Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

gestión adjudicada a aqualia (fcc) a finales de 2019

La desaladora de Mutxamel ya tiene 'clientes': El Campello pide sus 5 hectómetros anuales

11/11/2020 - 

ALICANTE. La desaladora de Mutxamel, construida en 2015 para completar las aportaciones del Júcar-Vinalopó como alternativa a la explotación de los acuíferos, está a punto de tener su primer 'cliente' un lustro después. La planta, como ha contado este periódico, funcionó durante dos años para enviar agua a la Marina Baixa, y en 2017 se 'apagó'. A finales de 2019 se adjudicó su explotación a Aqualia, filial de FCC participada por el fondo IFM, y ahora, por fin, la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) tramita la primera petición de derechos de un Ayuntamiento de la zona: el de El Campello.

La sociedad estatal Acuamed, que promovió la desaladora, tenía firmados convenios con todos los ayuntamientos usuarios (El Campello, Mutxamel, San Vicente del Raspeig, Sant Joan y Alicante) para repartir el caudal correspondiente a cada uno. Pero faltaba el trámite de que la CHJ concediese a cada municipio los correspondientes derechos hídricos sobre la capacidad total de la planta, en base a la Ley de Aguas, y El Campello ha sido el primero en formalizar la solicitud. En este caso, al consistorio campellero le corresponden 5 hectómetros al año (5.000.000 de metros cúbicos), y la CHJ ha sacado a exposición pública el expediente para autorizarlos.

Desde el consistorio señalan que en cuanto termine la tramitación en el organismo de cuenca, el municipio, de 28.000 habitantes, podrá comenzar a recibir su parte del agua desalada en la planta, de forma que se reduzca su recurso a las aguas subterráneas. Algo que, indicaron estas fuentes, viene instando la propia CHJ a los usuarios de la planta para cumplir cuanto antes con el objetivo de la infraestructura. El expediente se someterá a información pública durante el plazo de un mes desde este martes, tras su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Alicante, y en cuanto se apruebe El Campello se convertirá oficialmente en el primer cliente de la desaladora.

En este sentido, las mismas fuentes indicaron que, junto a la planta desaladora, había que construir unas infraestructuras complementarias (las conducciones para que el agua llegase a cada uno de los municipios usuarios), pero que las obras se paralizaron antes de finalizar, por lo que aún quedan trabajos pendientes. El Campello es uno de los pocos que ya tiene disponible dicha conexión, lo que explica que haya sido el primero en dar el paso. Mutxamel, por ejemplo, pese a que la infraestructura se emplaza en su término municipal, no dispone aún de conexión, por lo que no puede engancharse a la desaladora.

La planta desaladora de Mutxamel es una de las grandes instalaciones de desalación de agua de mar en la provincia de Alicante, junto a la megaplanta de Torrevieja. Su capacidad de producción de agua es de 50.000 metros cúbicos diarios, lo que equivale a una veintena de piscinas olímpicas al día. Al año, esta capacidad se cifra en 17,5 hectómetros, aunque se puede ampliar hasta los 80.000 metros cúbicos diarios o 29 hectómetros cúbicos al año. La planta cuenta con dos sistemas avanzados; uno híbrido de membranas que optimiza la calidad y el consumo, y otro consistente en la separación de permeados que logra dos calidades de agua para mejorar el rendimiento de la instalación.

Acuamed adjudicó la explotación a Aqualia en 2018, por un total de 2,63 millones de euros más IVA, y la compañía del grupo FCC comenzó a operarla a finales de 2019 para un periodo de dos años prorrogable por otros dos. La compañía cuenta con 20 años de experiencia en desalación por ósmosis inversa y ha desarrollado proyectos actualmente en operación como las instalaciones desaladoras de Mostaganem (200.000 m3/día) y Cap D'Jinet (100.000 m3/día), en Argelia; la de la Isla de Djerba (50.000 m3/día), en Túnez; o Minera Candelaria (45.000 m3/día) y Sierra Gorda (9.000 m3/día), ambas en Chile.

Noticias relacionadas

next
x