X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

vALIENTES DIGITALES / OPINIÓN

El viaje al futuro de la empresa alicantina

7/07/2019 - 

La transformación digital ha aparecido como el destino casi mágico al que deben encaminarse las empresas para permanecer en un mercado que cada vez entienden menos. Todas las empresas quieren estar en la economía digital, algunas sin saber siquiera qué significa. Otras si saben a dónde quieren llegar, pero la mayoría de las veces (como pasa cada vez que debemos viajar a un sitio donde nunca hemos estado) se desconoce el camino.  

Algunas empresas quieren iniciar su viaje y se lanzan a introducir tecnología e implantar sistemas para tratar de mejorar su gestión, otras comienzan tecnificando sus procesos de producción, pero sin que el resto de la compañía acompaña esos procesos y sin haber fijado un rumbo definido. La aventura suele salir mal y cara. ¿Cuál sería entonces el itinerario que nos guíe hacia la competitividad y la eficiencia?

La transformación digital implica metamorfosear la forma de funcionar de un negocio para que utilice la tecnología eficazmente, mejore sus procesos, amplíe sus posibilidades y, como resultado a todo esto, venda más. Un ejemplo puede ser la implantación de una plataforma de e-commerce y una estrategia de marketing online que amplíe las ventas de la compañía.

Por ello, al afrontar la transformación digital, una empresa debe tener en cuenta la preocupación principal del empresario y la Dirección: el miedo a la quiebra. Si comenzamos por realizar las modificaciones necesarias para que su negocio aumente en el corto plazo habremos causado la emoción positiva de que la transformación tiene resultados, y habremos ganado su confianza para emprender cambios más profundos.

Posteriormente y como consecuencia de la transformación del negocio, inevitablemente se producirán conflictos en la organización, ya que tendrá que asumir los cambios provocados por la mejora del negocio. Este es el momento de empezar con la transformación de la organización.

Para facilitar esta transformación es recomendable construir un equipo de alto rendimiento totalmente alineado con la visión y objetivos de la empresa que funcione como impulsor del cambio. Los cambios en la organización suponen introducir procesos que lleven al uso de 0 papel, el trabajo colaborativo y en la nube y a compartir la información de los cuadros de mando, entre otras cosas, sabiendo que siempre hay una resistencia al cambio, especialmente cuando afecta a perfiles y maneras de trabajar asentadas desde hace mucho tiempo.

Finalmente, la organización nos llevará a las operaciones.  A este tipo de cambios las  empresas están más acostumbradas. Entienden que invertir en una máquina que produce más rápido aumenta los beneficios y ahorra costes energéticos. Entienden que implantar un SGA aumenta la calidad del servicio y optimiza los espacios. Como ya hemos vivido varias revoluciones industriales, las compañías tienen bien asumido que invertir en la producción y la logística abarata la producción .

Al final la digitalización mejora los resultados de la compañía por partida doble, por un lado, mediante las inversiones en producción logística y organización la empresa reduce sus costes y el tiempo que tarda en completar sus procesos, mientras que digitalizando la acción comercial y de marketing consigue aumentar los beneficios.

Las empresas de Alicante tienen predisposición y compañeros de viaje (consultorías y expertos) para salir airosas de la transformación digital. Pocos días atrás organizamos "The Revolution of Brands", un foro para discutir sobre las necesidades, experiencias e iniciativas en creación de marca y transformación digital y más de 200 empresas de la región estuvieron presentes, demostrando que mantienen una actitud activa para estar preparadas a los cambios que nos trae el futuro.

Contamos con buenas empresas y empresarios que han sabido actualizar sus empresa durante décadas, contamos con consultorías estratégicas con experiencia y con conocimiento de las necesidades de las compañías locales para guiar y acompañar a estas empresas y ya se puede percibir que, entre todos, estamos creando un ecosistema digital en el que Alicante está demostrando que sus empresas pueden ser un modelo para el resto de España.  Ahora es el momento, hagamos que suceda.

Andrés de España

CEO 3dis.com

next
x