Hoy es 18 de mayo y se habla de

El precio medio por habitación se situó en 71,86 euros

La ocupación turística de Elche en octubre fue del 82,8%, 1 punto más que en 2022

25/11/2023 - 

ELCHE. La tasa de ocupación hotelera de Elche en octubre, con los datos definitivos, llega al 82,8%, lo que supone un incremento de 1 punto porcentual respecto al valor registrado el mismo mes de 2022. Aunque la bajada respecto a septiembre es de 6,3 puntos, se trata de un buen dato para este mes y logra mantener la tendencia de mejora del dato interanual.

En cuanto a la rentabilidad, los resultados también son favorables, con un precio medio por habitación que alcanza los 71,86 euros, una cifra que supera en 10,71 euros la registrada en octubre de 2022 e incluso está por encima del dato de septiembre, que fue 20 céntimos inferior.

Las buenas temperaturas reinantes y la práctica ausencia de lluvias en octubre han alargado la posibilidad de disfrutar de las actividades al aire libre. Los puentes del 9 y 12 de octubre han registrado altas ocupaciones y también ha sido destacable el impulso a las pernoctaciones relacionado con eventos MICE, como la European Space Power Conference – ESPC 2023, que congregó a 400 congresistas entre los días 2 y el 6, el certamen Futurmoda, que se celebró en IFA los días 18 y 19 o el I Congreso Multidisciplinar para Policías que organizó la Policía Local de Elche entre el 25 y 27.

Las cifras de tráfico aéreo en el aeropuerto de Alicante-Elche Miguel Hernández han sido de récord en octubre, con un total de 1.586.073 pasajeros, un 17,0% más que el mismo mes de 2022 y un 11,1% más que octubre de 2019.

Los datos nacionales de ocupación turística (referidos en este caso a septiembre) son igualmente positivos. El grado de ocupación por plaza se situó en el 66,2%, con una tarifa media de 116,66 euros. La estancia media fue de 3,27 días.

La previsión para noviembre es el mantenimiento de niveles de ocupación similares a los de 2022, es decir, un descenso de visitantes respecto a octubre que se corresponde con la evolución estacional habitual de los flujos turísticos.

Los retos de la ciudad para el periodo de final de otoño pasan por reforzar la promoción turística en mercados tanto de proximidad como nacionales e internacionales y lograr captar eventos profesionales, deportivos y culturales que animen la ocupación. Igualmente relevante es conseguir dinamizar la vida urbana y la apuesta cultural y gastronómica de la ciudad para atraer visitantes de fin de semana en torno a una oferta competitiva y diversa.

Noticias relacionadas

next
x