X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El sector de la automoción entra en "crisis" tras nueve meses en negativo

1/07/2019 - 

MADRID (EFE). La caída de las ventas de turismos y todoterrenos del 8,3% en junio, el noveno descenso en tasa interanual consecutivo y el mayor para ese mes en los últimos ocho años, ha situado en "crisis" oficial al sector de la automoción en España.

El vicepresidente ejecutivo de la patronal de fabricantes (Anfac), Mario Armero, ha admitido que ya "se puede hablar de crisis" en la automoción.

Para la vicepresidenta ejecutiva de la patronal de concesionarios (Faconauto), Marta Blázquez, los diez meses seguidos de retroceso en el canal de particulares "ponen en peligro puestos de trabajo, la viabilidad de los concesionarios y sus futuras inversiones".

De hecho, las ventas en el canal de particulares descendieron por décimo mes consecutivo en tasa interanual un 18% (50.408 unidades), con caídas en todas las comunidades autónomas y de doble dígito en prácticamente todas ellas.

El canal de particulares registró el peor dato para un mes de junio en los últimos tres años y a pesar de que, tradicionalmente, es un mes muy positivo para las entregas de vehículos tanto en este canal como en el de empresas y alquiladoras.

El canal de empresas retrocedió un 6,8% (39.139 unidades) y las matriculaciones para las compañías de alquiler subieron un 5% en junio (40.972 unidades) impulsadas por las previsiones de la campaña de verano.

En junio se matricularon 130.519 turismos y todoterrenos (8,3% menos) y en los seis primeros meses las ventas cayeron un 5,7%, con 692.472 unidades matriculadas.

La incertidumbre que rodea al diésel en cuanto a fiscalidad y emisiones ha contribuido significativamente a la disminución en las matriculaciones de turismos en el canal de particulares no solo en junio, sino también en el primer semestre.

El gran perjudicado desde enero ha sido el mercado de los turismos propulsados por diésel (el 27,7% del total), con una caída acumulada del 30% hasta 192.080 unidades, casi 80.000 menos que en el mismo periodo de 2018.

El batacazo continuado de este tipo de turismos contrasta con las subidas en las ventas de coches con motores de gasolina, con un 4% más en el semestre hasta 427.371 unidades, y de energías alternativas (41% más, 73.021 unidades).

Incluso, los turismos eléctricos puros registraron hasta junio un total de 5.459 matriculaciones en España. Este mercado se anota un crecimiento superior al 131,3%, según datos de Urban Science para la patronal para el desarrollo e impulso de este tipo de vehículos (Aedive).

La tendencia, empero, "es reversible", dice Armero (Anfac).

"Tenemos una salida", asegura el directivo de la patronal de fabricantes, quien ha abogado por un plan de achatarramiento, una coordinación entre las leyes de cambio climático e "impulso a la compra de los vehículos alternativos, en línea con la política marcada por la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto".

Para la vicepresidenta ejecutiva de Faconauto, en los dos últimos días de junio "se ha vuelto a acumular el grueso de las matriculaciones" hasta cerca de 35.000 vehículos, y apostilla que "muchas de ellas son automatriculaciones".

Blázquez cree que "no se puede solucionar" la caída del mercado, sobre todo de particulares, "maquillando los datos con un aluvión de operaciones que hace el propio sector".

Añade que los concesionarios han tenido que "automatricular más de lo habitual para mantener artificialmente" el mercado y frenar la caída.

La directora general de la patronal de vendedores (Ganvam), Ana Sánchez, ha explicado en un nota que los datos "evidencian que el sector de la automoción atraviesa una situación delicada, fruto de la inestabilidad política y la incertidumbre que envuelve al consumidor".

Sánchez puntualiza que el canal de empresa, que venía sosteniendo el mercado, registra ya cifras negativas (el citado 6,8% menos en junio).

De los últimos registros interanuales se "salvaron" las matriculaciones de comerciales ligeros, que crecieron un 2,3% entre enero y junio (115.762 unidades) y las de los vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses, que repuntaron un 4,6% (14.626 unidades) gracias a un mes de junio sobresaliente (37% más hasta 3.015 unidades).

Noticias relacionadas

next
x