X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La salida de Juli, en punto muerto

24/07/2019 - 

ALICANTE. En punto muerto siendo generosos porque desde el entorno del futbolista lo que llega es que "no se va a ir" o que "el Hércules tendrá que despedirlo".

Por si todavía había alguna duda, Javier García Portillo le ponía nombre y apellidos este miércoles al candidato número uno a abandonar la disciplina blanquiazul y liberar una ficha sénior (el Hércules tiene ahora mismo cubiertas las dieciséis con que puede contar como máximo): el técnico de Aranjuez hablaba abiertamente de que la intención del club es cerrar "al menos" una incorporación y que Juli Cerdá ya sabe que no cuentan con él.

El delantero alcoyano, como no puede ser de otra manera, entrena con normalidad a las órdenes de Lluís Planagumà pero ya sabe que su ficha será para el próximo futbolista sénior que incorpore el club. 

Las posiciones parecen ahora mismo estar tanto o más alejadas que las de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias: el agente de Juli, Domingo Sevillano, ya dejaba claro el martes que la voluntad del jugador no es precisamente hacer las maletas, al tiempo que tampoco se había abierto una negociación para abordar una hipotética rescisión pactada del contrato que une a las partes hasta el 30 de junio de 2020. Esas dos situaciones, no obstante lo manifestado por Portillo horas antes, se mantenían invariables la noche del miércoles.

El que Juli no acepte negociar una rescisión de su contrato o que el Hércules no quiera rescindirlo unilateralmente (de acuerdo con lo pactado en el mismo), poner fin a la vigencia del mismo pagando por adelantado al jugador lo que le correspondería por el curso 2019/20, no impediría al club incorporar a un futbolista sénior ya que la ficha de Juli puede asignársela al nuevo, pero se trata de una situación peligrosa que podría equipararse a la de un despido. Por esto último y porque el segundo en la lista de candidatos a salir, Jona Mejía, tampoco lo va a poner precisamente fácil llegado el caso, parece que lo mejor es que las partes lleguen a un acuerdo o, si no hay más remedio, que el Hércules pase por caja (pagando todo o la mayor parte y compartiendo la carga con otro equipo en el que Juli acepte continuar jugando en calidad de cedido).

Ha jugado de blanquiazul 68 partidos oficiales en dos temporadas

Tras lograr dos ascensos a Primera con el Alavés y el Rayo, uno a Segunda A con el Castellón y, entre otras, haber defendido la camiseta de Alcoyano, Benidorm, Alicante y Elche, Juli firmaba con el Hércules en el verano de 2017 un contrato por tres campañas. 

En su primera temporada de blanquiazul, la convulsa 2017/18 en la que por el banquillo local del estadio José Rico Pérez pasaron Gustavo Siviero, Claudio Barragán y Josip Visnjic, Juli jugó 31 partidos oficiales (29 de Liga y uno de Copa; 2.325 minutos, siendo autor de cuatro goles), mientras que en la pasada, con Planagumà, participaba en 41 encuentros oficiales (37 de Liga y cinco de 'play-off'; estuvo sobre el césped 1.564 minutos y anotó un gol). Aunque su protagonismo fue de más a menos el curso pasado, Juli terminó jugando más de lo esperado, especialmente tras las incorporaciones en el mercado de invierno que parecían haberle cerrado definitivamente la puerta del once.

Noticias relacionadas

next
x