X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La Policía precisa que no tuvo nada que ver con la pancarta y menos con el lema de la misma

La expulsión y propuesta de sanción para el peñista del Hércules fue "por alteración del orden público"

2/12/2019 - 

ALICANTE. "Quebrantar una prohibición expresa de acceder al estadio y alterar el orden público". Esos son los motivos que el Cuerpo Nacional de Policía precisa que están detrás de la propuesta de sanción contra el aficionado del Hércules relacionado con la pancarta "Respetad el escudo".

Aunque la peña El Chepa no había solicitado autorización para introducirla y el material del que estaba hecha no hubiese permitido que recibiera luz verde (no era ignífugo), en ningún caso lo anterior y el lema de la misma se encuentra detrás de la una propuesta para sanción que será de multa de 3.001 euros y prohibición de entrada a los estadios de un año.

Como contó Alicante Plaza este domingo, una quincena de aficionados, la mayoría pertenecientes a la peña El Chepa, se concentraron en la puerta cero para recibir a los jugadores con la pancarta y luego se dirigieron al club a solicitar autorización para introducirla. El jefe de seguridad del Hércules les explicó que debían haber solicitado la misma con un mínimo de 48 horas de antelación porque han de trasladar la solicitud a la Policía para que esta decida y se les emplazó a hacerlo de cara al próximo partido en casa, dentro de dos semanas con el Badalona. Además de lo anterior, la Policía precisa que el jefe de seguridad contactó con el coordinador del dispositivo policial, el máximo responsable del mismo, que le reiteró a los aficionados la negativa y ante la beligerancia de uno de ellos ("La voy a entrar por mis cojones", dijo en la puerta cero) se le advirtió de que a él tampoco se le permitía la entrada de acuerdo con "una potestad que se encuentra dentro de sus atribuciones". 

Una vez iniciado el partido, desde la seguridad del club se informó al coordinador de la Policía Nacional de que el aficionado en cuestión se encontraba en el interior del estadio, además "sentado en una zona no habilitada" (una escalera del fondo sur), por lo que varios agentes se desplazaron al lugar para identificarle (momento en el que profiere a los funcionarios policiales expresiones como "Esto es de chiste (...) estáis a sueldo del club (...) esto es una vergüenza") proceder a su expulsión del estadio y proponerle para sanción por una presunta vulneración de la conocida Ley 19/2007, de 11 de julio, contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte, propuesta sobre la tendrá que pronunciarse la Comisión Antiviolencia y, en su caso, la subdelegación del Gobierno

Desde el Cuerpo Nacional de Policía recalcan que la expulsión y propuesta de sanción del aficionado "en ningún caso guarda relación directa con la pancarta"; que la entrada de esta "no se autoriza porque lo anterior no se ha solicitado de acuerdo al procedimiento establecido" y que de haberse hecho conforme al mismo "no hubiese recibido el visto por el material del que estaba hecha pero no por el mensaje que contenía.

Lo sucedido levantó una buena polvareda en las redes sociales ya durante el desarrollo del encuentro pero especialmente tras el mismo con acusaciones expresas de censura tanto hacia el club como a la Policía por parte de varias peñas.

Noticias relacionadas

next
x