X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de febrero y se habla de monteloeder CIUDADANOS corredor mediterráneo AVE lencera

creen que habrían superado al 2018 

Hosbec culpa a la gestión del Imserso de haber lastrado sus datos de 2019 en Benidorm

4/01/2020 - 

BENIDORM. La patronal hotelera de la Comunitat Valenciana, Hosbec, hizo este viernes su primer balance de 2019 una vez ha pasado el mes de diciembre. Benidorm se ha quedado a cuatro décimas de igualar sus datos de ocupación de 2018, alcanzando el 84,2%. Una cifra que se diferencia aún menos en el número de pernoctaciones, que cae un 0,22%, llegando a los 11.701.582. Se trata por tanto de uno de los mejores años en el histórico, aunque pierde unas décimas con respecto a los últimos tres ejercicios.

Según explicaron desde la patronal, este año se preveía un nuevo empujón del sector en Benidorm, con una mejora al 2018, que finalmente no se ha cumplido. ¿El problema? Hosbec lo achaca a la gestión del Imserso, cuya adjudicación in extremis hizo que se vendieran los paquetes con un retraso de más de un mes.

"Aunque las autoridades oficiales lo oculten y maquillen, los datos estadísticos no dejan lugar a dudas: el retraso del Imserso y su floja puesta en funcionamiento se han llevado 3 puntos de ocupación hotelera en este último trimestre y es lo que verdaderamente ha lastrado el dato de ocupación", recogen en el comunicado. El presidente de la patronal, Toni Mayor, lo tiene muy claro "si el Imserso hubiera funcionado como el año pasado, la ocupación de 2019 hubiera sido superior a la de 2018". Hay que tener en cuenta que Benidorm termina el año con una ocupación en diciembre del 68,9% lo que supone dejarse -2,8 puntos en este mes. 

Febrero, marzo y sobre todo agosto han sido los periodos de mejor comportamiento de 2019 sobre los datos de 2018 y donde se ha sustentando el resultado anual, tal y como analiza la asociación de empresarios. 

Por mercados, hay una importante variación con respecto a dos nacionalidades: Bélgica y Países Bajos. Se sitúan tercero y cuarto respectivamente, por debajo de las dos por excelencia: España y Reino Unidos. Bélgica cae un  9,7% mientras que Países Bajos lo hace un 7,6%. Unas cifras para la patronal que conllevan un estudio posterior para conocer el motivo de su descenso.

En cuanto al origen de los turistas, como se decía, el nacional sigue siendo la punta de lanza en Benidorm, llegando al 45,3% de cuota sobre el total "pero sin crecer significativamente por el problema del Imserso", consideran desde Hosbec. Son por tanto 5,3 millones de pernoctaciones y un 0,24% más que en 2018. 

Muy seguido está el de Reino Unido, que llega al 41,31% y 4,8 millones, lo que supone un ligero descenso de 2,79 puntos respecto al año anterior. La competencia de destinos en auge como Turquía y Egipto, además de la factura del Brexit, son los motivos que esgrimen los hoteleros para esta bajada.

"Son muy destacables los crecimientos de Portugal, con más de un 28% respecto a 2018 y de Irlanda con más de un 14%, que se sitúan como quinto y sexto mercado respectivamente. Esperanzadoras son también las cosechas en Rusia, Rumanía y Alemania que, aunque pequeñas unitariamente hablando, tienen importantes tendencias positivas para consolidar en 2020", comentan desde la patronal.

Como viene siendo la tónica habitual, la mejor ocupación se registra en los hoteles de 3 estrellas con un 86,2%, seguidos de los cuatro estrellas superior con un 84,5%. En cuando a las categorías de los establecimientos, la ocupación sigue siendo parecida a la de 2018.

Problemas durante el 2019

Como hizo en su brindis de fin de año, el presidente de la patronal, Toni Mayor, ha recordado como empezaba "una temporada turística con la peor Semana Santa que se recuerda, tanto en lo climatológico como en el volumen de anulaciones de reservas. Después vendría la crisis de Boeing y la prohibición de volar a los 737Max que afectó a compañías aéreas europeas y turoperadores, que tuvieron que reestructurar de urgencia sus rutas y su capacidad de asientos. Si todo esto no era poco, llegó septiembre y trajo la DANA que también trastocó la ocupación hotelera del segundo mes en importancia y que además causó importantes daños estructurales en algunos establecimientos.  Todavía no nos habíamos recuperado de las lluvias torrenciales cuando explota la quiebra de Thomas Cook afectando a hoteles, rutas y un mercado británico algo descolocado en este último trimestre.  Su impacto en Benidorm ha sido de aproximadamente 3,5 millones de euros de deuda así como la pérdida de uno de los más importantes turoperadores europeos. Y en el último trimestre del año ocurrió lo que ya llevábamos tiempo vaticinando que iba a ocurrir: el desastre de gestión del Imserso. 

A pesar de todo, asegura que el sector hotelero de Benidorm ha demostrado su fortaleza y resistencia ante estos imprevistos y ante los vasos comunicantes que dominan los flujos turísticos. El presidente de Hosbec también ha destacado que "la industria hotelera de Benidorm ha resistido al bajón generalizado de alemanes que ha afectado a Canarias y Baleares, impidiendo que estos destinos restaran demanda a la capital turística de la Comunidad Valenciana".


Noticias relacionadas

next
x