Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el despacho vuelve a negociar con aligrupo para alquilar tres plantas en la explanada

La 'operación Garrigues' se reactiva: inquilinos de la antigua sede de Bankia con una entidad en el bajo

22/09/2020 - 

ALICANTE. El tira y afloja entre el despacho de abogados Garrigues, que necesita una nueva sede de alquiler, y el family office Aligrupo, que necesita un inquilino para su edificio en la Explanada, parece estar cerca de llegar a buen puerto. Según fuentes del sector inmobiliario, Garrigues y el grupo inmobiliario de Juan y Pedro Alcaraz, fundadores de la empresa de alquiler de vehículos sin conductor Goldcar, han vuelto a acercar posturas tras romper los contactos a finales de 2019.

Los contactos, según estas fuentes, estarían bastante avanzados y sería cuestión de tiempo que cristalizasen en la firma del contrato de alquiler y la mudanza de Garrigues desde la calle San Fernando a la fachada marítima de Alicante. El edificio, adquirido por los Alcaraz a finales de 2018, está sin uso desde que Bankia, su anterior propietario, trasladó su centro de empresas a la zona de Óscar Esplà en verano de 2019. Sus nuevos dueños han puesto en marcha una reforma tanto del interior como de la fachada.

Aunque la negociación entre Garrigues y los Alcaraz quedó definitivamente aparcada hace nueve meses por las características del edificio (concretamente, de sus techos), y en este tiempo el inmueble ha tenido otras 'novias' e incluso ha sido ofrecido en operaciones a tres bandas, las mismas fuentes indican que el despacho de abogados siempre tuvo la antigua sede de Bankia como primera opción. Superadas las diferencias que surgieron el año pasado, Garrigues podría instalarse finalmente en la Explanada cuando finalicen las obras en curso, que se han acelerado recientemente.

Los pormenores de la negociación no han trascendido, como suele ser habitual, pero sí que Garrigues ocuparía las tres plantas superiores del edificio para sus oficinas, y que el bajo comercial quedaría en principio disponible con vistas a albergar una oficina de entidad bancaria. Precisamente, cuando el edificio funcionaba como sede de Bancaja en la provincia, la planta baja se destinaba a oficina de particulares de la entidad ahora integrada en Bankia.

El edificio, uno de los más reconocibles de la Explanada por su fachada clásica (pese a su escaso tamaño), forma parte del 'excedente' inmobiliario que resultó de la fusión entre Bankia y BMN en 2017. Al unificar las direcciones territoriales de Alicante y Murcia y fijar su sede en la Región vecina, Bankia puso a la venta el edificio de la Explanada para hacer caja si llegaba una oferta interesante. Con una treintena de interesados y varias ofertas vinculantes, fueron los Alcaraz los que se llevaron el gato al agua por unos 6 millones.

La idea siempre fue alquilársela a Garrigues, interesado en el edificio para abandonar su actual sede en la calle San Fernando (a un centenar de metros de esta), y que de hecho buscó a los Alcaraz como inversores para convertirse en su inquilino. La operación estuvo a punto de salir con otro comprador, el Grupo Azarbe (con el que también trabaja Garrigues), pero los fundadores de Goldcar mejoraron el precio. Cuando la negociación llegaba a su fin, los responsables del despacho se echaron atrás. Ahora, por fin, podría culminarse esta operación en dos tiempos.

Noticias relacionadas

next
x