Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

se lleva el contrato de transporte sanitario

La empresa de helicópteros Babcock 'caza' otro contrato: 20 millones con la Junta de Andalucía

26/08/2020 - 

ALICANTE. La firma alicantina de helicópteros Babcock (la antigua Inaer) sigue demostrando que no tiene rival en los grandes contratos. No en vano, a pesar de los problemas judiciales que atravesó hace unos años por su relación con la Generalitat del PP y del conflicto del pasado verano por la bajada de sueldos a los pilotos, la firma radicada en el aeródromo de Mutxamel es la mayor empresa de su sector en el sur de Europa. 

El pasado mes de mayo, la empresa ahora propiedad del holding británico del mismo nombre se hacía con cuatro de los cinco lotes del contrato de prevención de incendios del Ministerio, valorados en 29 millones de euros hasta 2022, y ahora acaba de sumar a su cartera un nuevo contrato millonario: el del transporte sanitario para la Junta de Andalucía, por el cual ingresará 20 millones de euros durante los próximos tres años.

Babcock MCS España, la marca con la que explota su servicio de helicópteros (segregado del de mantenimiento de aparatos) el holding en nuestro país, fue de hecho el único licitador que concurrió al concurso, según la resolución de adjudicación, lo que da una idea del tamaño y características que deben reunir las empresas que pugnan con la antigua Inaer por este tipo de servicios. Al adjudicarse en un lote (a diferencia de otras autonomías como la valenciana, que apostó por trocearlo), Babcock ha sido la única en concurrir.

El objeto del servicio adjudicado por la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) de Andalucía es el transporte sanitario aéreo mediante helicópteros, tanto primario como secundario, de pacientes adultos, pediátricos o neonatos, así como el personal sanitario y los medios materiales adecuados, y cualquier otra actividad relacionada con el servicio público que presta la EPES en la que se requiera la utilización de helicópteros. Asimismo, el contrato incluye las prestaciones accesorias relacionadas con procedimientos de autorización, revisión o validación de infraestructuras aeronáuticas y otros.

La empresa anteriormente conocida como Inaer facturó en el último ejercicio (2019) un 6,3% menos: 133,9 millones de euros. Con todo, la firma logró reducir sus pérdidas hasta 4,77 millones después de impuestos (-5,9 millones en 2018). Además de los contratos con Salvamento Marítimo o el Ministerio de Agricultura, la empresa cuenta entre sus principales clientes con la Generalitat Valenciana y otras administraciones autonómicas, como Castilla-La Mancha, Andalucía, Galicia o Extremadura.

Durante el pasado ejercicio, la empresa llevó a cabo una importante reordenación societaria anti Brexit, para 'blindarse' ante un posible cambio regulatorio tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea, por la cual la sociedad dominante de la filial española se encuentra ahora en Malta. Mientras, el 51% del capital de la sociedad dominante está fuera del Reino Unido, en previsión de complicaciones legales para operar una vez culmine la desconexión con Europa.

Noticias relacionadas

next
x