X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

'test drive'

"G-Tec" e "iV" las siglas que debes buscar en Skoda para ganar en eficiencia

19/02/2020 - 

MADRID. El fabricante checo Skoda quiere que las ventas en España de sus versiones Eco (las más eficientes) tengan este año un peso del 20% sobre el total, para lo que ha sumado a su oferta de gas natural (G-Tec) otros modelos eléctricos e híbridos enchufables, a los que identifica con las siglas "iV".

La gama ECO de Skoda está integrada por las versiones G-Tec de los modelos Scala (desde 14.400 euros), Kamiq (desde 15.900 euros) y Octavia (desde 16.900 euros); por el eléctrico Citigo iV (desde 17.900 euros) v por las híbridas enchufables del Superb (berlina y familiar Combi, cuya tarifa parte de los 31.200 euros).

Durante el segundo semestre de este año está previsto que llegue el nuevo Octavia, que contará con una versión iV y otras de microhibridación (E-Tec) sobre los motores de gasolina 1.0 de 110 CV y 1.5 de 150 CV.

A finales de 2020 también podría llegar el nuevo SUV eléctrico Enyaq, al que en 2021 se le sumaría otro eléctrico 100% que sería un SUV Coupé para el que todavía no se conoce el nombre.

Conducimos el Superb iV Combi y el Kamiq G-Tec

A la espera de que lleguen todas esas novedades, hoy hemos tenido una breve toma de contacto con el nuevo Superb iV en carrocería Combi y con el Kamiq G-Tec.

El  Skoda Superb iV Combi, etiqueta Cero emisiones, equipa un motor de gasolina de 156 CV y otro eléctrico de 115 CV (la potencia conjunta que pueden desarrollar es de 218 CV), así como una batería de 13 kWh (su capacidad útil es de 10,4 kWH), con la que puede recorrer con cero emisiones hasta 57 kilómetros en ciclo WLTP.

A pesar de su tamaño (4,86 metros de largo) y peso (1.730 kilogramos), es un coche muy ágil que responde con celeridad. Acelera de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos (de 0 a 60 km/h tarda 5 segundos) y puede alcanzar una velocidad máxima de 224 km/h, con un consumo medio (homologado) de 1,4 l/100 km.

El Skoda Superb iIV destaca por su dinámica y espacio interior

Otra de las cualidades del que es el primer híbrido enchufable en los 125 años de historia de Skoda es el alto confort de marcha que tiene por la suspensión adaptativa que monta de serie y que filtra a la perfección el terreno por el que circula sin que los pasajeros noten resaltes o dilataciones de la vía en sus espaldas.

Para que el coche se adapte a las preferencias del conductor en cada momento, el Skoda Superb iV equipa modos de conducción 100% eléctrico, híbrido (reserva parte de la batería para cuando queramos circular en cero emisiones) e híbrido automático (la centralita elige la propulsión más eficiente y ayuda a la recarga de la batería).

Además, hay un botón Sport (exclusivo de esta versión) para practicar una conducción más dinámica en la que comprobaremos que el Superb iV goza de una estabilidad y aplomo que transmiten mucha tranquilidad al conductor y a los pasajeros, que además disfrutan de un espacio interior sin parangón en el segmento y comparable con las mejores berlinas premium.

La batería del Skoda Superb iV Combi se recarga en un enchufe doméstico en 5 horas

De serie, trae un enchufe para recargar la batería en una toma doméstica de 2,3 kW, una operación en la que tarda 5 horas. Opcionalmente, hay otro para wallbox de 3,6 kW en el que el tiempo de recarga se reduce a 3 horas y 30 minutos.

Con la aplicación Skoda connect se puede programar la recarga, consultar la autonomía de la batería, climatizar el vehículo antes de ponerlo en marcha o abrir y cerrar las puertas.

El Skoda Kamiq de gas está diseñado para ser un campeón del ahorro

Por lo que respecta al Kamiq G-Tec, con etiqueta ECO, equipa el propulsor 1.0 TGI de 90 CV y dispone de tres tanques de GNC (proporcionan una autonomía de 410 km) y uno de gasolina de nueve litros (para 220 km).

El motor arranca con gasolina si la temperatura exterior se sitúa por debajo de los -10ºC o si no hay GNC.  El paso del combustible al gas se hace de forma automática, sin que el conductor tenga que hacer algo.

Su mayor virtud es el ahorro que supone el kilo de gas, cuyo precio medio suele estar en los 90 céntimos de euro, y que emite un 20% menos de C02 que una versión similar propulsada con gasolina, a la que, con descuentos, iguala en precio.

Los 4,24 metros de largo del Kamiq también dan mucho juego a esta versión, que se queda algo corta en prestaciones, ya que acelera de 0 a 100 km/h en 12,5 segundos y alcanza los 176 km/h. Como coche de flota es una verdadera arma para recortar los costes por uso, el problema es que, al igual que los eléctricos, la infraestructura de recarga no ayuda a incrementar sus ventas. Según la patronal Gasnam, actualmente hay operativas 89 estaciones de gas natural en España y 12 en Portugal.

Noticias relacionadas

next
x