X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

POR AMOR AL ARTE / OPINIÓN

Irene Montero

21/07/2019 - 

Carlos Mazón acaba de abrir el ordenador. Cae una avalancha nevada de felicitaciones y se inunda la alfubera de su habitación. Apenas son las seis de la mañana. Espera unos segundos y ¡plim¡ por fin se renueva en la red la edición dominical de Alicante Plaza. Busca su nombre, lee el traje que le ha hecho mi nunca bien ponderado ni pagado Herr Direcktor Miquel González. Suspira hondo. Sube el aire acondicionado. Y después empieza a desgranar el artículo que usted está leyendo. Ya estamos los tres juntos. Los delfines se avistan desde Dénia.

El péndulo político en la Comunitat se ha desplazado hacia Alicante. Y de Benidorm a Elx. La diputación sigue incontaminada. Un espacio político que ha regalado -siempre malcarado y muy deteriorado, nada que ver con David Bowie- Toni Cantó al Partido Popular. Vox aquí no existe. Se recrea, por momentos, la burbuja del bipartidismo imperfecto. El ensalmo se rompe con la llegada de Teodoro García Egea que se gusta y entretiene -violenta a los suyos a llegar tarde al acto de constitución de la corporación y obliga a esperar al president de la CEV y al de la Generalitat Valenciana- en el jardín con el anuncio del pacto de Murcia. Se oye una letanía colectiva al altísimo para librarse de la anunciada purga de Pablo Casado. Todos quieren ser Beyoncé, salir en el remake -25 años después- de El Rey León. Nuestra chica Bond, Eva Ortiz, espléndida, ya ha vuelto de Afganistán. Adrián Ballester sale consagrado. Sonríe como un niño Jesús. Amén. Renace el Sureste español de la mano del alcalde de Alicante. Joan Ribó anuncia su retirada en el mínimo gesto de cada uno de los días. Cada vez se nota más la presencia de Mónica Oltra. Felicitats.

Luis Barcala saluda a Raphael, guarda el autógrafo y piensa en la basura que lo impregna todo, la renovada guerra de la rotonda medicinal entre la UMH y la UA, las carrozas del orgullo, la euforia futbolera Copa África argelina y en su peregrinación al Palau de la Generalitat el martes. No, no ha asistido a la santísima cena FaceApp Brutal del Viejo Testamento zaplaterranoplanista popular contra Isabel Bonig en la Patacona. Carlos Fabra -compra el 50897 Extra de Verano de la ONCE y todos se lanzan con él al precipicio- Pedro Agramunt y José Luis Bayo reivindican el marianismo que representa la nueva Rita Barberá: María José Catalá. Y especialmente al Pare Camps que está levitando allá ariba en el séptimo cielo del dinero platónico con los Cotino, Blasco, Rus y los otros… dos mil, tres mil, cuatro mil…Mari Carmen De España cierra la cancela y reza el último padrenuestro. Los socialistas alicantinos arroparon todos a una -quizás sea el calor, un milagro Popperiano o la autenticidad de Toñi Serna- al president con educación, respeto y fair play. Toni Francés se reivindica con solvencia. Gerard Fullana crece en el “debate de las vísceras” de Compromís. Mari Carmen Sánchez sueña a estas horas plácidamente sobre los trece próximos modelitos que lucirá en los dos actos y medio que tiene. Que me va que parece siempre un trono entre la Macarena y la Mare de Déu del Remei.

En este segundo, en alguna parte del ordenador, se presiente una sonrisa de Paco Sanguino. Que se asoma con el desaliño de Antonio Machado y la dignidad de Unamuno.

La investidura de Pedro Sánchez avanza hacia un final imprevisible. Pablo Iglesias da un paso atrás acelerando la sucesión en Irene Montero. Íñigo Errejón galvaniza en el Senado a todo el 15 M. También a Compromís. Mañana se conmemora la matanza fascista de Utøya. Guerra abierta  BBVA en Neguri. Noam Chomsky denuncia que Trump excita el suprematismo para ocultar “la gran estafa”. Se despliega la posibilidad inédita de un gobierno de coalición en el el Reino de España. Letizia Ortiz repite vestido Hugo Boss “print de rayas en blanco y negro que crea un juego visual falso plisado al ensanchársele el bajo” en esta larga y tórrida espera. Felipe VI recibe a Ximo Puig el miércoles. Joan Baldoví seguro que saldrá en la foto. Y sí, cuando Amstrong pisó la luna, Baldoví ya estaba allí.

El bosque transmite el susurro, el lenguaje seco del verano. Brilla arriba la estrella del móvil. La señal. Subo a las trincheras helado del pozo hondo. Inmaculada De La Concepción es el Pico Espadán. La belleza de nuestra tierra. Lo que fuimos, somos y seremos. Para siempre. Las niñas rien, cantan. No saben que  también sienten la llamada del amor puro y verdadero. Son apenas las cinco de la mañana. Tañen las campanas.  Envío 800 palabras a Alba Mercader. Dentro de unos segundos Carlos Mazón abrira el ordenador y…

next
x