Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

proyecto náutico-deportivo y lúdico de los gestores de marmarela

La construcción de la nueva marina de Levante, ¿un obstáculo para la Ocean Race?

11/06/2020 - 

ALICANTE. El proyecto promovido por la empresa Puerta del Mar y Ocio para construir una nueva marina deportiva entre los muelles 10, 12 y 14 del Puerto de Alicante, ahora en fase de exposición al público para la presentación de alegaciones, expone a la organización de la vuelta a mundo a vela, ahora conocida como The Ocean Race, y a la propia Generalitat a tener que mover ficha para que las obras no afecten a la próxima etapa de salida de la competición. Con el calendario previsto hasta ahora, la prueba zarpará desde aguas de Alicante -precisamente, desde el dique de Levante, en el que se proyectan los nuevos amarres- en octubre de 2021, lo que podría coincidir con el desarrollo de las obras de la nueva instalación náutico-deportiva.

La propuesta de Puerta del Mar y Ocio (la empresa gestora de la sala de fiestas Marmarela ubicada en el muelle 14) prevé la construcción de una marina modulable y versátil capaz de acoger a yates de grandes esloras durante la temporada de invierno y a embarcaciones de menor tamaño durante el resto del año. Esas instalaciones se complementarán con la instalación de tiendas de artículos relacionados con la náutica; la creación de hasta 20 oficinas de coworking y, sobre todo, con la ampliación de las instalaciones de Marmarela para convertirla en uno de los mayores complejos de ocio de Europa, capaz de acoger a 5.000 personas en espacio interior y exterior.

Para la ejecución de esas instalaciones, se prevé una inversión mínima de 10 millones de euros por diez años de explotación (ampliables en otros cinco), como preveía el concurso convocado por la Autoridad Portuaria. La oferta de Puerta del Mar y Ocio fue la única que se presentó a la licitación, por lo que resultó adjudicataria de la concesión el pasado febrero. 

La ejecución de las obras de la nueva marina, que incluyen la construcción de un nuevo dique para calmar la agitación de las aguas (en el que se prevé una cafetería chill-out y una terraza volada) requerirá de un plazo mínimo de 18 meses. O lo que es lo mismo, en el caso de que su construcción se iniciase a lo largo de este año o a principios de 2021, los trabajos coincidirían con la fecha de salida de la competición náutica, lo que podría motivar la negociación de un aplazamiento o, en todo caso, la suspensión de su ejecución.

Por lo pronto, el proyecto sigue su tramitación administrativa con su fase de exposición al público, por lo que no existe todavía fecha cierta para el inicio de los trabajos. En cualquier caso, fuentes de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana (SPTCV), -la entidad que asume la encomienda de la Generalitat para el desarrollo de la etapa de salida- indicaron que entre las bases del concurso se recogía expresamente que el concesionario o concesionarios de los tres muelles quedaba obligado a facilitar la celebración de la competición. De ahí que, según incidieron las mismas fuentes, se cuente con garantías de que los gestores de la nueva marina no interferirán en el inicio de la prueba. En todo caso, en la redacción literal de las bases de la convocatoria del concurso se habla de que "el licitador deberá tener en cuenta, a la hora de confeccionar su oferta, la posible compatibilización con la celebración de la Salida de la Regata Vuelta al Mundo a Vela desde el Puerto de Alicante en los años 2021 y 2025". Además, la ocupación de los muelles queda pendiente del acuerdo que pueda alcanzarse entre la organización de la regata y los gestores de la marina.

Noticias relacionadas

next
x