Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

de 50 MW en una primera fase con 35 millones; más de 100 en siguientes

Himin Solar rescatará en 2021 la gran planta fotovoltaica que prometió Alonso en Elche en 2012

8/10/2020 - 

ELCHE. Casi una década después. Es lo que a priori tardará en hacerse efectivo el proyecto de gran planta fotovoltaica que anunció la entonces alcaldesa de Elche, Mercedes Alonso, en 2012. De las muchas cosas que han cambiado desde entonces, Himin Solar puede ahora sacar adelante el proyecto, y su intención es hacerlo en 2021, empezando la remoción de tierras durante el verano. Será una gran planta solar de casi 50 megavatios (MW) —que es el prototipo que está haciendo con la israelí Solaer en otros proyectos por el país—, con una inversión de 35 millones de euros en su primera fase. La intención es seguir ampliando la planta y por tanto la potencia progresivamente. De ahí los entonces anunciados 100 millones de euros de inversión. A priori, todo el plan sigue vigente.

En retrospectiva, incluso comparecieron en una rueda de prensa en 2012 la exalcaldesa junto con directivos de la empresa china Hareon Solar y la ilicitana Himin Solar, con Luis López, CEO de la compañía, también en la mesa. Uno proyecto que quedó en punto muerto, según cuenta hoy López, porque hubo un cambio en la estrategia de la compañía oriental, porque diversificaron su actividad en otros sectores. "Entonces, el precio de los componentes era alto y el de la energía bajo y no se alcanzaba la rentabilidad del proyecto", aclara, algo que ha cambiado ahora, ya que el precio de los componentes caído y el precio de la energía está más o menos rentable. "Por eso ahora estamos viendo este boom de las renovables, por el precio de los componentes", aclara López. 

2018, punto de inflexión para Himin por la entrada de Solaer

En cualquier caso, también ha sido decisivo que en 2018 la división israelí del grupo español Solaer se aliara con la ilicitana Himin. La israelí entrará a cotizar en Bolsa próximamente y eso ha disparado sus ingresos, además de facilitar que los bancos financien sus proyectos. Y es lo que ha permitido a su vez que la firma que dirige López esté a pleno rendimiento, creciendo y proyectando con su socio para 2021 varias plantas solares en todo el país por valor de unos 245 millones de euros. Y entre los nuevos proyectos está pendiente el de Elche. 

El proyecto irá por fases. De momento, en una primera fase se va a construir una planta solar de algo menos de 50 MW (más de 49) para que no haga falta permiso ministerial sobre un terreno de 100 hectáreas en Balsares. Con esa potencia es competencia autonómica. Además, justamente se volvió a firmar el contrato de arrendamiento de los terrenos el martes, ya que este había caducado al desvanecerse el proyecto. A este respecto, el propietario de Himin asegura que se hará "al 100%", y que justo el miércoles además se pagaron 162.000 euros del terreno. 

Próximos pasos

En cuanto a los trámites, pretende tener para navidad los avales para el punto de conexión y si sale favorable continuar para verano. Los trámites que quedan a día de hoy son, por orden, el punto de conexión, lograr el permiso ambiental, la licencia de obras y la autorización administrativa para levantar la primera panta solar, que tendrá alrededor de 121.950 paneles. El objetivo es la remoción de tierras para verano, aunque es complicado dar plazos certeros en el ámbito urbanístico. De hecho, López explica que firmaron el paquete de financiación para los próximos proyectos en diciembre de 2019, "pero todo se ha retrasado con la covid", y el proyecto prioritario ahora es el de la planta de Zaragoza, ya en ciernes. 

Una vez construida la primera planta en esas 100 hectáreas, hay una cláusula acordada con el propietario del terreno para levantar más parques solares si se decide, dado que tiene más suelo disponible. "Se construirán las fases que quepan, por eso se alcanzarán los 100 millones", aunque en un principio la idea eran cuatro fases, lo que podría suponer rozar los 200 MW de potencia. Además, la normativa nueva de la Generalitat permite reducir los trámites, van más rápidos y compactados, por lo que podría facilitar el desarrollo de la instalación para los próximos años. Por último, en su momento se habló de la creación directa de 500 puestos de trabajo en el total de las fases, que en cualquier caso sería a largo plazo conforme al desarrollo de las fases. 

Noticias relacionadas

next
x