informe sobre la adhesión a las oficinas 'xaloc'

El 'plante' de Alicante a la red de vivienda del Consell: crearía duplicidades y faltarían medios 

16/10/2021 - 

ALICANTE. Elche, Alcoy, Dénia, Sant Joan d'Alacant, entre otra docena de poblaciones o mancomunidades de municipios de la Comunitat ya han firmado acuerdos de adhesión a la red de oficinas Xaloc: el sistema promovido por la Conselleria de Vivienda para implantar un servicio de ventanilla única en materia de vivienda, rehabilitación de edificios y regeneración urbana. Pero Alicante no. Y no lo hará, salvo que el departamento autonómico cambie las condiciones de su funcionamiento. 

Esa es, cuando menos, la conclusión que se volvió a poner de manifiesto el pasado 5 de octubre, en una de las últimas reuniones de la Junta General del Patronato Municipal de la Vivienda, en el que se detallaron las implicaciones que conllevaría la firma del convenio de incorporación a ese servicio. A grandes rasgos, las principales consecuencias que, a juicio de los técnicos municipales y del equipo de gobierno, no se considerarían adecuadas serían la existencia de duplicidades respecto a funciones que ya presta el propio Patronato, o la misma conselleria, así como la falta de dotación de medios, tanto por lo que respecta al personal como en recursos económicos. 

Se trata, en realidad, de las consecuencias que ya se advirtieron en un informe emitido por los responsables del Patronato de Vivienda en julio. En él, ya se anticipaba que el usuario que pudiese acudir a esa hipotética Oficina Xaloc en Alicante lo haría para solicitar acceso a una vivienda pública, cuando ese es un trámite que ya se puede realizar de manera telemática sin necesidad de acudir a un espacio físico. Además, en el desarrollo de esa Junta del Patronato también se expuso que cualquiera que plantease esa petición de vivienda podría quedar abocado a inscribirse en una extensa lista, si se dedican mayores esfuerzos para ampliar el número de inmuebles de titularidad pública, ya que en Alicante no existen más inmuebles que ofrecer pese a que se cuenta con uno de los mayores parques de vivienda municipal entre el conjunto de ciudades de la Comunitat.

Además, en ese informe se concretaba que la información que pudiese requerir un ciudadano que pudiese acudir a la Oficina Xaloc ya se presta tanto a través de la web de la Conselleria de Vivienda como a través de los elementos de difusión del propio Patronato de Vivienda. De igual modo, se señalaba que un arrendatario de una vivienda pública ya puede acudir a las oficinas del Patronato a realizar cualquier trámite relacionado con su alquiler, como sucede con las viviendas que dependen de la Entitat Valenciana de Habitatge (EVha). Y se subrayaba la incongruencia que suponía que los inmuebles de la Generalitat no estuviesen conectados con la Oficina Xaloc. Es decir, que no existiese la coordinación necesaria para que ese servicio pudiese atender cualquier vicisitud relacionada con todas las viviendas públicas, al margen de qué administración fuese su titular.

Respecto a la posibilidad de tramitar ayudas al alquiler y a la rehabilitación, o conocer el estado de las solicitudes ya presentadas, el informe concretaba que en esa hipotética oficina tampoco se podría dar respuesta a ninguna de esas gestiones si no se le dotaba de funcionarios autonómicos. Así, se incidía en que, en el caso de que la propia conselleria no facilitase los trabajadores que estarían a cargo del funcionamiento de la oficina, el Ayuntamiento podría verse abocado a externalizar el servicio de atención, ya que no existe personal municipal suficiente para asumirlo.

Y, por último, se abundaba en que el Patronato también ofrece ya otra de las funciones que se pretenden atribuir a esa hipotética oficina Xaloc en Alicante, en tanto que el organismo autónomo municipal dispone de un observatorio propio que facilita un análisis de precios de alquiler en la ciudad a través de la emisión de boletines trimestrales.

Así, en la reunión de la Junta General del Patronato, sus responsables técnicos y los representantes del equipo de gobierno (el bipartito compuesto por PP y Cs) incidieron en la necesidad de invertir en ampliar el parque público de vivienda de manera sostenida durante la próxima década con el fin de poder atender la demanda existente. En el debate, se llegó a plantear que el objetivo deseable a batir sería el de que se generasen al menos 100 viviendas al año en la ciudad de Alicante. Por lo pronto, el Patronato acaba de adjudicar la redacción del proyecto del edificio de viviendas destinadas al alquiler social de la calle Ceuta, en el barrio de San Blas, con 34 pisos.

Noticias relacionadas

next
x