X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

instalará sensores para analizar el estado del patrimonio

La Fundación Santa María La Real monitorizará el 'coworking' Torre Juana de Andrés Pedreño

29/11/2018 - 

ALICANTE. La Fundación Santa María la Real y la empresa IT&IS Siglo XXI, propietaria de Torre Juana, donde se ubica el coworking del ex rector de la Universidad de Alicante, Andrés Pedreño, han suscrito este miércoles un convenio de colaboración por el que la entidad cultural monitorizará el conjunto patrimonial del siglo XVI. Es decir, que los técnicos de la entidad cultural aplicará el  Sistema de Monitorización del Patrimonio (MHS), una solución tecnológica que permite la gestión inteligente  y la conservación preventiva de los bienes culturales. Ya se ha aplicado en otros tantos edificios de Castilla-León y Madrid, donde actualmente opera la fundación, y ahora Torre Juana ejercerá de laboratorio o escaparate con el objetivo de puede trasladarse a edificios patrimoniales de Murcia, Orihuela o a otros puntos del Mediterráneo, según ha expuesto Pedreño.

El MHS es un sistema tecnológico comercializado por Telefónica como Smart Patrimonio y se basa en la colocación de pequeños sensores inalámbricos que controlan on line y en tiempo real diferentes parámetros ambientales y estructurales y otros relacionados con el uso,  la seguridad y la eficiencia energética de un edificio histórico. 

El director general de la Fundación Santa María La Real, Juan Carlos Prieto, ha expuesto que este sistema ya ha instalado, con éxito para sus gestores, en muchos edificios dispersos de la zona norte de Castilla-León. En concreto, ha explicado, comenzó en Aguilar de Campoo, en Palencia y desde entonces se ha extendido en muchos edificios, a los que les permite examinar su estado, a través de 35 parámetros. Prieto ha puesto como ejemplo el caso de las Murallas de Ávila, que gracias a la instalación de los sensores en el interior de las paredes se ha permitido no sólo saber el estado de conservación, sino extraer "muchos datos que después se pueden utilizar para la toma de decisión en el ámbito del turismo o la movilidad de las personas". "Nos permite un uso responsable del patrimonio; nos ofrece datos en tiempo real y con el que podemos predecir muchas cosas", ha afirmado Prieto.

En el caso de una catedral, son necesarios la instalación de más de 100 sensores; la Muralla de Ávila, por ejemplo, tiene 60 instalados. Ahora, en el caso de Torre Juana, se instalará unos 10 ó 15 para conocer el estado del complejo patrimonial, que todavía está con obras de restauración en la zona de las Caballerizas. Prieto ha puesto en valor que el sistema de sensores permite un ahorro a largo tiempo, pues la información que aportan los sensores permiten tomar medidas sobre los edificios con prevención y evita inversiones futuras motivadas por el deterioro de una estructura patrimonial.

Desde ese punto de vista, el responsable de la fundación cultural asegura que "Torre Juana es una oportunidad idónea para aplicar los sistemas tecnológicos MHS" y de esta manera "tener información al momento de unas de las señas de identidad de la Huerta de Alicante". 

Por su parte, Andrés Pedreño también ha coincidido en afirmar que la firma del convenio entre las dos entidades "permitirá aprender y a crear sinergías" entre las empresas instaladas ya en el coworking de Torre Juana, o su traslación a otros edificios históricos de todo el arco Mediterráneo. "Torre Juana va a ser un laboratorio, y un ejemplo de economía colaborativa", ha recalcado.

Noticias relacionadas

next