X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

colea desde hace más de dos años: 3,7 millones

La Generalitat saca adelante el acuerdo entre l'Alfàs y Benidorm por las mejoras en las depuradoras

24/04/2019 - 

BENIDORM. La Generalitat Valenciana, a través de Presidencia, ha firmado al fin el convenio con el Ayuntamiento de Benidorm y el de l'Alfàs del Pi. El acuerdo fija una serie de mejoras en las instalaciones de saneamiento cifrado en 3 millones de euros (3,7 millones incluyendo el IVA). Se trata de un proyecto que colea desde hace dos años, cuando los respectivos plenos aprobaron realizar estas reformas por esta vía de cooperación entre los dos municipios vecinos.

El convenio recoge diferentes obras en las estaciones de bombeo del Parque de Elche, Antillas y La Cala. En concreto, la zona de Benidorm estaría valorada en 2,4 millones, de los cuales, el 60% estará financiado por la Epsar (1,8 milllones), mientras que el resto será por parte del Ayuntamiento, es decir, algo más de 600.000 euros, todo ello sin incluir el IVA. 

Prácticamente será el mismo importe el que asume el Ayuntamiento de l'Alfàs, para el que contemplan obras en las instalaciones de l‘Albir, San Pere, Finca Angelita, Cautivador y Foia Blanca.

De este modo, harán trabajos de mejora sobre todo por el paso del tiempo y del usos. Hay que tener en cuenta que durante los últimos años se han estado haciendo renovaciones para que no colapsara en ningún momento. No obstante, según aparece en el acuerdo, por parte de Benidorm aseguran que parte de la calderería y valvulería cuenta con una antigüedad de unos 30 años que, por su "estado de grave deterioro y desgaste, deben ser sustituidos con la mayor urgencia posible". Al mismo tiempo, recuerdan en el documento la importancia de su buen funcionamiento y lo que implica los efectos negativos de las obras: "se trata de bombeos en los que cualquier parada ocasiona vertidos de agua residual a la playa".

En las mismas condiciones está l'Alfàs, así como problemas iguales, ya que también se encuentran al lado de la costa. A lo que habría que añadir que tienen que ampliar "la capacidad del bombeo ante las nuevas previsiones de caudal por crecimiento urbanístico de la zona", en relación a las estaciones de Sant Pere y Foia Blanca.

El acuerdo fue rubricado por los presentes en la reunión el pasado mes de marzo, en el que se encontraban el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, el primer edil de l'Alfàs del Pi, Vicente Arques y la consellera de Agricultura, Elena Cebrián.


Noticias relacionadas

next
x