X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por importe de 660.000 euros

La alicantina GTT, de dos en dos: contratos en Canarias y con el Ministerio de Hacienda

21/01/2020 - 

ALICANTE. La empresa alicantina Gestión Tributaria Territorial (GTT) ha comenzado el año igual que despidió el anterior: sumando nuevos contratos a su cada vez más extensa nómina de clientes. La firma fundada y dirigida por el 'padre' del organismo tributario Suma, Fernando Plaza, ahora propiedad del fondo de inversión español GED, ha fichado por el Ayuntamiento grancanario de Arucas, que va a utilizar su software, y por el Ministerio de Hacienda, que le ha adjudicado una parte del mantenimiento del Catastro.

Así, el pasado 14 de enero, la Sociedad Mercantil Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio (Segipsa), dependiente del Ministerio de Hacienda que tras la formación del nuevo Gobierno sigue dirigiendo María Jesús Montero, ha encargado a GTT la prestación de servicios de formación y mantenimiento del Catastro Inmobiliario, concretamente en la tramitación de expedientes catastrales de tipo físico, sin desplazamiento. El encargo se circunscribe a un acuerdo marco del que forman parte otras 24 empresas.

Días antes, el 24 de diciembre, la empresa alicantina se hacía con otro contrato, en este caso con el citado ayuntamiento de Gran Canaria. La Sociedad Municipal para el Desarrollo de Arucas ha contratado a GTT la licencia de uso para su aplicación informática de gestión tributaria, recaudación e inspección. El contrato incluye los servicios de implantación y puesta en marcha, así como la creación del centro proceso de datos. La firma alicantina trabajará en modo cloud.

Estos dos contratos suman 660.000 euros, según las respectivas resoluciones de adjudicación, y se suman a otros dos que GTT también se adjudicó en la recta final del pasado ejercicio: con el Ayuntamiento de Gerona (72.000 euros) para prestar soporte externo en la gestión de la cantidad pendiente de recaudar en la fase ejecutiva de los tributos locales, y con Reval, el 'hermano' de Suma en la Diputación de Valladolid (374.000 euros), para la explotación y mantenimiento del sistema integral de gestión tributaria y recaudación.

Como publicó Alicante Plaza en octubre, la empresa de Fernando Plaza facturó 33 millones de euros, y se anotó un beneficio de más de 5 millones de euros en 2018 (el último ejercicio cerrado), tras la entrada del fondo GED y la absorción de dos filiales por parte de la sociedad principal. En febrero de 2019, además, la firma alicantina compró otras dos empresas que operan en su sector en el País Vasco (Gesmunpal y Asesoramiento en Procedimiento Sancionador) y, un mes más tarde, compró por 2 millones de euros una filial en República Dominicana, Tecvasa Internacional, que participa al 55% en el consorcio que colabora en la gestión tributaria de varios ayuntamientos del país.

Creada a finales de los años 90 por el equipo fundacional de Suma, Grupo GTT se especializó en prestar los mismos servicios que habían implantado en el organismo público para otras instituciones. Así, presta servicios tanto de colaboración en la gestión de tributos municipales y autonómicos como de asesoramiento en la materia, y también implanta su software de gestión tributaria. En 2017 el fondo español GED se hizo con la mayoría accionarial de la firma, impulsada por varias cajas de ahorros y vendida luego a Realza Capital. Actualmente trabaja para más de 1.500 ayuntamientos, varias diputaciones y dos gobiernos autonómicos.

Noticias relacionadas

next
x