Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el grupo sanitario alicantino ingresa 106,5 millones y gana 3,34

Imed ya rentabiliza sus nuevos hospitales: factura un 17% más y multiplica por 10 el beneficio

15/09/2020 - 

ALICANTE. El grupo sanitario Imed, de origen alicantino, ya rentabilizó en el ejercicio 2019 la apertura de su nuevo hospital en València (en 2017) y del centro de Gandía (en junio del pasado año), y no solo volvió a incrementar dos dígitos su cifra de negocio, sino que multiplicó por 10 el beneficio que había obtenido el año anterior. Cabe recordar que Imed cerró con pérdidas en 2017 fruto de la fuerte inversión en València.

Así, según las cuentas consolidadas del grupo, depositadas en el Registro Mercantil de Madrid, donde tiene su sede social Hospimar 2000, el grupo Imed facturó el pasado ejercicio 106,5 millones de euros, un 16% más que en 2018, cuando la cifra de negocio (que ya entonces experimentó un espectacular incremento del 20% debido al nuevo centro de València) alcanzó los 90 millones de euros. El resultado de explotación se elevó a 6 millones, cuando un año antes había sido de 1,8 millones, es decir, más del triple.

El incremento en el volumen de negocio del grupo, con hospitales en València, Elche y Benidorm, y clínicas en Gandía, Teulada y Torrevieja, se trasladó directamente al resultado después de impuestos. Si en 2017 Imed cerraba con pérdidas de 5,6 millones por la inversión en el nuevo hospital, y en 2018 lograba volver a números negros con apenas 280.000 euros, en 2019 el beneficio se disparó hasta los 3,34 millones de euros. El Ebitda (resultado antes de amortizaciones, intereses e impuestos), por su parte, se elevó a 11,16 millones.

Con todo, y pese a que la apertura en València ha motivado que el volumen de negocio del grupo crezca de 75 a 106 millones de euros en solo dos años (un 40%), el mayor hospital de Imed sigue sin equilibrar sus cuentas, debido a los fuertes gastos de estructura tanto por la dotación de personal como por el alquiler del inmueble, según se destaca en el informe de gestión. Así, la sociedad dependiente Hospivalencia 2008 aportó al resultado consolidado unas pérdidas de 2,6 millones de euros, compensados con los buenos resultados del resto de sociedades dependientes.

Así, la sociedad que gestiona el hospital de Elche aportó un beneficio de 1,47 millones, y la de Benidorm, que es la auténtica punta de lanza del grupo, cerró el año con nada menos que 5,17 millones de beneficio. El grupo mantiene al cierre de 2019 un fondo de maniobra negativo, pero considera asegurada su viabilidad fnanciera y patrimonial con las líneas de financiación disponibles y la evolución de la actividad. En cuanto a València, se espera que aumente su actividad y consiga equilibrar su cuenta de resultados entre este año y el siguiente.

Impacto del coronavirus

El informe de gestión adjunto a las cuentas, que refleja asimismo que la plantilla media del grupo Imed volvió a crecer en 104 trabajadores hasta alcanzar los 1.207 empleados (eran 900 hace dos ejercicios), incluye una mención expresa al impacto de la pandemia del coronavirus, cuya afección sobre los resultados de 2020 es aún difícil de calcular. En todo caso, el informe recuerda que durante la segunda quincena de marzo se vieron afectadas todas las áreas de servicio no asociadas a servicios de primera necesidad. Por contra, también destaca que gran parte de sus servicios han llegado en estos meses desde la Generalitat, al derivar casos por la presión asistencial.

Noticias relacionadas

next
x