 26 de julio la anulación de habitaciones esté por encima de las reservas en el cómputo global de mercados.

Fuente: Mirai 

Noticias relacionadas

next
x