X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

valientes digitales / OPINIÓN

Empresa familiar y transformación digital 

19/05/2019 - 

Las empresas familiares representan casi el 80% del tejido empresarial de España. Este tipo de corporaciones tienen características en común que las hace muy similares entre sí, siendo la transformación digital uno de los retos más urgentes a tratar en ellas.

Tras la llegada de la crisis económica, las empresas familiares abrazaron la internacionalización para poder solventar la reducción de los ingresos en nuestro país. Esto dejó en un segundo plano los procesos de transformación digital. Ahora que la economía se recupera, afrontar la transformación se hace acuciante.

En la empresa familiar, los valores y la cultura corporativa se mantienen con solidez generación tras generación. Para algunos consejos los procesos de cambio parecen venir a  desbaratar lo establecido hasta el momento. Por nuestra experiencia con estas empresas esta visión temerosa de la transformación digital está arraigada por el miedo al cambio y no se corresponde con la realidad. La innovación y los cambios no tienen que cambiar la cultura y valores de la empresa, sino mejorar sus procesos para poder cumplir sus objetivos con mayor efectividad.

La innovación debe ser adaptativa, pero no hay que olvidar que también deben ser adaptativas la cultura y los valores de la empresa. En las épocas de cambio, quien no es flexible acaba desapareciendo.

El cambio de modelo debe ser abanderado por los propietarios de las empresas familiares. Por suerte, como consultores percibimos que las nuevas generaciones que, poco a poco, van asumiendo las posiciones decisivas en estas organizaciones saben que deben adaptarse al cambio digital e implementar nuevos procesos en sus organizaciones.

Cuando se produce el relevo, las empresas cuentan con un líder más informado y conectado que nunca con la nueva economía, y en ocasiones, tiene que vencer la resistencia de un entorno que rechaza modificar los procesos establecidos.

¿Cuál es la palanca que permite iniciar el punto de inflexión de esta tendencia?

Los directivos tienen que tomar las riendas de la cultura del cambio y aplicar políticas flexibles y adaptativas. Pero el cambio no es cosa exclusiva de los directivos, deben ser capaces de involucrar a todas las personas de la compañía.

El cambio  debe empezar por las persones en su forma de pensar, de actuar y de gestionar su trabajo. La capacidad técnica queda obsoleta en pocos meses y lo importante es saber adaptarse a los cambios con mayor frecuencia. Por tanto, a la hora de elegir a las personas que conformen tu equipo, hay que observar sus valores de adaptabilidad por encima de su capacidad técnica en el momento.

 La clave es crear un equipo que lidere la transformación con personas afines a los procesos digitales, dinámicas y flexibles a la hora de enfrentar dificultades, con conocimiento del negocio y de la compañía y capaces de implementar con velocidad los cambios. Personas que sepan tomar decisiones y trabajar con autonomía, pero que a la vez acompañen al líder entendiendo sus señales. Los consultores sabemos por experiencia que es difícil desde definir los perfiles necesarios y seleccionar profesionales adecuados, por ello ayudar a los líderes a conformar el equipo que implante la transformación digital es una  de las labores que más nos valoran. Una empresa es lo que sus mando intermedios son , de ahí la importancia de conseguir o formar profesionales que ejerzan esas funciones con la visión alineada con la transformación digital.

Se trata de crear equipos sólidos, actualizados y multidisciplinares, exigentes con su trabajo y motivados para realizar cambios que empujen al resto de la organización.

Muchas veces la clave para crear el equipo no es contratar nuevas personas sino formar a aquellos perfiles que por su compromiso van a resultar clave en el desarrollo de la empresa. Esta fórmula tiene la ventaja de generar una mentalidad tecnológica digital en personas que ya tienen un gran conocimiento de la empresa y sus valores. Sin duda alguna el recorrido está en ese camino

En cualquier caso, contar con el apoyo de una consultoría con experiencia para acelerar el proceso de creación y formación de equipos y la implantación de tecnologías es una de las mejores decisiones que una empres familiar puede tomar para agilizar los procesos de cambio, minimizar riesgos y asegurar la rentabilidad del proyecto que los consejos van a exigir.

Los modelos cambian, las relaciones entre proveedores y clientes también están llegando al punto de nutrir, los primeros a los segundos, de personal cualificado para poder construir equipos que permitan evolucionar la relación entre ambos. Quien no comprenda esto nunca construirá la escalera necesaria para llegar a lo más alto del negocio y la relación de futuro con los clientes actuales y venideros.

Noticias relacionadas

next
x