X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Entrevista a Fernando Botella 

Fernando Botella: “El 4.0 es una realidad, no huyamos de ella”

26/11/2018 - 

ALICANTE. Fernando Botella, escritor, consultor y motivador en compañías de numerosos países, ha pasado esta semana por Alicante para hablar en el Meliá Business Time de los factores que influyen en la consecución de objetivos y resultados en una organización. Con un nuevo libro bajo el brazo, se presenta como un firme defensor de que detrás de la era digital se esconde una la revolución cultural que ya ha arrancado.

- Van ya cinco libros escritos, ¿qué nos puede decir del último, ‘Bienvenidos a la revolución 4.0’?

En él he querido acercar al lector a todo lo nuevo que viene de la tecnología en la era digital. El libro además defiende, desde la humanidad y aspectos básicos como la relación de las personas o los modelos de liderazgo, que el futuro seguirá siendo de las personas. Con el término bienvenidos he querido enfatizar la actitud a mantener frente a todo lo que es la inteligencia artificial o la nueva robótica. Se mezcla biología y tecnología, que es lo que ya está pasando en la sociedad, aunque no somos conscientes, y va suponer la modificación en los próximos siglos de la nueva evolución llamada transhumanismo.

- ¿Es de lectura accesible?

Sí, es muy fácil. Surgió tras casi tres años realizando estudios y entrevistas y leyendo más de 150 libros para hacer este, pero está planteado de una forma sencilla para que cualquiera lo pueda entender y para que se comprenda hacia dónde va el futuro de la nueva era digital, que es una transformación cultural.

- Se habla mucho de innovación y de industria 4.0, pero ¿realmente se palpa eso en el ambiente?

El 4.0 dice más que la industria, que solo es una manera de entender los mecanismos dentro de las organizaciones. El 4.0 es una forma de pensar, es una revolución y una evolución humana, y se palpa mucho más de lo que nos imaginamos. Ya hay un porcentaje muy alto de la población que emplea Amazon, que lo que hace es manejar el Big Data y relacionarse con las personas de una determinada forma, como también están muy extendidas las redes sociales. Son pruebas de que el 4.0 es una realidad, no huyamos de ella.

- Esa transformación de la que habla, ¿dónde empieza?

La industria 4.0 va a ser una de las primeras fases de la siguiente transformación social. Así ha sido desde los inicios de la historia, desde la edad del hierro, o en la revolución industrial, que trajo la transformación del proletariado. Ahora también aparecerán nuevos grupos sociales a los que se llama profesionales de inutilidad porque no sabemos ni siquiera cuáles van a ser las profesiones del futuro. Desconocemos a qué se dedicarán el 60% de los niños que están hoy en preescolar. Los trabajos serán diferentes a cualquiera de los que conocemos ahora, con lo cual, a ver cómo les educamos. Y también en el mundo universitario ocurre igual. 

- Como asesor y motivador en empresas, ¿cuáles son las cosas que más le demandan desde arriba? ¿Coinciden con lo que se pide en otras escalas inferiores de la empresa?

Lo que más suelen demandar tiene que ver con el pensamiento creativo y disruptivo, la capacidad de convertir el error en éxito y la consultoría de estrategia relacionada con una nueva propuesta de valor en este nuevo entorno social. Las organizaciones están catalizando y trabajando el cambio y quieren transformación, transformación y transformación. Ahora estamos trabajando en compañías como Red Eléctrica de España o el Grupo Pikolinos que necesitan transformar todos los modelos de negocio. Esto es lo que nos lo piden desde arriba, pero se necesita hacerlo desde abajo, que es donde surge la ilusión, la energía, el expertis, el talento y el conocimiento para que eso suceda, y también la capacidad de no resistirse a esa cambio. Con lo cual, al final, la dificultad mayor para los consultores que trabajamos en organizaciones es conseguir casar lo que demanda la organización desde el punto de vista directivo y de objetivos estratégicos con lo que debe hacer todo el equipo.

- ¿Son iguales las necesidades de grandes corporaciones y en pymes?

Hay cosas básicas que coinciden, como lo que tiene que ver con la reinvención de la compañía, la gestión del cambio o el vivir el día a día con motivación. Luego hay algunos aspectos estratégicos de competitividad en el mercado o desarrollo de negocios internacionales donde hay diferencias. A nivel geográfico no hay ninguna peculiaridad. Las situaciones que me encuentro en una compañía de Valencia son las mismas que hay en otra en Asturias.

- ¿Cuáles son los factores que influyen en la consecución de los objetivos y en la mejora de los resultados de una organización? 

Son múltiples. No en todas las organizaciones son los mismos, incluso en la misma compañía depende de la situación que atraviese. Pero fundamentalmente los resumiría en tres básicos: el conocimiento adecuado para poder asumir el talento que se espera de cada uno de los profesionales, las habilidades, con lo que me refiero a poner el conocimiento al servicio de la acción, de la capacidad de hacer que las cosas sucedan, y en tercer lugar la actitud con la que te enfrentas cotidianamente sobre todo a la incertidumbre.

- En el ciclo Meliá Business Time, acompañado del director de orquesta y pianista Daniel Abad, ha dado a conocer a ritmo de piano las cinco claves presentes tanto en la música como en la empresa: armonía, melodía, ritmo, sintonía y modo. ¿Entienden este lenguaje los que tienen el poder de decisión?

Mi ilusión es que lo entiendan. A veces se consigue muy fácilmente y en otras compañías cuesta más, pero nuestro trabajo es que esto se lleve a las organizaciones, se ponga en marcha y funcione.

- ¿Falta quizá creatividad en la empresa?

Algunas veces falta creatividad y es el elemento fundamental por una razón: porque lo más difícil para el ser humano, no solo en la empresa, es visualizar la realidad de una manera en la que no estamos acostumbrados. Esto es la creatividad. 

next