X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

por amor al arte / OPINIÓN

Elle Fanning

26/05/2019 - 

Ximo Puig está sentado en la cima del Everest rodeado de leones. Mónica Oltra, en plan secretaria del 1, 2, 3, pero con gafas más super grandes, suma, resta y canta sonriente los resultados. Podría ser ahora mismo al revés. Y que Manolo Mata, bikini sherpa y peluca denisovana, fuera el que sirviera los canapés del catering de Quique Dacosta. María José Catalá le canta la Misa de Réquiem en re menor de Wolfang Amadeus Mozart a Isabel Bonig que ya está incendiando com un bou embolat los cielos celestiales. Pero eso ya lo votamos. Hoy toca parar a la extrema derecha  eligiendo a los etéreos y severos diputados europeos, a  concejales y alcaldes. Sólo falta lo de las Diputaciones. Dios nos coja confesados. El asesinato de Polop, el Pare Camps, Rodrigo Rato, los Cotino y los Blasco, los coches y relojes de Eduardo Zaplana, , el moho del señorito, la carne cruda del saqueo popular: “la Comunitat Valenciana es lo peor que hay”. Mare de Déu del SufragiSant Vicent dels diners. Dos mil tres mil, cuatro mil. Se oye pasar una moto. Todos haciendo cola en la cima del poder. Los jóvenes, niños y adolescentes, alegres, follatrices y cabreados, en plena emergencia climática, son las trenzas de Greta Thunberg. Nos desafían. Otra dimensión.

A Luis Barcala le sienta fatal el Tíbet. Tose fatal, respira mal y maldice peor haciendo cola en el estrecho despeñadero que le precipitará a la cumbre del desastre. Justo ahora unos segundos antes de culminar -chassss- lúcido, piensa que le sienta fatal el mal de altura interrumptus, que le toca ya pincharse ácido hilálurico; cómo pasó el sarampión, en la desenvoltura de los Carlos Mazón y en qué campo de golf perdido y monasterio bendecido estarán ahora mismo recogidos César Sánchez y Mari Carmen De España. El alcalde habla solo, en el falcon municipal, en código morse, incluso con los periodistas y va repitiendo por todas las radios y televisiones que los alicantinos pasamos las mejores Navidades 2018 de nuestra historia a modo de despedida porque sabe que se está jugando el liderazgo de la oposición. Mari Carmen Sánchez regatea el oxígeno de la supervivencia. Incluso el de la suya propia. Todo el universo popular oye el susurro, el gemido Carla Bruni que resuena en el cráneo Barcalaofrécele lo que quiera.  Roca Rey le brinda el toro a Juan Carlos I en las Ventas. Elena de Borbón tuerce el morro. Santiago Abascal sonríe en el tendido 7 Joder con el coño de Victoria Federica. El Premio Princesa de Asturias de las Letras es Siri Hustvedt. Le están arreando de lo lindo a Meritxell Batet. El yate de Enrique Ortiz cimbrea en la lontananza. Donde se acaba la tierra plana. En las redacciones ya está listas las portadas digitales, Y las de papel. Nadie se acuerda de recoger la basura. Nunca. Palabra de dios. Te alabamos señor.

Natxo Bellido suda subiendo haciendo cola contra los suyos, le pesa muchísimo la nevera portátil, pero se engaña diciéndose que la escalada a cima de la montaña más alta del mundo alicantino es para él un pequeño paso para el hombre pero gran un salto para el Bloc. Que es la humanidad. Aquí sale otra vez desde la esquina del blanco de la pantalla Gerard Fullana con su azada al hombro pensando que ya ha empezado la temporada de clòtxines. Xavi Lópéz trepa a puro huevo en sus hombros -abandonado por Podem-  a un Miguel Ángel Pavón, que sigue sorprendentemente vivo en el Comité Central. Manuel Alcaraz, como ya no es la novia en el bautizo, ha conseguido consagrarse como Dalai Lama del Tibet alicantino en el exilio. Ahora quiere ser Sindic, pero nadie quiere morirse. Aunque sea falangista pata negra. Roguemos por la napoleónica y oceánica alma de Puigdemont. Amén. Jesús. Nadie se sale de la cola aquí arriba. Aunque luego hay que bajar. Que es lo peor. Siempre.

La épica de los pactos: Paco Sanguino, favorito por los pelos, recita de memoria La Ilíada en griego. Hoy tampoco acaba Juego de Tronos. Luis Barcala y Mari Carmen Sánchez, se disputan -que puede autodestruirse de ambición votándose a sí misma- el liderazgo. Vox vuelve a la escena del crimen: el bar donde se conocieron. Los deberes urgentes: la limpieza y la ordenación de la ciudad. La Cultura y la Modernidad. La incógnita del resultado a bocajarro de esta madrugada: incertidumbre. Será clave la participación de los distritos rojos federales. Lo que saldrá si Dios, Sant Nicolau y la Mare del Remei se ponen de acuerdo y quieren: el Botànic II se negociará a lo bestia, como un todo. Una Consellería para EU. Una dirección general para Àgueda Micó.  En la formación de alianzas veremos en dónde queda, quién devora a quién en Alacant. Valor, lealtad, generosidad, bondad. El Tratado de Voynich está escrito en una lengua protoromance. Señor, en tus manos encomendamos nuestro espíritu. 

La estética Steve Banon: Theresa May llora. Aúlla. Collares y fortunas de aristócratas salpicadss de ginebra. Es mucho más perversa la sonrisa de lobo sangriento de Boris Jhonson. Nunca se puede medir el fracaso. La xufa valenciana mejora la visión. Un servidor también ha colocado torcido el retrato de Lenin, no es para nada zoofílico y conoce feministas que “no son feas como el demonio”. La estrella rutilante de la semana, Jorge Buxadé, de Vox, suelta “me arrepiento de haber estado en el Partido Popular, no en la Falange”. Díaz Ayuso, el fichaje de Pablo Casado para la Batalla de Madrid confiesa “perdí la fe a los 9 años”. En Génova  todo está  preparado para la masacre del lunes. San Restituto Mártir.

El silencio ha caído, con la lluvia, en la Sierra de Espadán. Las niñas, Glorita Carratalá, Andrea Iglesias y Kate Matveeva, sonrien, gritan de alegría, lo llenan todo, se emocionan desgranando las noticias de sus vidas. Que con el tiempo, cocinando, serán sagas, mitos y se convertirán en palabra de dios hasta que nadie las recuerde. Y alguien las vuelva a vivir. Inma De la Concepción ha caído enferma esta noche. Cariño, no te preocupes. Todo pasará. Huyo asustado, preocupado, llorando. Bajo al Pozo Hondo. Me lanzo al agua desnudo. Duelen las heridas. Tengo quince años. Mi madre me dice que salga. Cariño, no te preocupes. Todo pasará.  El agua está helada. Desnudo espero que amanezca. Subo cruzando con respeto los cadávares de las trincheras. Inma balbucea: ha llamado. Mi nunca bien ponderado ni pagado Her Direktor Miquel González sabe que soy paciente. No le contesto. Seguro que me habrá escrito una columna magnífica.

Noticias relacionadas

next
x