Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el grupo vilaplana asumió la zona de restauración del casino

La empresa hotelera de Muro que pujó por Panoramis se declara en concurso dos años después

24/08/2020 - 

ALICANTE. El Grupo Vilaplana de la localidad alicantina de Muro de Alcoy no pasa su mejor momento. Su sociedad de cabecera, Vilaplana Pérez Hermanos SL, se acaba de declarar en concurso de acreedores, con su principal activo, el hotel Vila de Muro, cerrado. La firma fue una de las que pujó, hace solo dos años, por el centro comercial Panoramis, entonces en subasta judicial tras la liquidación de Marina de Poniente.

Así, el juzgado de lo Mercantil 2 de Alicante ha declarado el concurso de acreedores voluntario de la sociedad hotelera de los Vilaplana, y ha intervenido las facultades de administración de los propietarios de la empresa. Al frente de la firma ha situado como administrador concursal al abogado alicantino Abraham García, uno de los que fuera administrador también en el polémico concurso de la promotora alcoyana Luxender.

Hace solo dos años, el Grupo Vilaplana sorprendió al sector al pujar por la concesión del centro comercial Panoramis, en un proceso en el que su oferta se midió a la del grupo británico Intu, que luego se retiró, y a la de Kuntajara (el grupo de Juan Carlos Ramírez, finalmente adjudicatario tras la retirada, también, de Vilaplana Pérez Hermanos). El grupo de Muro desistió después de un largo cruce de impugnaciones sobre el cumplimiento de los requisitos de la subasta, en torno al aval que debía cubrir la deuda de la concesión con el puerto.

Jordi Vilaplana, con Galant, Barcala, Mazón, Sánchez y Peral en la inauguración de Xicranda. Foto: AP

Esto sucedía en 2018. Poco después, a principios de 2019, el Grupo Vilaplana cerraba un acuerdo con el Real Liceo Casino de Alicante para asumir la gestión de su nueva zona de restauración, cuyo anterior gestor había dado la espantada dando lugar a una larga guerra en los juzgados entre algunos de los barristas y el Casino, que intentaba desalojarlos para que el grupo de Muro arrancase su nueva propuesta. El nuevo proyecto de Vilaplana, Xicranda, abría sus puertas finalmente el pasado otoño, pero nunca terminó de despegar, y la pandemia para haber sido la puntilla.

El grupo Vilaplana asumió la gestión de la restauración del Casino con una nueva firma, Explanada 16 Casino SL, creada ex profeso en enero de 2019 con una inyección de 60.000 euros de capital y Jordi Vilaplana y Calixto Pérez como administradores. No obstante, Pérez y el tercer socio vendieron su parte de la empresa a Vilaplana hace un año, en junio de 2019 (antes de la inauguración) y se desvincularon de la gestión de la empresa. El propio empresario de Muro ha dejado de figurar como administrador. 

A la firma que ha ido ahora a concurso, que es la que presentó la oferta por Panoramis, le constan varias reclamaciones por impago de Suma y de la Tesorería General de la Seguridad Social, que le ha reclamado varias cuotas a lo largo de este año. 

Noticias relacionadas

next
x