X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la oferta llegó fuera de plazo por un supuesto 'error informático'

El Taibilla adjudica el contrato de las desaladoras de Alicante a Inima tras descartar a Acciona

1/06/2019 - 

ALICANTE. La Mancomunidad de Canales del Taibilla, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, ya tiene propuesta de adjudicación para operar las dos desaladoras de la ciudad de Alicante que introducen su canal en el sistema general del Taibilla, del que beben 80 municipios, 35 de los cuales en la provincia. Según la propuesta de adjudicación, la oferta mejor valorada ha sido la presentada por la UTE entre Inima y Construccione Alpi.

Como ha contado Alicante Plaza, la Mancomunidad decidió sacar a concurso la explotación de las dos desaladoras, situadas una junto a la otra en el Canal de Alicante y con instalaciones comunes, en un solo contrato. Algo que hasta la fecha no había sido posible porque 'Alicante I' se construyó en régimen de concesión, y ésta vencía ahora después de 15 años. Precisamente, esa concesión estaba en manos de Acciona, que fue quien levantó la primera desaladora de la ciudad pero que, en esta licitación, se ha quedado fuera. Inima, por su parte, ya operaba en solitario la desaladora 'Alicante II', construida en 2008 por el Ministerio a través de la sociedad estatal Acuamed.

La UTE entre Inima y Construcciones Alpi se ha preadjudicado el contrato fundamentalmente gracias a la propuesta técnica, con la que ha obtenido de lejos la máxima puntuación. Algo en lo que, sin duda, ha pesado el hecho de que ya conoce las instalaciones. En cambio, la mejor oferta económica (que otorgaba el 60% de la puntuación) ha sido la presentada por Abengoa. Así, si finalmente se confirma la propuesta, la UTE operará las dos desaladoras durante los próximos dos años (con opción a otros dos) por un importe de 7,9 millones de euros, impuestos incluidos.

La eliminación de Acciona como licitador, que causó sorpresa en el sector, se produjo porque tal como adelantó este diario la multinacional presentó la documentación de forma telemática fuera de plazo. Acciona alegó ante el Taibilla la existencia de un error informático que impedía realizar los trámites en la Plataforma de Contratación durante las últimas horas del plazo, que fue cuando supuestamente intentó presentar su oferta. No obstante, un informe técnico elaborado por los informáticos de la plataforma descartó cualquier anomalía, por lo que en todo caso el fallo informático se habría producido en los equipos de Acciona.

Aprobada la mejor oferta, solo falta oficializar la adjudicación, aunque las empresas descartadas aún pueden acudir al Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, que de momento no ha recibido alegación alguna al respecto. Como ha contado este diario, además de Inima, Acciona y Abengoa, se presentaron al concurso Sacyr Agua y una UTE formada por Suez (el grupo propietario de la valenciana Hidraqua) y FCC Aqualia.

Noticias relacionadas

next
x