X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los fundadores de goldcar planean mantener el uso de oficinas

Bankia vende su sede en La Explanada de Alicante al 'family office' de los Alcaraz

30/11/2018 - 

ALICANTE. El edificio de la antigua sede territorial de Bankia en la Explanada de Alicante ha cambiado de manos. Según confirmaron este jueves fuentes de la entidad financiera, el banco ha adjudicado el inmueble a la oferta presentada por los empresarios alicantinos Juan y Pedro Alcaraz, fundadores de Goldcar y ahora metidos de lleno en el sector inmobiliario. La oferta, que llegó a través de su family office Aligrupo, ha sido la más alta de cuantas ha recibido Bankia.

Como desveló en exclusiva este diario el pasado 13 de octubre, el banco que preside José Ignacio Goirigolzarri puso a la venta el edificio en otoño dentro de su política de desinversión en inmuebles, tras la fusión con BMN y la duplicidad de edificios corporativos en muchos territorios. En el caso de Alicante, además, se da la circunstancia de que la entidad unificó las direcciones territoriales de la provincia y de la vecina Región de Murcia, un cargo que ahora ocupa Olga García Saz, procedente de la entidad murciana.


Si bien desde la entidad financiera rechazaron dar detalles sobre la identidad del comprador, dos fuentes distintas del mercado confirman que el inmueble ha sido adjudicado a los fundadores de Goldcar, que presentaron la puja más alta. En este sentido, Bankia abrió un plazo para recibir ofertas vinculantes el pasado octubre, después de más de treinta visitas al edificio. Una vez abierto el plazo, los interesados presentaron una oferta puramente económica, en sobre cerrado, que se abrió hace unos quince días. Este mismo jueves por la tarde se llevó a cabo la firma de la transacción.

El family office de los Alcaraz ya ha protagonizado otras operaciones inmobiliarias singulares en los últimos tiempos. Como ha venido contando este diario, en los dos últimos años han adquirido dos edificios en Madrid (en el barrio de Salamanca y en Chamberí), donde hay proyectados sendos residenciales de lujo. En el caso de Alicante, no obstante, todo indica que la adquisición del inmueble, en una ubicación privilegiada y con fachada tanto a La Explanada como a la calle trasera, San Fernando, no implicará de momento un cambio de uso. Según las fuentes consultadas, la mejor forma de obtener rentabilidad del edificio es alquilarlo por plantas (el inmueble tiene tres alturas, más la planta baja), por lo que todo apunta a que se mantendrá el uso de oficinas. Incluso, no se descarta que Bankia pueda seguir como inquilino, dado que su antigua sede funcionaba en la actualidad como oficina de banca privada y centro de empresas. 

También cabe un proyecto residencial, aunque en ese caso se requeriría mucha más inversión y la posibilidad de rentabilizarla se reduce, al resultar pocas viviendas. En ese segundo escenario, el comprador sí podría solicitar el certificado de compatibilidad urbanística al Ayuntamiento para convertir dichas viviendas en apartamentos turísticos. Siempre, eso sí, que destinase a tal fin el edificio completo, tal como obliga la normativa municipal. Lo que sí parece descartado es el hotel con el que se llegó a especular en un primer momento, dado el tamaño del inmueble.

Empresas, fondos y family offices

El proceso para sondear el mercado para este activo, que ha sido dirigido por el servicer habitual de Bankia, Haya Real Estate, en un proceso privado, es una de las operaciones inmobiliarias que mayor interés han despertado en Alicante en los últimos tiempos, como ya contó Alicante Plaza. Buena prueba de ello es que, al margen de la oferta elegida por el banco, fueron varias las propuestas económicas vinculantes (para el potencial comprador) que llegaron a la entidad financiera tras abrir el plazo de recepción. Empresas alicantinas y de otros puntos de España, fondos de inversión y family offices pujaron por el activo.

La dirección territorial de Bankia en Alicante, que lo había sido de Bancaja, se reorganizó tras la fusión con BMN a finales del pasado año. La entidad que preside Gorigolzarri 'desgajó' Baleares de esta dirección territorial para crear una propia para las islas, en atención al hecho de que una de las cajas fundadoras de BMN era Sa Nostra. La dirección territorial de Alicante se trasladó entonces a la Región vecina, por lo que el edificio de La Explanada, que la entidad tenía en propiedad, se dedicó a centro de empresas (en la planta baja) y banca privada (en la planta primera). Si finalmente los Alcaraz decidieran dedicar el edificio a otro uso, o incluso cambiar de inquilino, el personal de Bankia podría trasladarse a otro centro corporativo para prestar las mismas funciones con relativa agilidad, según el banco.

Noticias relacionadas

next