Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

en la edición de 2020 participan 140 marcas españolas menos

La exportación de calzado cae un 20% durante el primer semestre: Micam se la juega con el modo online

18/09/2020 - 

ELCHE. El sector del calzado sigue regido estos meses por la incertidumbre del sector, ya que el comercio no acaba de levantar cabeza, dado que la moda no es un bien de primera necesidad, por lo que es muy sensible a este tipo de situaciones coyunturales. La gente sigue sin consumir a los ritmos prepandemia y muchos comercios, clientes de los fabricantes, siguen acumulando stock de la campaña de verano. Un contexto que explica que las exportaciones semestrales se hayan saldado con descenso del 21% respecto al mismo periodo de 2019. Al tiempo, la feria internacional más importante, Micam en Milán, intentará capear el temporal ofreciendo un modelo mixto con la feria in situ pero también con una parte 'online'. Lo han llamado un entorno 'phygital'.

Así que como era previsible en el sector, las pérdidas son notorias dado que durante el primer semestre del año, las exportaciones han alcanzado los 1.073,3 millones de euros, con un descenso del 21% respecto al mismo periodo de 2019. Como dato positivo, las exportaciones del mes de junio presentan un comportamiento más similar a las de junio 19, lo que avanza una recuperación, aunque lenta. En cualquier caso, el monto de las exportaciones hace ver la preponderancia del sector, dado que uno de cada cuatro euros de la exportación valenciana proviene del calzado. 

En ese sentido, otro dato que muestra el contexto es que en Italia, otra potencia zapatera y que es el segundo comprador de calzado español, las exportaciones de calzado español durante el primer semestre de 2020 han ascendido a 143,3 millones de euros, una caída sensiblemente superior que la general: caída del 22%. 

La coyuntura, obviamente, se ha dejado ver en Micam. Por culpa de la pandemia participarán 140 compañías de calzado menos que en 2019, siendo entonces 221 marcas españolas y 78 marcas españolas ahora. Desgranando la modalidad, son 47 marcas las que expondrán en el recinto ferial Milano-Rho en la edición 90 de MICAM que comienza el 20 de septiembre; 44 marcas participan en la edición digital que se desarrolla desde del 15 de septiembre al 15 de noviembre y 13 marcas las que participan a la vez en la feria física y el evento online. Y de las 47 marcas que participan allí físicamente, 11 serán de Elche, sobre un tercio. 

Según los organizadores, la feria cuenta con 500 empresas y ya ha recibido confirmación de la participación de más de 5000 compradores internacionales, principalmente de Italia y Europa. Como comenta la presidenta de Avecal, Marian Cano, "habrá un número muy reducido de visitantes porque hay áreas económicas que no participarán, como Asia". Tampoco les sorprenden la bajada de cifras, ya que son dos temporadas las afectadas (primavera/verano y la de invierno de 2020), y están a las puertas de que entre en esa mala tendencia la tercera: primavera/verano 2021. 

El sector pide más flexibilidad

Es una situación en la que se han suspendido ferias internacionales, Micam sufrirá un importante freno y se han medio salvado los muebles con la feria regional alemana Gallery Shoes, de la que Cano apunta que "para las expectativas con las que se acudía sirvió para animar un poco el mercado". Reconoce que aunque la situación es delicada, "las empresas siguen con el ánimo de seguir presentando colecciones, intentando mantener la empresa y el empleo hasta que la situación mejore". Y en cualquier caso, a pesar de la gravedad, resta algo de importancia a la falta de afluencia a Micam, ya que "muchos empresarios están buscando otras fórmulas para contactar con los clientes", ya que el trato es cada vez más frecuente y al final estas ferias son en una parte importante un punto de encuentro en el que compartir perspectivas de mercado. 

A nivel económico, la presidenta de la patronal valenciana de calzado apunta que están uitlizando "las pocas herramientas que nos han dado", es decir, los ERTE y los créditos ICO, aunque cree que se debería ampliar la carencia de estos préstamos en más de un año, "ya que nuestro sector va a estar en esta situación más allá de un año", e incluso habla de ampliar los propios ICO. También cree que las empresas se encuentran con la falta de aseguramiento de sus compras, por lo que la solicitud de aplazar la mercancía hace que baje el seguro de caución. "Se tiene que trabajar en fondos de reaseguramiento como están haciendo otros países, de lo contrario aquellos clientes que quieren seguir trabajando lo van a tener más difícil". 

En su opinión, "la clave es mantener la flexibilidad, somos sector intensivo en mano de obra. Si el comercio no puede operar con normalidad, al final repercute en la industria, que ya tiene que soportar difíciles cargas si no tiene más ayudas". 

Noticias relacionadas

next
x