se han adquirido más de 400.000 mascarillas a dos meses de su final

La fiebre del material covid: firmas que ofrecieron a Elche mascarillas sin certificar y empresas hasta jamoneras

24/04/2022 - 

ELCHE. Al calor del fatídico impacto de la pandemia de la covid-19 en todo el país en 2020, el Ayuntamiento preparó una licitación para adquirir suministro de material sanitario para hacer frente a esta u otras contingencias en el futuro. Eso sí, un concurso público ordinario, fuera de los contratos de emergencia que están generando polémica en otros lugares —a nivel local se realizaron, pero para otros servicios relacionados con vales de comida y albergue—. De hecho, se presentaron más de 60 empresas a los diversos lotes en un procedimiento que ha durado un año desde marzo de 2021 por tal cantidad de contratistas. Eso sí, muchos han quedado fuera por material sin certificar; en algunos casos, incluso se presentaron compañías que no son del sector correspondiente.

Más de 450.000 mascarillas que se han formalizado dos meses antes del fin de las mismas

Para ello se consignaron 276.500 euros que se han acabado por adjudicar recientemente a través de los diferentes lotes. El lote 1 de mascarillas quirúrgicas IIR y mascarillas FFP2 se ha adjudicado a Solfix Engineering por 233.467,2 euros; el lote 2 de guantes de nitrilo y batas a Nacatur 2 España por 11.132 euros; el lote 3 de gel hidroalcohólico, desinfectantes y papel secamanos a la ilicitana Fumisan por 31.944 euros. En total, se han adquirido unos 3.000 litros de gel hidroalcohólico, 300 de producto desinfectante, más de 400.000 mascarillas, 72.000 de mascarillas FFP2 u 840 pares de guantes, entre otros. Se presentaron tantas compañías que entre el repaso del material, la comprobación u otros requerimientos, prácticamente se ha adjudicado y formalizado la compra en febrero y marzo. Una compra casi a las puertas de la eliminación de la obligatoriedad del uso de la mascarilla. Los tiempos de la administración. Eso sí, quedarán como suministro municipal para posibles futuros usos como su particular 'reserva estratégica '. 

Empresas que no pasaron el filtro por ser materiales sin licencia adecuada...

Asimismo, como rezaban los requisitos, se debían presentar certificaciones y documentación que permitiese la comprobación de los requisitos técnicos y de calidad que se solicitan, acordes a certificaciones europeas o de la Agencia del Medicamento. Un paso por el que bastantes firmas quedaron eliminadas del proceso, aunque la no certificación ha sido algo generalizado durante la pandemia. En cualquier caso no deja de ser llamativo siendo productos sanitarios, como lo fue también que se presentaran compañías que directamente no eran del sector de la higiene, limpieza o de productos de salud. Como apuntan fuentes municipales y también ha ocurrido en otros lares, algunas firmas se sumaron al carro de estos contratos viendo la oportunidad. La mayoría de las que se presentaron pertenecían al sector, aunque no todas. 

... y otras que se presentaron siendo de otros sectores, incluso del jamonero

Por ejemplo, una empresa de Tenerife dedicada a la actividad deportiva y representación; otra alicantina dedicada a la comercialización de productos deportivos y organización de eventos; otra firma de marketing comercial madrileña; papelerías de Alicante; una compañía de moda eco-friendly valenciana, particulares... Hasta una compañía de venta de jamón de Salamanca, What Jamon, que como reconocían desde la empresa, que se recicló en 2020 para abrir negocio. Un movimiento que explica la presentación de algunas de estas empresas, que o bien se reinventaron para abrir nicho, o que directamente tenían contacto con proveedores para ofrecer estos productos a pesar de no ser directamente del sector.

En cuanto a la presentación de la oferta, la gran mayoría de las contratistas, estuviesen o no directamente relacionadas con los servicios, no presentaron las licencias exigidas de la Agencia Española de Medicamentos ni cumplían con los envasados o etiquetados de los productos o con especificaciones europeas. En definitiva, aunque las adjudicaciones se han realizado entre las pocas que cumplían con los requisitos de cada lote, la licitación es también un reflejo del mercado cuasi 'salvaje' que se vivió en la pandemia: búsqueda de proveedores donde los hubiere y empresas que se reciclaron para poder subsistir o bien aumentar nicho de negocio. En los casos más extremos incluso en la ciudad se llegaron a retirar mascarillas sin homologar o defectuosas que se habían detectado en farmacias. Precisamente por firmas que tampoco eran del sector y que no fabricaban en las condiciones salubres pertinentes.

Noticias relacionadas

next
x