licitaciones de cara a la futura ejecución de las obras

Elche cierra el calendario de ampliación del Parque Empresarial: al menos otro año de trámites y dos de obras

30/03/2022 - 

ELCHE. El Ayuntamiento ilicitano ya tiene cerrado el calendario para la ampliación del Parque Empresarial, al menos a nivel de trámites, con las licitaciones para preparar la actuación, así como una estimación del plazo para materializar la urbanización, que sería de casi dos años. El Consejo de Administración de Pimesa, la empresa municipal que promueve la urbanización, ya ha aprobado los distintos pliegos de condiciones para la reparcelación, urbanización o dirección de obras. En total, será al menos un año más de procedimiento administrativo y una previsión de dos para la intervención. Como se esperaba, una ampliación que trascenderá tres legislaturas

Estos son los plazos para cada aspecto a impulsar ahora

Con esta última etapa para la ansiada ampliación de casi 600.000 metros cuadrados, ya en manos municipales, se va a licitar la asistencia técnica para la redacción del programa de actuación integrado, que consta del desarrollo urbanístico, con la reparcelación, el proyecto (diseño) de la urbanización y la propia dirección de obras. Tendrá un coste de 568.754,27 euros y varias fases. Por una parte el programa con la urbanización, las conexiones exteriores o la rehabilitación prevista de la Casa de la Mina tendrá un plazo de entrega de 10 meses; la propuesta de reparcelación 12 meses; y la futura dirección de obras así como la coordinación de Seguridad y Salud, 21 meses. 

La reparcelación, el punto que más puede costar

Eso sí, aunque queda al menos un año de trámite para la redacción de estos trabajos una vez adjudicado el contrato, estos se harán de forma paralela y se irán entregan de forma escalonada. Pero hay que tener en cuenta que harán falta exposiciones públicas al menos por la reparcelación, lo que supone algún mes más, y que este trabajo es el más denso. Aunque el plazo es de un año, después se tendrá que ejecutar la misma, lo que supondrá por parte de Pimesa negociaciones con los propietarios por cómo quedan las nuevas parcelas, o posibles expropiaciones del terreno, que es multipropiedad. Aunque no son muchos los dueños en el futuro sector E-49, por lo que podría ser menos problemática. Y posibles alegaciones a la misma no alterarían el proceso, de hecho aún hay trámites judiciales en activo de ampliaciones anteriores del enclave de Torrellano.

Y por último, hasta que no finalice la reparcelación, no podrán entrar las máquinas a urbanizar y dejar el sector listo para la entrada de futuras empresas. Una urbanización que también se tendrá que licitar una vez se entregue la redacción de la actuación, la de los 10 meses de plazo. En definitiva, un enrevesado ciclo ahora de trámites, la última parte tras previos y farragosos pasos urbanísticos. Teniendo en cuenta que en 2023 estarían entregadas las redacciones técnicas que ahora se externalizan, con los casi dos años previstos para las obras, como pronto no podrían entrar las máquinas puede que hasta 2025. En todo caso, desde el Ayuntamiento se espera que se puedan acortar estos plazos, que en materia urbanística nunca se sabe cuánto se pueden alargar.

Noticias relacionadas

next
x