Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la juguetera ibense recuperó el terreno en 2019 en un contexto más estable 

Injusa eleva sus ventas un 9% hasta 15 millones y vuelve a beneficios tras la crisis de Toys'r'Us

4/12/2020 - 

ALICANTE. La juguetera alicantina Injusa, que desde hace generaciones fabrica en Ibi los populares vehículos de juguetes conocidos popularmente como 'correpasillos', superó el pasado ejercicio la crisis de distribución que provocó la quiebra del mayorista Toys'r'Us, y logró recuperar el terreno perdido en 2018 antes de que irrumpiese la actual crisis sanitaria. Así lo reflejan las cuentas anuales de la empresa, depositadas en el Registro Mercantil y consultadas por Alicante Plaza, que recogen un notable incremento de la cifra de negocio de Injusa y un ligero beneficio después de impuestos.

Como publicó este diario en su momento, la empresa ibense fue una de las daminificadas por las quiebras de los distribuidores internacionales de juguetes Toys'r'Us y La Grande Récré (su equivalente francés). Así, las ventas de la empresa de la familia Berbegal pasaron de 16,6 millones de euros en 2017 a los 14,1 millones de 2018, un 15% menos. La caída del negocio llevó a la empresa a entrar en pérdidas tras varios años de línea ascendente. Sin embargo, Injusa aprovechó el contexto internacional mucho más estable en 2019 para recuperar parte del terreno perdido, y elevar su facturación un 9% hasta rebasar los 15,4 millones de euros. Cabe destacar que prácticamente el 70% de sus ingresos provienen de la exportación.

El mayor volumen de negocio de la empresa en 2019 se trasladó al resultado neto del ejercicio, que tras las pérdidas del año anterior volvió a arrojar beneficios, aunque algo más discreto que los de años anteriores: 118.000 euros de ganancia que contrastan con las pérdidas de casi medio millón de euros del ejercicio anterior. El informe de gestión adjunto a las cuentas indica que "durante el año 2019 las ventas en su conjunto han tenido una evolución positiva, debido básicamente a la nueva situación, mucho mas estable", y destaca que "la sociedad sigue mostrando una situación financiera saneada con un elevado fondo de maniobra y un alto componente de fondos propios".

En cuanto a la evolución futura, la firma avanza que la pandemia del coronavirus podría afectar a la actividad, aunque a la fecha de formulación de las cuentas (agosto de este año) no había cuantificado dicho impacto y, en cualquier caso, espera que "no será significativo". Todos los proyectos de ampliación y construcción de nuevas plantas previstos ya han sido finalizados o bien detenidos hasta que el escenario internacional muestre claros signos de recuperación, pero la firma ha iniciado un plan de ampliación, modernización y eficiencia energética de sus activos a medio plazo. Asimismo, también ha invertido en modernizar su sistema informático.

Injusa, fundada en 1947, se ha convertido en una de las marcas más reconocidas del sector del juguete, no solo por su decisión de implantar el 100% del proceso productivo en España (cuando el coste de producción comenzó a elevarse en China), sino porque cuenta con varias licencias de personajes infantiles para sus productos. La empresa que dirige Luis Berbegal está especializada en la fabricación de vehículos de juguete, triciclos y bicicletas para niños, y también tiene en cartera a Spiderman, Frozen o los Minions, entre otros muchos.

Noticias relacionadas

next
x