X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

LA ELECCIÓN DE DIPUTADOS PROVINCIALES

Este es el 'soduku' (sin votación) que tiene que resolver el PP y Mazón en la Diputación de Alicante

1/06/2019 - 

ALICANTE. A la espere de que se concreten las conversaciones con Ciudadanos, que son claves para que Carlos Mazón sea investido presidente de la Diputación de Alicante, el PP debe resolver el soduku de la elección de los diputados provinciales, 14, como el PSOE, pero con la particularidad de que esta vez, no es la lista más votada. Además, el encargo que tiene Mazón, y el presidente provincial del PP, José Císcar, es evitar a toda costa las votaciones; es decir, que la elección se haga por consenso y asentimiento. No obstante, está claro que no se podrá contentar a todos los que aspiran a ocupar el puesto de diputado(s) en cada uno de los 8 partidos judiciales en los que está dividida la provincia de Alicante. Pero el mandato que ha dado Génova es que se cierren todas las heridas internas. Este sábado, Teo García-Egea visita a Alicante con ese objetivo.

De esta manera, en Alicante, donde el PP ha logrado 3 representantes, además de Mazón, lo normal sería que se premiara al candidato de El Campello, Juanjo Berenguer, que si no hay ningún imprevisto, se convierta en el nuevo alcalde, y que repita Alejandro Morant, que es alcalde de Busot y, además, coordinador comarcal. De esta manera, quedaría fuera el alcalde de Mutxamel, Sebastián Cañadas.

En la Marina Alta, puede volver el ex alcalde de Benissa y asesor de César Sánchez, Juan Bautista Roselló, ahora concejal popular en el Ràfol d'Almúnia. Al parecer, es una petición del propio Sánchez. Está por ver si la dirección la respeta.

En la Marina Baixa, no será fácil agradar a todos. Hay dos puestos. El actual alcalde de La Nucía, Bernabé Cano, quiere repetir. Le podría acompañar bien el alcalde de Finestrat Juan Francisco Pérez, que también ha logrado una holgada mayoría absoluta, o algún representante de Benidorm (José Ramón González de Zárate ha sonado mucho), aunque en el seno del PP se considera que la capital turística ya tiene representación en el Congreso y las Cortes Valencianas.

En L'Alcoià-El Comtat, todo hace indicar que repetiría Javier Sendra, actual alcalde de Planes. En el partido judicial de Elche podría entrar Juan de Dios Navarro, y algún representante del Ayuntamiento de Albatera. El tercer puesto lo podría ocupar algún concejal de Santa Pola, a no ser que se repesque a César Augusto Asencio, que, en principio, tiene difícil repetir como alcalde de Crevillent.

Además de la incógnita del Medio Vinalopó, donde el PP tiene un escaño, la otra gran pugna está en la Vega Baja. Allí, el PP tiene tres representantes. Lo normal es que Eduardo Dolón, como consecuencia de su mayoría absoluta en Torrevieja, reclame un puesto; para los otros dos hay muchas opciones: que se recupere a Dámaso Aparicio, de Orihuela, como se comprometió el propio Teo García Egea con el acuerdo para la candidatura de Bascuñana; que repita Adrián Ballester, que ahora es diputado autonómico; que se recoloque a Antonio Bernabé, si no es alcalde de Benejúzar, o que se premie a otros alcaldes o alcaldesas que han logrado mayoría absoluta, como podría ser Bigastro o Pilar de la Horadada.

Estos son los nombres que se barajan en la sede de la Avenida de Salamanca, pero es probable que cambie en función de cómo discurra la elección de los alcaldes, el próximo 15 de junio. El PP aún debe amarrar las alcaldías de Teulada, Gata de Gorgos, Calp, El Campello, Mutxamel, Callosa de Segura o Almoradí, entre otras. La idea es que todo se haga con consenso y evitando, como ocurrió en 2015, la votación, como sucedió en el partido judicial de La Vila Joiosa, donde ediles del PP presentaron dos listas.

Noticias relacionadas

next
x