X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

afectaría de forma proporcional a toda la plantilla, también directivos

La Cámara de Alicante mantendrá el servicio a empresas con teletrabajo pero ya estudia un ERTE

26/03/2020 - 

ALICANTE. La Cámara de Comercio de Alicante mantendrá el servicio a las empresas de la provincia, especialmente en lo que a certificados se refiere, con el personal mínimo en sus instalaciones de la sede de Ruperto Chapí y derivando todo lo posible al teletrabajo. Así lo ha acordado el comité ejecutivo de la institución en la reunión telemática que, tal como avanzó Alicante Plaza, ha mantenido este miércoles para abordar el nuevo escenario abierto por la crisis sanitaria y las medidas de aislamiento adoptadas por el Gobierno.

Como ya publicó este diario, la cúpula de la Cámara ha acordado mantener la mayor cantidad de servicios posibles a los empresarios de la provincia, pero al mismo tiempo ha analizado cómo hacerlo con el menor coste posible. Como ha sucedido en otras muchas empresas alicantinas, la institución ya tiene sobre la mesa la posibilidad de acometer un ERTE para su plantilla, para adaptar el personal activo a la nueva situación.

La cúpula cameral es reticente a adoptar esta medida, que ya están implementando sus homólogos de Castellón, pero asume que ante la prolongación del estado de alarma y la incertidumbre sobre el final de la crisis sanitaria y la vuelta a la normalidad, probablemente habrá que poner en marcha una regulación temporal de empleo. Aún muy incipiente, lo que sí acordó el comité es que, llegado el caso, el ERTE afectará de forma proporcional a todos los empleados (medio centenar), y que incluirá a todo el personal de la Cámara, también los que ejercen cargos directivos. Sobre sus condiciones, se estudiará si aplicar una reducción de jornada o turnos rotatorios para el personal.

Al margen del posible ERTE, la Cámara mantiene las medidas que puso en marcha la pasada semana, y de las que ya informó este periódico: teletrabajo en todos los casos en que sea posible, y limitar la presencia de empleados en la sede física a como máximo una persona por departamento. En este sentido, prácticamente el único servicio que no puede prestarse de forma telemática es el de la certificación a empresas para la exportación.

Jornadas y formación a distancia

Al margen de estas cuestiones, la reunión telemática, en la que participó también el subsecretario autonómico de Economía, Natxo Costa, aprobó llevar a cabo una serie de acciones gratuitas para los empresarios de forma telemática y un programa muy ambicioso de comunicación e información útil para la empresa, de forma que el despegue económico que se producirá previsiblemente cuando esta situación se solucione encuentre a los empresarios de la provincia muy preparados. 

La Cámara de Alicante va a trabajar de la mano del conjunto de Cámaras para llevar a cabo una labor coordinada entre departamentos y con actuaciones muy potentes. En el campo del comercio exterior se van a realizar cursos online de trámites aduaneros adaptados al presente momento. De igual forma se realizarán actividades de formación en Incoterms, actuaciones de tesorería en momentos de crisis y una jornada sobre el mercado de Argelia con participación telemática de ponentes, de una entidad bancaria y de la Embajada de España. 

En Turismo se realizará una jornada sobre Big Data y en Comercio se desarrollarán telemáticamente los diagnósticos sobre digitalización de los comercios y un curso de fomento de la venta online. También cursos de coaching sobre positivismo en tiempos de crisis e incluso uno de oratoria, desde el Club de la Oratoria de la Cámara. 

Respecto a temas que preocupan al comité, se abordó la necesidad de ayudar a los autónomos para el aplazamiento de los procedimientos tributarios, pidiendo, entre otras medidas, que se prolongue el plazo para presentar declaraciones y autoliquidaciones. También hay preocupación por los alquileres de empresas y de comercios que pueden obligar al cierre de muchas de ellas por no poder hacer frente al pago, ante la carencia de ingresos, y por la liquidez de los trabajadores afectados por reducciones de sueldo o de ERTE.

Noticias relacionadas

next
x