X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

firma invitada / OPINIÓN

Elche, rumbo claro

18/12/2017 - 

Uno de nuestros principales objetivos en la tarea de gobierno de la ciudad es la definición de una estrategia de futuro para nuestro municipio y la reflexión permanente sobre los retos que se nos presentan con el fin de construir una ciudad más moderna, dinámica, cohesionada y, sobre todo, más humana.

En ese sentido, en este momento estamos inmersos en pleno proceso de Planificación Estratégica, que hemos denominado Elx-2030, y, al mismo tiempo, acabamos de concretar nuestra Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado que ha obtenido una aportación económica de 15 millones de euros procedentes de fondos públicos de la Unión Europea tras conseguir la mayor puntuación de entre los 185 proyectos españoles presentados.

En este momento hemos activado un proceso de planificación estratégica que cuenta con el respaldo del Consejo Social de la Ciudad y que se apoya en la Red de Consejos Municipales Sectoriales (agrario, medio ambiente, comercial, escolar, cooperación, discapacidad, mayores, mujeres e igualdad). Así como con el trabajo del Comité de Dirección del Plan, formado por una treintena de ilicitanos caracterizados por su competencia profesional e independencia política, y el respaldo de la Oficina Técnica, que dirige Antonio Martínez, economista y experto en planificación estratégica.

El trabajo realizado hasta la fecha nos ha llevado a concretar una primera definición del modelo de ciudad que queremos para el futuro. Y tiene que ser creativo, digital, circular, responsable y sostenible. Al mismo tiempo que realizamos diagnósticos en el seno del Plan Estratégico, trabajamos desde distintos ámbitos para impulsar la actividad económica y, en definitiva, aumentar el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos.

En concreto, estamos armando una sólida candidatura para optar a la distinción de Capital Verde Europea en 2030. Para ello hemos comenzado a trabajar con el fin de lograr resultados tangibles en doce indicadores medioambientales determinantes. También actuamos en el ámbito económico para fortalecer nuestro liderazgo industrial en la Comunidad con la ampliación del Parque Empresarial en unos 600.000 metros cuadrados, la construcción del Campus Tecnológico y el Plan de Atracción de Inversión Privada.

De forma simultánea apoyamos el proceso de modernización y dinamización del comercio ilicitano y la consolidación de Elche como destino turístico singular, atractivo y de calidad, al tiempo que apostamos por el desarrollo del gran potencial agrario que tiene el Camp d’Elx.

Por otra parte, colaboramos con el Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández de Elche para iniciar el camino de un cambio de modelo productivo con el fin de abrirnos paso en sectores de futuro como la robótica, la biotecnología o el aeroespacial.

Desde una perspectiva medioambiental hemos impulsado el Plan Especial del Palmeral, uno de nuestros patrimonios de la Humanidad, para blindarlo jurídicamente frente a la construcción pública y privada, y estamos elaborando el Plan de Acción Local contra el cambio climático y el Plan de Movilidad Urbana Sostenible.

Por lo que se refiere a las infraestructuras tenemos nuestra propia agenda, que pasa, entre otras actuaciones, por la llegada del AVE a la ciudad, la construcción de un tercer carril tanto en la A-31 hasta Villena como en la A7 hasta Murcia, a las que hay que añadir la conexión de nuestra línea de cercanías con el aeropuerto y la estación de Alta Velocidad Dama de Elche; junto con la finalización de la Ronda Sur y el acceso por la N338 al Aeropuerto de El Altet.

En cuanto al ámbito territorial ya está en marcha la elaboración de un nuevo Plan General que favorezca el desarrollo de una ciudad equilibrada, humana, cohesionada y preparada para el liderazgo territorial y económico. Asimismo, desde una perspectiva de las relaciones territoriales, tenemos que ser capaces de fortalecer nuestra capitalidad industrial y el liderazgo socioeconómico en la Comunidad aprovechando las fortalezas que nos da nuestra ubicación estratégica, la extensión del municipio, la riqueza ambiental o nuestra heterogeneidad y pluralidad con nuestras 30 partidas rurales.

En este aspecto, considero que también tenemos que mantener y potenciar la influencia comarcal en Crevillente y Santa Pola, en nuestra zona de influencia natural en el Vinalopó hasta Novelda y en el Segura en el eje formado por Rojales, Dolores y Guardamar. Se trata de un área de influencia que agrupa a unos 400.000 habitantes.

Por lo que respecta a las relaciones con la vecina ciudad de Alicante, entendemos que deben estructurarse sobre dos conceptos básicos: la cooperación entre municipios vecinos y la competencia entre ciudades muy similares. Se trata, en suma, de cooperar en la satisfacción de necesidades comunes y, al mismo tiempo, competir de forma leal en la atracción de inversión pública y privada, así como de talento y capital humano.

Desde la perspectiva de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) para el periodo (2017-2023), esta va a suponer una inversión de 30 millones de euros a financiar al 50% entre el Ayuntamiento de Elche y el Programa Operativo FEDER. Para elaborar esta estrategia ha sido esencial conocer los principales problemas que afectan al municipio, entre los que hemos identificado la alta tasa de desempleo y el bajo nivel renta; la presión sobre el medio ambiente; el elevado consumo energético y la presión del tráfico; el estancamiento y envejecimiento de la población; la pobreza y la exclusión social de colectivos desfavorecidos; la infravivienda y la degradación edificatoria, la brecha digital y las desigualdades socioeconómicas.

Nuestra estrategia intenta actuar para eliminar las vulnerabilidades detectadas y aprovechar las potencialidades. Las líneas de actuación pasan por la consecución de cinco objetivos. El primer lugar, el desarrollo del modelo de Elche Ciudad Inteligente para promover la gestión eficiente de infraestructuras y servicios; en segundo término, el impulso de Elche Ciudad Verde y Sostenible; el tercer objetivo se fija en el desarrollo del modelo de Ciudad Solidaria; el cuarto aspecto es repensar la ciudad desde la igualdad de género y, por último, el desarrollo de Elche Ciudad Creativa e Innovadora para favorecer la reindustrialización, la diversificación sectorial y la internacionalización empresarial.

 Desde un punto de vista político, debo remarcar que se trata de una estrategia de desarrollo local participativa en la que las ideas y propuestas de los agentes locales y de la ciudadanía suponen una aportación esencial. Nuestra visión de futuro para Elche tiene que ser, necesariamente, compartida, pero liderada desde el Ayuntamiento, trabajando juntos con debate, consenso y cooperación, y con un rumbo claro para todo el municipio: construir un Elche mejor, una ciudad moderna y cohesionada, pero sobre todo una ciudad humana, en la que las personas, su calidad de vida, su dignidad, su prosperidad y su felicidad sean lo realmente importante.

next