Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista a adrián ballester, portavoz del pp en la diputación

"La Generalitat debería coordinarse mejor en Innovación; tiene dos departamentos que no se hablan entre ellos"

9/12/2019 - 

ALICANTE. El portavoz del PP en la Diputación de Alicante y diputado de Innovación, Adrián Ballester, concede una entrevista a Plaza en la que habla de las relaciones en el seno del equipo de gobierno de la Diputación, donde por primera vez hay un gobierno de coalición; de las prioridades del gabinete de Mazón, y de la coordinación con la Generalitat y los partidos de la oposición. Reconoce que hay una nueva etapa en la institución provincial porque, a su juicio, se respeta la interlocución de la provincia de Alicante.

-¿Qué tal es compartir un gobierno de coalición?

-Es mi primera experiencia personal, y la verdad es que hemos congeniado muy bien con los diputados de Ciudadanos. Tenemos un Gobierno sólido, homogéneo, y de futuro para los cuatros años de mandato.

-No ha cambiado el partido que gobierna, pero sí el presidente y su discurso. ¿Hay más predisposición a colaborar más con la Generalitat Valenciana cuando en el anterior mandato hubo más fricción?

-El anterior mandato ya comenzó mal por parte de la Generalitat: puso en marcha la red de libros de texto gratuitos #xarxallibres sin contar con la diputación ni explicárnoslo. En esta legislatura, tenemos un nuevo talante por parte de la Generalitat, el propio Ximo Puig estuvo en la sesión de investidura de Mazón y hemos reiniciado las relaciones desde cero. Estamos colaborando con muchas acciones y nuestra intención es seguir colaborando porque es nuestra obligación para dar mejor servicio a los ciudadanos.

-¿El cambio viene motivado por una de las dos partes o por el contexto político? Los ciudadanos lo que quieren es institucionalmente colaboración…

-En estos momentos, cuando hay tanta inestabilidad política en España, que haya colaboración y lealtad entre los gobiernos es importante. Estamos siendo leales con el Consell y desde el minuto cero lo que pedimos fue lealtad con la provincia de Alicante.

-En los últimos se han producido algunas decisiones judiciales, como la declaración de constitucionalidad de la Ley de Mancomunidades del Consell o cierta laxitud en la aplicación del plurilingüismo, que a lo mejor han condicionado el discurso del PP en la Diputación…

-La cuestión de plurilingüismo nos sigue preocupando ahora mismo en la Vega Baja. Compartimos la inquietud de los padres y lo que va a pasar el próximo curso, y si el derecho de exención al valenciano, que tienen las zonas castellanoblantes, se va a eliminar en las asignaturas no lingüísticas. Lo que pedimos a la Generalitat es sentido común en esta cuestión y que se respete la voluntad de los padres a elegir la educación de sus hijos.

-Pero en la Ley de Mancomunidades han tenido que asumir la ley…

-Lo que pedíamos en esa ley era que se respetara la propia autonomía de la Diputación para tomar sus decisiones, y eso lo ha reconocido el Tribunal Constitucional. Eso se ha respetado, también en la Ley de Servicios Sociales; no hemos tenido ningún encontronazo con la Generalitat y nos gustaría llegar a acuerdos sobre estos temas y que no se politicen.

-La oposición también ha cambiado: el PSOE tiene más representación; Compromís, menos. ¿Va ayudar o ha ayudado eso a rebajar la tensión en la Diputación?

-La legislatura ha empezado diferente: es una legislatura, de momento, positiva para la provincia de Alicante, que es el objetivo fundamental. Y en este caso, PSOE y Compromís están haciendo su oposición; no nos gustaron sus criticas por el tema de las ayudas y la gestión de la DANA porque entendíamos que hemos estado colaborando lealmente con todas las instituciones públicas. La Diputación ya ha anunciado qué cantidad presupuestaria es la que contemplan las cuentas de 2020 para reparar las infraestructuras dañadas que son de titularidad municipal, y es dónde la institución provincial tiene competencia. A excepción de esto, el tono de la oposición es diferente, y nosotros les hemos dado todos los recursos para que hagan una labor digna.

-PSOE y Compromís cuestionaron las críticas del presidente Carlos Mazón hacia la Confederación Hidrográfica del Segura…

-Las críticas siempre son sanas en una democracia. Todos hacemos críticas y no hay que tener miedo a las críticas. En el caso de la CHS, hasta los propios alcaldes socialistas lo han puesto en cuestión. No es una cuestión nuestra. La gestión de la CHS era muy mejorable, y hasta el propio presidente, Mario Urrea, lo ha reconocido.

-Se han producido cambios en la Diputación, ¿habrá cambios en la presidencia del PP provincial de Alicante?

-El mejor afiliado que tiene el PP para ser presidente es Carlos Mazón. Y todos esperamos que Carlos asuma las riendas del partido.

-¿El congreso provincial se va a adelantar? ¿hay alguna fecha prevista?

-El partido, a nivel nacional, en estos momentos, está centrado en si España tiene o no gobierno. De no haber gobierno, supone problemas para todos. Estamos en eso y no hay un calendario para el congreso. España está por encima de los intereses particulares de los partidos. En el momento que se conforme gobierno, nos pondremos con las cuestiones orgánicas.

-Sé que los objetivos del equipo de gobierno están en el pacto que suscribieron con Ciudadanos, pero entiendo que hay unas preferencia por encima de otros. ¿cuáles son?

-Creo que ya se han podido ver esos cambios: hay un nuevo reparto de las ayudas a la hora de plantear las infraestructuras municipales para que los que gobiernos locales tengan autonomía para hacer lo que quieran en una legislatura; que cuenten con ese dinero y puedan planificar todo el mandato. Creo que es un avance. También en la cuestión de transformación digital de la administración porque afecta a muchos servicios públicos, y de esta manera, poder gestionar todos de manera más eficiente, como puede ser el ahorro energético o el alumbrado público. Debemos dar ejemplo con la concienciación del cambio climático. A parte de esos ejes de gestión, nuestro objetivo es conseguir los mayores fondos de europeos para la provincia de Alicante. Vamos a tener nuevos modelos: vamos a lanzar una nueva licitación en cada una de las líneas de financiación que existe en la UE para las entidades locales y queremos que la nueva cultura europea esté en la Diputación y en los ayuntamientos. Les vamos a ayudar para que pidan proyectos a Europa. Es una realidad que cada vez se habla más de Alicante en Bruselas y nuestra intención es continuar ese camino que hemos emprendido y participar en ese gran plan de digitalización que tiene pensada la UE y contarlo a los ayuntamientos y a todos nuestros sectores productivos.

-Hasta hace pocos años, dos o tres, las ventajas que se podían extraer de la  UE era muy desconocidas para los ayuntamientos…

-Hace dos años que asumí esa competencia y desde entonces le estamos dando más visibilidad y cada vez nos presionan más para que participemos en sus programas. Nuestro objetivo es que Alicante se convierta en un polo de atracción y que seamos la capital tecnológica del Mediterráneo.

-¿Con eso comparte el objetivo con la Generalitat Valenciana?

-Efectivamente, compartimos con la Generalitat, y con el Ayuntamiento de Alicante. Es importante la coordinación con la Generalitat y brindamos nuestra colaboración en materia de innovación, pero creo que va a ser difícil coordinarse con el Gobierno valenciano porque no se está coordinando. Es absurdo, por ejemplo, que en la materia de innovación, el IVACE, de la Conselleria de Economía, que no es la Agencia Valenciana de la Innovación, ocupe los puestos en Europa donde se habla de innovación. O que los institutos tecnológicos tampoco dependan de la Conselleria de Innovación. Lo que no puede ser es que la Generalitat por sus equilibrios internos o las chanzas entre los tres partidos, se convierta en departamentos-estanco que no hablan entre sí. Lo que tiene que hacer la Conselleria de Innovación es coordinarse en innovación, que la propia conselleria tenga presencia en los órganos de decisión de la UE y coordinarse con el resto de instituciones. La relación personal es buena, pero creo que la Generalitat tiene un problema.

-¿Ha cambiado UE respecto a las entidades locales o hacia los jóvenes?

-Esta semana pasada he estado en Bruselas y he podido comprobar, de nuevo, que hay una mentalidad sur y otra norte. Se tienen que conjugar los intereses de ambos lados. Con la salida de Gran Bretaña de la UE, España tendrá una situación privilegiada en la UE y la tenemos que aprovechar. Nos convertimos en una potencia dentro de la UE con un papel decisivo y es importante que cuenten con nosotros.

-Le preguntaba porque la UE está preocupada por los populismos y tratar de hacer ahora una política más cercana…

-La UE le da ahora mucha importante al ámbito de la comunicación y de combatir las fake news. Cuando estamos planteando proyectos nuevos, la UE quiere saber cómo lo vamos a contar y quiere que tengamos en cuenta que piensan los ciudadanos: todos los proyectos de la UE deben tener un proceso de participación pública, donde los ciudadanos sean copartícipes de las decisiones que estamos pidiendo sus gobernantes. El objetivo es que los ciudadanos se vean reflejados en ese proyecto.

-¿Los populismos son la gran amenaza para Europa?

-Los populismos y los nacionalismos son un cáncer para Europa.


Noticias relacionadas

next
x