X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de enero y se habla de alicante hoteles CEV enebe microsoft UNIVERSIDAD DE ALICANTE

de lo contrario, tendrán que ser amonestados

El Síndic advierte: hay que controlar la contaminación acústica del casco antiguo de Benidorm

11/11/2018 - 

BENIDORM. Benidorm no tiene ninguna zona calificada como acústicamente saturada, pero sí que hay algunos vecinos del casco antiguo que están saturados de tanto ruido provocado por el ocio nocturno. Así lo hizo saber una ciudadana de Benidorm interponiendo una queja ante el Síndic de Greuges que está pendiente de resolver después de haber hecho algunas recomendaciones al Ayuntamiento en un informe en el que entre otros, advierte que tiene que tomar cartas en el asunto porque de lo contrario, podrían ser ellos los perjudicados con sanciones.

Tras mencionar una sentencia del Tribunal Constitucional, asegura que la "pasividad administrativa ante los efectos perjudiciales para la salud provocados por estas actividades molestas, podría generar la responsabilidad patrimonial por funcionamiento anormal de la Administración, con la consiguiente obligación de indemnizar los daños y perjuicios –materiales y físicos- que se le pudieran irrogar a los vecinos colindantes".

La queja hace referencia a dos locales de la calle Santa Faz llamados People y Papagayo. Según explica la denunciante de los hechos, el problema derivaría de los ruidos como consecuencia de los clientes que siguen la fiesta en la puerta del local para fumar, o incluso asegura que pondrían sillas y mesas en la terraza cuando esto estaría prohibido porque no contarían con autorización municipal.

En primer lugar, el Síndic recomienda que la policía local de Benidorm haga nuevas mediciones sonométricas en los momentos de mayor actividad para comprobar si existe tal problema. De corroborarse, tendrían que pedir a los establecimientos que tomaran todas las medidas correspondientes para que dejaran de molestar a los vecinos. Para ello, incluso recomiendan que sufraguen un medidor externo como así habría propuesto el Ayuntamiento.

Asimismo, menciona la prohibición de consumir bebidas alcohólicas fuera del establecimiento además de impedir que haya sillas y mesas en una calle tan estrecha.

Por otro lado, recogen la queja de los horarios, que según la vecina estaría excediendo uno de los locales, para que tengan mayor control de estos requerimientos. E incluso recomiendan que se modifique la recogida de cubos de basura para que pasen a otras horas donde no pueda perturbar el descanso de los residentes a las 2 de la mañana.

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana, Lorenzo Martínez, afirmó a este diario que están estudiando la queja transmitida por parte del Síndic para comprobar dónde está el problema y qué alcance tiene para poder tomar las medidas oportunas que permitan el equilibrio entre el descanso y el ocio de una ciudad turística como Benidorm.

Noticias relacionadas

next