X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

En el Hércules, tranquilos hasta Semana Santa

26/11/2018 - 

ALICANTE. "Tranquilos hasta Semana Santa". Ese es el mensaje que llega al Hércules desde el despacho de abogados que defiende sus intereses en el litigio que mantiene con la Comisión Europea.

El club blanquiazul esquivó la semana pasada un problema mayúsculo al ver cómo, a diferencia de lo que le ocurrió al Valencia, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sí estimaba su recurso y consolidaba la cautelarísima reconocida en julio, manteniendo suspendida la obligación de pagar los siete millones de euros que le reclama Bruselas hasta que el Tribunal General no dicte sentencia en el procedimiento T-766/16, en el que el club del Rico Pérez reclama la nulidad de la Decisión de Recuperación en virtud de la que se le exige ese pago. Desde el despacho Berasategui & Abogados, que asumió hace dos años la defensa del Hércules, se le ha deslizado a este que no se espera que la Sala Cuarta del Tribunal General dicte sentencia antes de Semana Santa por lo que, como le ocurre al Elche y a diferencia de la situación a la que se enfrenta desde el jueves el Valencia, el club blanquiazul disfrutará de unos meses de tranquilidad con este tema.

Y una vez llegue el fallo, habrá que estar al sentido del mismo. Parece claro que, salvo que su demanda sea estimada, el Hércules recurrirá la sentencia ante el TJUE (al igual que hizo con el auto anulado por ese órgano jurisdiccional la semana pasada). Para lo anterior contará con dos meses de plazo a contar desde la notificación de la resolución. Conviene recordar aquí que los recursos de casación ante el TJUE no tienen efecto suspensivo (su mera admisión no comporta la

suspensión), es decir, si se desestima la demanda del Hércules o solo se estima parcialmente, el club tendría que pagar (siete millones en el primer caso o una cantidad inferior en el segundo). 

Ahora bien, igual que ocurrió con el auto del pasado mes de marzo del Tribunal General, el club puede pedir en su recurso que se suspenda cautelarmente el efecto de la Decisión de Recuperación. Esto llevaría, como ya sucedió en julio, a un cautelarísima que meses después se consolidaría o no, pero siempre habría permitido al club ganar tiempo. Lo que está claro es que, salvo el improbable caso de que Luxemburgo anule la Decisión de Recuperación, al Hércules solo le valdrá militar como mínimo en Segunda División A para tener una capacidad económica suficiente que le permita salvar esta bola de partido.

Noticias relacionadas

next