X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de julio y se habla de benidorm Turismo cabify uber alicante hoteles

aplicaciones que el grupo desarrolla en elche parque empresarial

Innovación al servicio de la medicina; Ribera Salud explora esos nuevos horizontes con Futurs

14/07/2019 - 

ELCHE. "Que viaje el dato y no el paciente". Una frase que podría resumir en gran medida el proyecto que está implementando el grupo Ribera Salud en materia de innovación y tecnología aplicada a la salud, abriendo nuevos horizontes en la sanidad pública, utilizando cambios disruptivos o tecnología como el big data, que permiten tener el historial clínico a un clicPara ello, el grupo ha creado Ribera Salud Tecnologías —una escisión de su filial B2B Salud—, que operará con la marca comercial Futurs. Desde hace poco más de un año ha concentrado a personal de alta cualificación de toda su red española en Elche Parque Empresarial, donde Futurs tiene la sede desde la que atiende estas nuevas aplicaciones y servicios innovadores a todos sus hospitales, tanto en España como a sus centros del Reino Unido.

Una apuesta que sumar valor al Distrito Digital

Son un total de 98 personas, la mayoría de ellas trabajadores del territorio, que suponen talento retornado para desarrollar este proyecto. Según explica Manuel Bosch, director de Innovación y Calidad de Ribera Salud, la compañía valenciana ha elegido este enclave por las sinergias que se pueden aprovechar con el vivero empresarial tecnológico que se está generando con el Distrito Digital. En ese sentido, Futurs tiene tres patas. Primero, la excelencia en la operación de servicios sanitarios, que a nivel informático todo funcione, los datos sean seguros, se almacenen correctamente, etc., que es una cuenta pendiente en la sanidad pública; segundo, dar aplicaciones para que se mejoren estos servicios —historial clínico, portales de salud— y que redunden en la salud y el servicio; y por último, la innovación. "Nuestra oferta es ser el living lab del sector sanitario en la Comunidad Valenciana. Tenemos acuerdo con diversas empresas especializadas en materia de start-ups, aceleradoras y nuestro objetivo es seguir creciendo en ese sentido en la comunidad, España y fuera de España", explica Bosch.

Hasta ahora, en Ribera Salud la tecnología estaba incluida en cada uno de los proyectos, y según el grupo ha ido creciendo a nivel nacional e internacional, se han dado cuenta de que necesitaban un "empujón visible y separado de la compañía —de ahí esta escisión—". Una estrategia que va en dos líneas, por una parte impulsar este ámbito en la propia compañía, y por otra, ayudar a otras empresas del sector o Gobiernos para seguir trabajando en mejorar los servicios a la ciudadanía. 

Personal cualificado para apps en desarrollo constante

Para ello es fundamental el personal con el que cuentan, pues se ha concentrado parte de la gente que había en los hospitales, y sobre todo el personal muy cualificado que aporta alto valor añadido. Estaban desplazados en Madrid o Barcelona y no habían encontrado la oportunidad de volver a la Comunidad Valenciana o Alicante. Hay desarrolladores, los más habituales, y perfiles muy especializados como científicos de datos, matemáticos estadísticos, arquitectos de cloud —ingenieros de sistemas—, algún hacker ético especializado en seguridad... "10 ó 15 perfiles muy especializados que representan empleo de muy alta calidad", especifica Bosch. "Además, hay otros 19 que ayudan a traer conocimiento de empresas del socio americano Centene, a la Comunidad Valenciana, para aportar ese conocimiento a los centros gestionados por Ribera Salud", añade.

La empresa es una de las primeras certificadas con metodología Agile, un método para desarrollar productos y servicios de calidad que respondan a las necesidades de unos clientes cuyas prioridades cambian a una velocidad cada vez mayor. Aplicado al caso de la empresa, se traduce en que cada cuatro, seis u ocho semanas se hace un producto nuevo que permite una relación muy directa con el médico, a su medida y en plazos muy cortos, conversando con él y dejándole determinadas píldoras para no esperar seis meses como se hacía antes para que se vieran los resultados. Ese es el cambio que han empezado a implementar en Futurs y que supone un antes y un después. Un método que hay que conjugar con las soluciones tecnológicas que aportan analítica de datos, comparativa de resultados, control de costes, incentivos... Traducido en el día a día del paciente, lo que antes podía tardar seis meses, "ahora puede tardar dos", explica el responsable de Innovación. 

Portal de salud, big data y exportación del modelo

Entre los principales cambios profundos se encuentra la app para el sistema sanitario público de forma online: el portal de salud. La idea es que por ejemplo permita consultar una analítica vía videoconferencia, que ahora está en fase piloto y que se aplicará en pediatría y otras áreas próximamente. Algo que califica como "muy innovador en el sector público" y es parte del pack de innovación: consultar historia clínica, cambiar cita, chat con el médico de cabecera o de familia, videoconferencia, tiempo de espera... "Es algo que puedes consultar ahora a través de una aplicación", señala Bosch, "aunque hay que ser hipercuidadoso con la legislación y la privacidad con estos temas", aclara, "pero la intención es llevar la sanidad a ese nivel; facilidad para el ciudadano", apostilla.

Después está la parte de big data, que tiene la intención de acumular datos para poder hacer predicciones buenas. "Además de darles aquellos datos que los profesionales necesitan, estamos desarrollando modelos predictivos para contar no sólo lo que pasó o está pasando, sino lo que puede pasar". Probabilidad de enfermedades o de cambios en la salud en base a su estado o historial. "Es absolutamente novedoso y disruptivo", indica Bosch. Para esto es clave que el historial clínico sea digital, que es la principal herramienta en la que se basa Ribera Salud para estas aplicaciones y que está desarrollando en sus hospitales.

Por último, y enlazando con el motivo por haberse instalado en el Parque Empresarial, Futurs tiene puesto el ojo en distintas empresas valencianas de sanidad enfocadas a medición de resultados en las que se va a invertir el año que viene. Una inversión en empresas que ya no son start-ups pero aún no son grandes compañías, necesitan dar el salto y probar sus proyectos en los hospitales, de forma que crezcan juntos tanto el grupo como esas compañías de I+D. Una forma de apostar por la tecnología y aplicarla en la salud con nuevas metodologías en el que aún queda un largo camino por recorrer. Por eso desde EEUU sus socios de Centene traen al equipo especializado de Futurs las aplicaciones que allí utilizan, para probarlas y adecuarlas al sistema sanitario español

Como señala Bosch, allí por ejemplo utilizan aplicaciones para la 'continuidad de la asistencia', un seguimiento desde que entra al hospital hasta que se va a casa y vuelve al tiempo. Un camino largo por recorrer y que Futurs ha empezado ahora a caminar, erigiéndose como el brazo internacional de Centene en España y otros sitios por sus aplicaciones. Después el grupo venderá y exportará al sector público estas tecnologías. Actualmente, están en un concurso en Extremadura en el que ahora están participando para implantar un modelo de gestión de salud poblacional como los que aplica Centene en EEUU, para poder aplicarlo en otros sitios. 

Noticias relacionadas

next
x