La Delegación de Estudiantes de la UMH apoya recurrir el decreto del grado de medicina en la UA

10/10/2022 - 

ELCHE. La Delegación de Estudiantes de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH) apoya el recurso propuesto por el Consejo Social y el rectorado de la universidad para paralizar la implementación del grado de Medicina en la Universidad de Alicante, al considerarlo "perjudicial tanto para el estudiantado como para el sistema público de salud".

Desde la Delegación de Estudiantes argumentan que el estudiantado ya se encuentra saturado en los diferentes centros médicos donde realizan sus prácticas desde segundo hasta sexto curso. Por ello, explican que añadir una nueva facultad implicaría "empeorar esta situación y extender dicha problemática a otros centros sanitarios".

Sostienen que la decisión de implantar el grado no solo no supone un beneficio para los pacientes, "sino que puede llegar a perjudicar su privacidad y, con ello, la relación médico-paciente".

Esta preocupación surge tras las palabras de la exconsellera Ana Barceló de que negociarán con la UMH las plazas en los hospitales. Los estudiantes lamentan que "Barceló desconociera el Real Decreto 1588/1986 que cita que un hospital universitario sólo podrá estar vinculado por concierto o convenio a una única universidad para la impartición de una misma titulación".

Por ello, creen que estas intenciones implicarían una pérdida de los convenios que disponen actualmente en hospitales que cuentan con todas o la gran mayoría de las especialidades clínicas (Hospital General de Alicante – Doctor Balmis; Hospital General de Elche). Según indican, esto supondría saturar uno de estos dos centros para incorporar a los 75 estudiantes de la UA, y el otro para los 130 de la UMH. Además, de incumplir el plan de estudios presentado a la ANECA en 2018.

También se muestran escépticos respecto a las palabras del conseller Miguel Mínguez (aunque fuera desde su opinión) de que implementar este grado “cumpliría con los deseos del Ministerio de Sanidad”. Desde la Delegación de Estudiantes creen que lo primordial es satisfacer la calidad asistencial de los pacientes, "y no aumentar plazas de estudiantes sin existir recursos suficientes para ello". Afirman que, la calidad debe primar sobre la cantidad. Por ello, instan al Ministerio de sanidad a incrementar plazas MIR y no aumentar más el superávit de egresados.

También se amparan para pedir dicho recurso y calificar el grado de innecesario, que ni desde el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) o cualquier otra entidad miembro del Foro de la Profesión Médica hayan reclamado aumentar el número de plazas. Creen que hay ‘superpoblación’ de egresados al haber crecido en un 66% el número de facultades de medicina, principalmente en universidades privadas durante los últimos años, pero solo en un 16% las plazas MIR.

Sumado a esto, explican que "muchos políticos se han basado en que muchos médicos se jubilarán en la provincia en los próximos médicos, lo que implicará un déficit". Sobre esto apuntan en primer lugar, la jubilación de muchos especialistas implicará escasez en el número de tutores MIR, y también señalan que la bolsa MIR, es nacional y no provincial. Además, afirman, este periodo es temporal, y no permanente.

Por ello, consideran la implementación de este grado como un "malgasto público" y no una inversión. Creen que sería mucho más conveniente invertir esos recursos en mejorar la docencia de medicina en las demás universidades públicas de la Comunitat o, mejor aún, destinarlas a mejorar las condiciones de los centros sanitarios de la provincia.

Ponen en duda la calidad de dicho grado al no contar con instalaciones suficientes para ello, visto está que el estudiantado de enfermería de la UA realiza sus prácticas de anatomía en las instalaciones de la UMH. "Además, que el hospital con el que tienen convenio es el de Torrevieja, que ya no es gestionado por la empresa con la que firmaron el convenio (Grupo Ribera Salud), sino de titularidad pública. Un centro que destaca por tener a sus pacientes con largas horas de espera, e incluso, un trato denigrante".

Desde la Delegación creen que este grado presenta numerosas cuestiones que ponen en duda tras analizar en profundidad el expediente de dicho grado, como por ejemplo que el informe emitido por la ANECA fuera del año 2018, o que el rector de aquel entonces, Manuel Palomar, renunciara ese mismo año a su implementación.

Lamentan que se haya utilizado la implementación de este grado con fines partidistas y que en ningún momento se hayan dado argumentos técnicos de peso y realistas, tras ver como el pasado mes de abril algunos dirigentes de varios grupos políticos señalaban esta noticia como "un acto de justicia para recuperar lo le arrebataron la UA. Cuando muchos miembros de la comunidad universitaria actual no participaron en ello, o directamente, ni siquiera habían nacido". Por último, critican a la Conselleria de Universidades que no les haya tenido en cuenta en las negociaciones, y no mostrar en ningún momento sensibilidad con el estudiantado de medicina de la provincia, siendo el principal colectivo afectado, y, por tanto, deben ser escuchados.

Noticias relacionadas

next
x