durante el verano se retiró una tonelada de amianto

Hotel de Arenales del Sol: tres semanas para demoler y otras tres para retirar los escombros

19/10/2021 - 

ELCHE. Ya ha comenzado la demolición de la estructura del antiguo Hotel de Arenales del Sol. Un acontecimiento "histórico" para el Ayuntamiento y para la pedanía, según destacaba el primer edil Carlos González, que ha asistido al inicio de la actuación junto a la la concejala de Urbanismo, Ana Arabid, y el alcalde pedáneo, Antonio Garzón. Se trata de la segunda fase de estos trabajos que comenzaron a principios de verano, periodo en el que se retiraron aproximadamente una tonelada de amianto que se depositó en el vertedero de Cuenca. González ha agradecido la colaboración de la promotora Princesol, dueña del hotel, para la resolución de este conflicto, así como el trabajo de todas las personas implicadas ya que, según ha señalado, “ha sido una dura y minuciosa tarea que se ha llevado a cabo con todas las medidas de seguridad”.


Largo proceso judicial y administrativo

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) viene trabajando desde 2007, tanto en el plano administrativo como en el judicial, para devolver la naturalidad y el uso público a este tramo de playa. El inmueble, que se encontraba en ruinas, fue construido a comienzos de los años 60 del siglo pasado y cesó su actividad en 1979. Aunque en su origen se encontraba fuera del dominio público marítimo-terrestre (DPMT), quedó íntegramente incluido en el mismo tras el deslinde realizado en el año 1997.

Debido a ello y en ejecución de una sentencia, la Administración del Estado hubo de otorgar a Princesol SA una concesión compensatoria derivada del régimen transitorio de la Ley de Costas, concesión que se otorgó en 2007. En el año 2015 comenzaron las obras de rehabilitación del hotel, que se paralizaron y sancionaron por Costas por exceder la autorización otorgada. Tras ello, la empresa concesionaria presentó en el año 2016 un nuevo proyecto en el que se contemplaba la completa demolición del hotel y su reconstrucción ex-novo. En 2017, se denegó el permiso para ejecutar estas obras, ya que las concesiones del régimen transitorio sólo permiten mantener el uso existente, pero no nuevas construcciones, y se ordenó el levantamiento de las obras realizadas sin la debida autorización. Esta resolución se confirmó por sentencia firme de la Audiencia Nacional.

Posteriormente, en enero de 2021 el ministerio declaró la caducidad de la concesión otorgada en 2007 a la mercantil por incumplimiento de sus condiciones, a la vez que ordenaba el levantamiento y retirada del DPMT del resto de las obras e instalaciones existentes por los interesados y a sus expensas, incluyendo la reposición de los terrenos a su estado anterior. Por tanto, la entidad concesionaria tenía la obligación, tanto por sentencia judicial firme como por orden del Miteco, de demoler el hotel en ruinas y liberar el dominio público de esta ocupación. Si la empresa no hubiera acometido la demolición, el Ministerio hubiera debido actuar con carácter subsidiario. La empresa no obstante, titular de la antigua concesión, cumple las resoluciones y sentencias de forma voluntaria y el servicio de vigilancia del Servicio Provincial de Costas de Alicante estará presente para garantizar la integridad del DPMT.

Fases de demolición, limpieza de escombros y restitución

Según ha explicado el regidor ilicitano, esta actuación se va a desarrollar a lo largo de tres semanas y posteriormente habrá una fase de regeneración y renaturalización de la playa de otras tres semanas. Desde el Consistorio no se ha adelantado ninguna posible actuación a realizar en la zona, salvo posibles mejoras habituales a nivel urbanístico. Tampoco se cierran a que Arenales cuente con un hotel, cuestión que sería posible al haber suelo habilitado para ello, pero tendrá que ser la iniciativa privada quien lo promueva. En ese caso, el Ayuntamiento facilitaría lo necesario para su implantación.

Por su parte, desde Compromís per Elx han incidido en la regeneración de este espacio litoral, que a priori es lo que pretende hacer el Ministerio. “El derribo del hotel abre la posibilidad de regenerar un espacio clave en el litoral ilicitano”.  Díez ha recordado que “desde Compromís per Elx siempre hemos defendido que el hotel se ubicara en otro punto de Arenales y que de esa manera evitaríamos una construcción en primera línea de playa, con el impacto ambiental que eso comportaba. Finalmente, el tiempo ha demostrado que el hotel era inviable en esta primera línea y ahora hay que garantizar que el uso de la parcela contribuya a la protección ambiental de la playa de Arenales”. 


Noticias relacionadas

next
x