X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

rebelión de los técnicos municipales ante la nueva ley ya en vigor

La AVT 'empuja' a los ayuntamientos a modificar sus PGOU para registrar los apartamentos turísticos

19/09/2018 - 

BENIDORM. Los técnicos de las áreas de Turismo y Urbanismo están perdidos desde que se aprobó la nueva Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad y así se lo quisieron dejar claro en la provincia de Alicante este martes a los representantes de la Agencia Valenciana del Turismo que participaron en la primera de las Aulas de Turisme, organizada junto con la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP). La compatibilidad urbanística es lo que está trayendo de cabeza a los Ayuntamientos, ¿la solución? Modificación del PGOU.

El lugar escogido fue Invattur (Benidorm) donde se reunieron centenares de empleados públicos de toda la provincia para ver si despejaban sus dudas ante las explicaciones de los expertos. Este trabajo lo asumió el subdirector general de Urbanismo de la Conselleria de Vivienda, Enrique Martí

Las modalidades de alojamiento turístico están especificados en un apartado que recoge los siguientes: Establecimientos hoteleros; Bloques y conjuntos de apartamentos turísticos; Viviendas de uso turístico; Campings; Áreas de pernocta en tránsito para autocaravanas; Alojamiento turístico rural; y Albergues turísticos.

De todos ellos, dijo que no habría problema en la actualidad, salvo uno que destacó Martí el apartado de "Viviendas de uso turístico". En este caso, se definen como tal "los inmuebles completos, cualquiera que sea su tipología, que, contando con el informe municipal de compatibilidad urbanística que permita dicho uso, se cedan mediante precio con habitualidad en condiciones de inmediata disponibilidad y con fines turísticos, vacacionales o de ocio".

Aquí estaba el momento esperado por todos los asistentes: la expedición de certificados de compatibilidad urbanística en las viviendas residenciales que ahora se convierten en alquileres turísticos. Como ha venido contando este diario en las últimas semanas, ciudades turísticas tan importantes como Benidorm se habrían visto bloqueadas a la hora de expedir este tipo de informes porque chocaban con lo ordenado en su PGOU.

Precisamente, este el problema que tienen todos los ayuntamientos. Sus planes generales de ordenación urbana son demasiado antiguos como para haber previsto en su aprobación el fenómeno que se venía encima: el alquiler de viviendas que se construyeron con un fin residencial, pero que se le está dando uso turístico.

"No es fácil la solución", repitió en varias ocasiones Martí, para asombro del público. A día de hoy, estas viviendas pueden ser incluso en gran parte del año residencial, es decir, unos 9 meses por ejemplo, pero durante el verano, se puede convertir en turístico ofertándolo en una plataforma web. A la práctica, sigue siendo residencial a la vuelta del verano. 

Para salir de este atolladero, muchos de los técnicos en España se han ido valiendo del "uso turístico" del suelo que ya está regulado en los PGOU. No obstante, estas decisiones se han llegado a llevar a los tribunales, con sentencias dispares: en algunos lugares lo aceptaban y en otros no.

"Se puede mejorar la situación", dijo Martí. Para ello, señaló que los ayuntamientos tendrían que hacer una modificación puntual pormenorizada en los PGOU, salvo que el uso prioritario en la zona sea turístico. Todo ello teniendo en cuenta siempre los casos de terrenos ya urbanizados o edificados. De este modo, recalcó que tenían que incluir un uso específico además de plantearse dónde cabe y dónde no este tipo de actividades. Así, calcula que la solución podría estar resuelta en un plazo de entre 3 y 6 meses.

No obstante, auguró algunas complicaciones para su aprobación definitiva porque hay "conflicto de intereses" por lo que se podría recurrir y alargar el proceso, no obstante, a efectos administrativos, los técnicos se podrían valer de él. Aun así, aseguró que en la actualidad "hay un vacío legal para dar los certificados de compatibilidad urbanística".

Reclamación de moratoria para modificar el PGOU

Tras esto, tomó la palabra la técnico de Turismo en Dénia, Ana Abajo, quien expuso las dificultades que estaban teniendo para expedir estos informes desde que en julio se aprobara dicha ley. De este modo, mostró su preocupación por las compatibilidades que están tramitando en estos momentos, mientras esperan las modificaciones en la carta urbanística, y por ello, pedía una solución, una herramienta que les pueda servir para manejarse en estos meses de espera en la que tienen que seguir su trabajo.

Con ello, empezó el debate entre el público, que expusieron sus casos particulares. Así, desde Calp indicaron que todos aquellos que lo piden y están dentro del uso terciario y es una vivienda, tiran hacia adelante con la compatibilidad urbanística. Algo parecido pasa en Altea, quienes explicaron que son de uso terciario hotelero las que salen favorables. No obstante, desde Dénia pusieron el foco en que tenían que ser viviendas para poder dar la compatibilidad.

Es por esto que salieron peticiones de moratoria durante un año para que los ayuntamientos tengan tiempo a actualizar sus PGOU. Entre otros reproches, repitieron una y otra vez que les habían pasado "la patata" a los técnicos municipales y lo habían hecho de la noche a la mañana aprobando la ley sin que les diera tiempo a ajustarse a la misma. Así, reseñaron que hubo una avalancha de peticiones desde su aprobación, que se ha traducido en solo 15 expedientes elevados a la Generalitat en algo más de dos meses.

Noticias relacionadas

next