Hoy es 25 de julio

aunque Bragarnik haya cerrado para entonces la contratación de un nuevo técnico

Gallego dirigirá al Elche ante el Mallorca

7/10/2022 - 

ALICANTE. Christian Bragarnik sigue sin decantarse por una de las opciones que tiene sobre la mesa (o en su cartera) para nuevo técnico del Elche.

Cuatro días después del despido de Francisco Rodríguez, el banquillo franjiverde sigue vacante y el equipo entrena a las órdenes del técnico del Elche Ilicitano, Alberto Gallego. Teniendo en cuenta que son ya tres las sesiones de trabajo que acumulan los jugadores con el preparador catalán y que contando con el de este sábado son dos los entrenamientos a realizar por el equipo antes de verse las caras la noche del lunes con el Mallorca, todo parece indicar que será Gallego quien esté al frente del banquillo local del Martínez Valero en ese choque, con independencia de que se cierre la contratación de un nuevo entrenador antes.

Bragarnik regresó de Argentina el pasado miércoles y, como desvelaba COPE Elche, hacía acto de presencia este viernes en el entrenamiento del equipo, llevado a cabo en el campo Diego Quiles del Polideportivo de Altabix (el césped del Díez Iborra se está resembrando), todo un gesto de apoyo a Gallego y, por extensión, a los jugadores de cara a una cita en la que hay en juego mucho más que tres puntos. Pero precisamente por eso llama la atención que la incorporación de un nuevo entrenador se esté demorando tanto. No es la primera vez que eso ocurre en la etapa de Bragarnik, ya sucedió así cuando fue despedido Fran Escribá y precisamente llegó Francisco: todo se alargó tanto que el almeriense fue anunciado como nuevo entrenador siete días después de ser despedido su antecesor y en la jornada previa a jugar el siguiente compromiso liguero. El Elche no solo estuvo esa semana entrenando con técnicos de la casa, es que en El Sadar de Pamplona fue el secretario técnico Sergio Mantecón el que dirigió al equipo, pese a que la contratación de Francisco se había hecho oficial el día antes. Los franjiverdes venían de perder como locales con el Betis (1-3) y empataron ese partido con el Osasuna (2-2). Fue un punto que estuvo acompañado de buenas sensaciones... el problema es que a día de hoy con lo anterior no bastaría. Es verdad que sería infinitamente mejor eso que no sumar nada el lunes, pero el Elche necesita cuanto antes estrenar su casillero de victorias: el equipo franjiverde va a arrancar la jornada 8 como colista con 1 punto (6 derrotas y 1 empate), a 4 de la salvación, y corre el riesgo de iniciar el lunes su partido todavía más lejos de esta.

Noticias relacionadas

next
x