Hoy es 28 de febrero y se habla de

los próximos 4 años

España presidirá la Confederación Europea del Calzado a través de la ilicitana Rosana Perán 

1/12/2023 - 

ELCHE. Apenas dos días después de que a Juan Perán, fundador de Pikolinos, se le hiciera un homenaje junto a otros históricos empresarios del calzado, su hija Rosana Perán, al frente ahora del grupo junto a sus hermanos, ejercerá de presidenta los próximos cuatro años de la Confederación Europea del Calzado (CEC), que recae ahora en España. Perán, también presidenta de la Federación de Industrias del Calzado (Fice), ostentará ahora esta responsabilidad tras la asamblea de la CEC, celebrada este viernes en el Centro de Congresos de Elche.

Perán sustituye ahora a Luis Onofre, presidente saliente y que ha ejercido el cargo durante varios ciclos. La nueva presidenta ha declarado sentir un "honor infinito" en este cargo. Una efeméride especial, ya que hacía veinte años que España no ejercía la presidencia de esta confederación. "Un país referente en la industria del calzado vuelve a liderar una institución tan importante", explicaba Perán, mencionando a su antecesor español, Rafael Calvo, "un referente".

Impulsar la sostenibilidad

Como nueva presidenta de la CEC, Perán se compromete a impulsar la sostenibilidad de las empresas del calzado, "a la tríada de Mejora Continua, Propósito y Transformación y a avanzar en una industria, la del calzado, de la que nos sintamos muy orgullosos". Añadía que la industria se encuentra en un momento decisivo para el futuro del sector, "y afronto esta presidencia desde la profunda convicción de que ese futuro pasa por la industria 5.0; una nueva revolución industrial". 

A este respecto, y sobre los nuevos cambios en la responsabilidad de los residuos, señala que "en los últimos años hemos aprendido no solo somos responsables de nuestra toma de decisiones sino también de lo que hacen nuestros proveedores. La trazabilidad une la visión y análisis de la cadena de suministro con lo que compramos a estos últimos". Considera que trabajar con ellos y hasta la venta del producto, hay que hacer un acompañamiento durante toda la cadena de valor "y hacerlo desde la unión es un gran reto que tenemos en los próximos años desde la CEC". 

"Liderar y ayudar a nuestras empresas para poder ser un ejemplo a ser transparentes en la información de nuestro producto de cómo y dónde hacemos las cosas: equipo, ecosistema y liderazgo", esgrime la recién elegida presidenta de la CEC. Destaca la necesidad de impulsar la sostenibilidad social en la industria del calzado, "basada en la consideración de aspectos éticos y sociales a lo largo de toda la cadena de producción y consumo de calzado". 

Trazabilidad y colaboración con los proveedores

Por último, sobre tareas pendientes y actuaciones de la confederación, recordaba que están especialmente activos ante el "tsunami normativo y regulatorio que viene de Europa" en temas de ecodiseño, sostenibilidad, trazabilidad de los productos, etc… "el papel de la CEC y sus asociaciones va a ser y es fundamental con el fin de que se tenga en cuenta la peculiaridad del calzado". "Esto implica no solo la preocupación por el impacto ambiental, sino también por las condiciones laborales, la equidad y el bienestar de las comunidades involucradas en la producción", continuaba. 

La CEC también se dedica a promover la armonización de las normativas en el seno del mercado único europeo para facilitar el comercio, "como por ejemplo la normativa del etiquetado y formamos parte del diálogo social europeo donde se abordan asuntos relacionados con el empleo, las condiciones laborales y otros aspectos sociales dentro de la industria del calzado". 

Apelaba al fomento de la diversidad y la inclusión en todos los niveles de la industria. Junto a ello, "las empresas deben contribuir al desarrollo sostenible de las comunidades locales donde operan". Todo para seguir posicionando al calzado que se produce en los países de la Unión Europea, "poner en valor la calidad que le distingue y defender los intereses de la industria antes las iniciativas legislativas europeas". También reconocía para acabar la labor realizada por Onofre, "un gran empresario que, durante estos cuatro años, recordemos que venimos de vivir una pandemia, ha trabajado sin descanso para ayudar a la industria a nivel europeo". Perán hacía alusión a cómo la pandemia paralizó las reglas del juego "y nos obliga a asimilar como empresarios y como personas, que tenemos que cambiar la forma de conectar con nuestro consumidor final".

Simplicidad burocrática e innovación

Por su parte, sobre la industria del calzado, el presidente Carlos Mazón, que ha asistido al acto (como la consellera Nuria Montes o el subdelegado de gobierno Carlos Sánchez), apunta a que están mejorando la capacidad en ferias, en misiones comerciales o interlocución con las entidades empresariales. "Vamos a seguir en la reforma fiscal y algo importante, como un plan para la simplificación administrativa. Pondremos en marcha el Canal Empresa para la mejora de los costes en tiempos, fiscalidad y en mejoras". Y también se seguirán con los planes de promoción que entran en boga como la Inteligencia Artificial o la innovación. "En el calzado ya tenemos un sector maduro y que se ha sabido adaptar, y tenemos que mirarles nosotros a ellos", destaca el president, recordando que la Fèria València de muestras había quedado olvidada y tiene que servir también al calzado de Elche junto a Fira Alacant.

Noticias relacionadas

next
x