X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

EL CONSELL ATRIBUYE LOS reTRASOS A LA COMPLEJIDAD JURÍDICA PARA LA EJECUCIÓN DE LAS OBRAS 

La llegada del Centro de Emergencias en Orihuela podría dilatarse hasta finales de 2020

21/09/2018 - 

ORIHUELA. El Consell da una nueva fecha límite para que llegue a Orihuela el Centro de Emergencias: diciembre de 2020. Desde la Generalitat Valenciana contemplan la ampliación del plazo de finalización y justificación de las obras incluidas en el Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva en los municipios de la Comunidad Valenciana, iniciativa en la que se enclava el Centro de Emergencias, hasta antes del 15 de diciembre de 2020. El cambio se refleja, desde el 14 de septiembre en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana, donde, aún está en periodo de información pública, sujeto a cambios.

Hasta ahora, la fecha límite del plan era junio de 2019, y de hecho, el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, instó al Consell, a través de una carta dirigida al president de la Generalitat, Ximo Puig, que "asuma su responsabilidad y licite, adjudique y ejecute las obras del Centro de Emergencias de la Costa, o delegue las competencias tal y como les plantearon meses atrás".

Desde el Consell, aseguran que están trabajando en la respuesta a esta petición del alcalde de Orihuela y que se la harán llegar. Desde el Gobierno autonómico son conscientes de la dilación en el proceso del Centro de Emergencias. Así, los motivos por los que apuestan por ampliar el plazo hasta 2020 para las obras incluidas en el plan especial  según explican desde el área de Presidencia, son fruto de la complejidad jurídica inherente a la ejecución de las obras.  

Y es que, la ejecución de las labores, que comenzó en 2009, fue paralizada por la quiebra de la empresa constructora hasta la pasada crisis y son causas no imputables a la administración, según afirman desde el Consell. Esta circunstancia, unida a la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos el pasado 9 de marzo, que obligó a redactar nuevos pliegos ajustados a la norma, así como la tramitación de expedientes de modificación presupuestaria para poder incorporar los créditos necesarios para continuar con las obras paralizadas, son los motivos por los que la administración autonómica ha decidido ampliar el plazo de las obras, que deberán ejecutarse, previsiblemente, si no hay modificaciones, antes de diciembre de 2020. Este es el principal motivo esgrimido por el Consell. 

Además, añaden que la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias (AVSRE), “consciente de la necesidad y la importancia de resolver la difícil situación en la que se han visto los ayuntamientos afectados”, ha estado impulsando todas las medidas necesarias para que las competencias que la Ley atribuye a la Generalitat, concretamente a la AVSRE desde la creación del organismo autónomo, puedan delegarse en los ayuntamientos con las mayores garantías.

El documento donde se refleja este cambio de fechas en ciernes es el Anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales, de Gestión Administrativa y Financiera, y de organización de la Generalitat 2019, en exposición pública. Ahí contemplan la ampliación del plazo de finalización y de justificación de las obras incluidas en el Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva en los municipios de la Comunidad Valenciana, hasta antes del 15 de diciembre de 2020.

Los comienzos

El Consell dotó a varios ayuntamientos de tres planes especiales de apoyo desde 2009. Así, se aprobaron créditos extraordinarios para atender su financiación y la ejecución de las obras correspondía a la Generalitat. No obstante, en diciembre de 2017 el Consell permitió la delegación de competencias a las entidades locales. Para ello es necesaria realizar una solicitud por parte del ayuntamiento.

Desde el Consistorio oriolano, a principios de semana, Emilio Bascuñana y el edil de Emergencias, Víctor Valverde, enviaron una carta dirigida al Consell en la que se pedía la ejecución de las obras lo antes posible, contemplando el límite de las obras fijado en el 30 de junio de 2019. Ahora, el Consell da un margen más amplio, diciembre de 2020. El Gobierno local de Orihuela destacaron entonces que el proyecto, que contaba con la cuantía económica de 2.194.000 euros, se encuentra parado. “En julio, se nos comenta que se estaban viendo nuevas fórmulas. Querían que el Ayuntamiento licitara la obra a través de una delegación de competencias. Además, se nos quitaba dinero del que nos habían confirmado en octubre de 2017. Faltaban cerca de 600.000 euros”, aseguró el edil Víctor Valverde.

Además, Valverde apuntó que debía ser “una de las primeras medidas que tendrá que tomar la Conselleria, porque a estas alturas es ya prácticamente imposible licitar y adjudicar las obras”.

Ahora, el margen para los trabajos será mayor, para no perder la subvención y, aunque puede haber cambios y aún no se ha fijado una previsión de plazos, con casi toda seguridad habrá que esperar a más tarde de junio de 2019 para que el Centro de Emergencias sea una realidad en Orihuela.

Noticias relacionadas

next