X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

suspensión de las primarias del PSOE-PSOE ALICANTINO

Ferraz toma el control de Alicante: o le da un candidato pactado, o nombrará un perfil nuevo  

12/11/2018 - 

ALICANTE. Las primarias del PSPV-PSOE de la ciudad de Alicante están suspendidas, y es muy difícil, por no decir casi improbable que se celebren. La Ejecutiva Federal del PSOE que lidera Pedro Sánchez se ha hartado de los líos internos y ha tomado las riendas de la crisis alicantina, y en breve, se lo explicará bien clarito: o el PSOE de Alicante acuerda un candidato de consenso con un apoyo del 60-70%, o habrá un perfil nuevo y diferente a los propuestos. Y esa cuestión se tiene que resolver en los próximos días.

En la sede de Ferraz se sienten engañados, incluso por el PSPV, que en principio dio por bueno el mirlo blanco de Ángel Franco -Andrés García Trillo- que avaló el equipo de Ximo Puig y que después tuvo que rectificar al ver que Madrid no compraba esa opción, pues a la dirección de Pedro Sánchez le habían vendido un perfil del tipo el rector Manuel Palomar, y no el médico del Ayuntamiento de Alicante con un dossier de dudoso compromiso con el PSOE que lo puede hacer tambalearse en cualquier momento.

Así que ni primarias ni el mirlo blanco propuesto por la ejecutiva local de Alicante. O los socialistas de Alicante entregan una propuesta de un militante, que cuente con buenas perspectivas electorales, o Ferraz nombrará al candidato sin estimar la opinión ni siquiera la del PSPV. Desde Madrid no quieren sainetes: las perspectivas electorales son buenas y no se pueden tirar por la borda con una campaña de desprestigio constante.

Pese a que la realidad es esa, suspensión total del proceso, tanto Ferraz como el PSPV han querido vender un relato de que era necesario el sosiego después de la batalla campal en la que había entrado el proceso de primarias con una constante lluvia de críticas desde la candidaturas de Eva Montesinos y el líder sanchista José Asensi hacia la propuesta de García Trillo y todas las circunstancias que la han rodeado: respaldo de la ejecutiva local, las dudas sobre su simpatía a los valores socialistas y algunas actuaciones controvertidas en el consistorio.

A mediodía de este domingo se trasladó que la decisión se adoptada bajo todo este barullo, pero en el fondo lo que sucede es que Ferraz toma las riendas del proceso. En los próximos días, cuando baje la tensión, se intentará una propuesta de consenso amplio. Y si no se consigue, pues Ferraz ejecutará su plan sin tener en consideración ni siquiera la opinión del PSPV. Es decir, lo más probable es que no haya primarias, y que las candidaturas presentadas queden ya en el olvido. Se abre un proceso nuevo.

Las reacciones a esta decisión, la de suspender las primarias, había arrojado diferentes posturas. Del rechazo total de Eva Montesinos a la comprensión y apoyo de la ejecutiva local que lidera Miguel Millana. Asensi también lo daba por bueno si el sosiego permitía volver a intentar una opción de consenso. Millana ha criticado la virulencia de las críticas hacia el candidato Andrés García Trillo. "Quizás sea la mejor opción para que se calme el ambiente y que se celebren cuando el ambiente lo permita", había comentado el secretario general de la agrupación.


La única opción que Ferraz da los actuales candidatos -o familias internas- es que le aporten una propuesta de unión. Si eso se consigue, se abandonaría el plan b de nombrar a un candidato de renombre al estilo del rector de la UA, Manuel Palomar, que era el plan primigenio y el que Ferraz avaló para Alicante.

Noticias relacionadas

next