X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de marzo y se habla de Compromís ignasi candela PP ALICANTE elisa díaz benidorm altea

Embrollo en el Elche a cuenta de las opciones de reforzarse tras la salida de Benja Martínez

12/02/2019 - 

ALICANTE. Vaya por delante que en el Elche este martes uno se encontraba con gente que aseguraba que iban a fichar, con otra que lo mantenía el día anterior pero ahora se desdecía y también con quien decía que en ningún momento se habían planteado hacer un fichaje a cuenta de la salida de Benja Martínez.

El caso es que, al calor de la marcha del delantero y teniendo en cuenta que los franjiverdes se reforzaron la semana pasada, pese a que estaba cerrada la ventana de fichajes de enero, eran muchos los que preguntaban no ya si el Elche debía fichar otro nueve, directamente si podía o no hacerlo. Este no es un tema pacífico. De hecho, uno puede encontrar opiniones diametralmente opuestas al respecto e incluso hay un antecedente más que curioso, de hace justo un año, cuando Las Palmas traspasó a Jonathan Viera al fútbol chino: el conjunto canario tenía sus 25 fichas ocupadas a 31 de enero y ya en febrero, con el mercado de fichajes de invierno cerrado, traspasó al centrocampista grancanario y a continuación quiso fichar a otro futbolista. Primero, solicitó autorización a la Liga de Fútbol Profesional (LFP), que se la denegó; a continuación, hizo lo propio con la Real Federación de Española de Fútbol (RFEF), que por el contrario le manifestó que sí podía; y finalmente, no terminó incorporando a ningún futbolista. La situación del Elche hoy es análoga a la de Las Palmas, porque a 31 de enero los franjiverdes tenían una ficha libre, la de Sory Kaba, que pagó su cláusula, pero la ocuparon días después con Yacine, de acuerdo con lo que marca el Reglamento General de la RFEF y en febrero traspasan a un futbolista (una cesión es también un traspaso, solo que temporal) volviendo a tener una ficha libre.

Las únicas referencias que hay respecto a lo anterior es el requisito que establece el citado Reglamento General sobre el futbolista a incorporar con el mercado de fichajes cerrado: no solo ha de estar en paro, es que ya tenía que estar en esa situación al cierre del mercado. Y una circular de septiembre de 2002 de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) en la que al tiempo que se reconoce a los clubes la posibilidad de fichar fuera de mercado en aras de garantizar el derecho al trabajo de los futbolistas, también se previene ante la posibilidad de que eso pueda derivar en una práctica que adultere la competición. Con base a lo anterior, muchos entienden que reforzarse aprovechando una ficha que no estaba vacante a 31 de enero, aunque sea para reforzarse con un futbolista en paro ya en esa fecha, es como advierte FIFA adulterar la competición y, por lo tanto, que no es posible. Es decir, que el Elche no podría ocupar la ficha que Benja deja libre. 

No obstante, también hay quien sostiene todo lo contrario y precisamente a partir de los argumentos de aquellos que se oponen a la posibilidad de fichar: en la normativa nada se dice de que la ficha tenga que estar libre el 31 de enero, se exige que a 31 de enero el futbolista a fichar esté ya en paro, pero no que el club de destino tenga libre una ficha en ese momento, por lo que un traspaso o un despido de un jugador genera una ficha vacante que sí se puede cubrir con un futbolista, siempre que este ya estuviese en paro cuando se cerró el mercado de fichajes y con independencia de que el club que se refuerza no tuviese fichas libres en el momento de producirse ese cierre de mercado.

En el entorno franjiverde son muchos los que no entienden cómo el Elche puede desprenderse a estas alturas de curso de uno de sus dos únicos delanteros centro sabiendo que no puede firmar a otro y no pocos los que aseguran que realmente el club pensaba que sí podía fichar y tras dar luz verde a la salida de Benja se encontró este martes con que la LFP no le permite fichar porque la única ficha libre a 31 de enero ya la usó para firmar a Yacine. Tanto si es una cosa como si es otra, tanto si el Elche quería fichar como si no, lo que es seguro es que cuenta con un margen de 300.000 euros sin consumir de su límite salarial tras ingresar la cláusula de Sory Kaba, reducir deuda y ampliar capital.

Noticias relacionadas

next