inclusión en el pgou y el catálogo de protecciones

La tutela arqueológica del casco histórico de Elche se aprobará de forma provisional el próximo pleno

22/01/2022 - 

ELCHE. Tras la evaluación ambiental favorable obtenida, la Junta de Gobierno aprobaba este viernes el proyecto de modificación puntual estructural del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y el Plan Especial de Protección de Edificios y Conjuntos a cuenta de la tutela arqueológica del casco histórico de la ciudad. En este caso, como ya se ha venido dando cuenta, se trata de incluir el Recinto Histórico Artístico y el barrio del Raval-Salvador como Áreas de Vigilancia Arqueológica en el catálogo de protecciones. En la práctica supone que antes de realizar cualquier obra y remoción de tierras será preceptiva una excavación arqueológica.

Para ello se modificarán los artículos 15, 17 y 18 del PGOU y el catálogo de protecciones para constituir ambas áreas, adaptarlas a la legislación vigente e incluir los planos correspondientes y delimitados de las susodichas en sendos instrumentos. Aunque este asunto se tratará en la sesión plenaria de este mes, su aprobación será preliminar, pues aún quedaría una fase de consulta pública, que sería ya la última para su aprobación final de nuevo en el pleno. 

De esta forma, habrá que realizar catas arqueológicas ante nuevas edificaciones o remociones de tierra, y deberán estas estar inspeccionadas por un arqueólogo. No obstante, cabe recordar que estas medidas ya se realizan de facto por orden de la Conselleria de Cultura, pero falta esta ratificación de forma oficial. Cabe recordar que este punto es el que se intentó en 2018, cuando en el pleno para esta aprobación provisional, la oposición de entonces (PP, Ciudadanos e Ilicitanos por Elche), se abstuvo, impidiendo la ampliación del perímetro del conocido como Recinto Histórico Artístico, cubriendo el área denominada Núcleo Histórico Tradicional. Con ello se bloqueó también esa última consulta pública. Era necesaria la aprobación por mayoría absoluta.

Con esta propuesta se delimitan las dos áreas de vigilancia arqueológica afectadas por el casco histórico. En total, es una gran área que abarca la mayoría del Núcleo Histórico Tradicional (NHT), salvo el lado Oeste del río. Está delimitada por la ladera del río Vinalopó, en la calle Lluna, hasta Filet de Fora. En el eje Norte-Sur, desde el Palacio de Altamira y el Mahe y a la altura de Carrer Porta d'Alacant, hasta Carrer Fray Luis León, finalizando prácticamente en Pedro Juan Perpiñán. Una tutela realizada a instancias de la conselleria de Cultura.

El trámite para los Baños Árabes, aún en procedimiento

Asimismo, hay otro trámite similar para la modificación de nuevo del Plan General y del catálogo de protecciones, en este caso para incluir los Baños Árabes frente al Mercado Central y los refugios de la guerra bajo el mismo. No obstante el procedimiento es distinto y más largo porque requiere de la participación de la conselleria de Cultura. En esta tutela arqueológica, 'tan solo' tiene que dar el visto bueno final para modificar el Plan General. 

Noticias relacionadas

next
x