X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ALTERNATIVAS AL MODELO DEL GIGANTE SUECO

El pequeño comercio acepta solo un 'cluster de equipamiento del hogar' junto a la multinacional

Los minoristas mantienen su rechazo al nuevo diseño de Ikea al estimar que replica una oferta comercial que ya existe. Insisten en la especialización y en un viraje hacia el ocio

8/10/2016 - 

ALICANTE. Los planos con los que trabaja la multinacional del mueble para implantarse en Rabasa siguen sin convencer al pequeño y mediano comercio de Alicante. Facpyme (la federación que agrupa a 60 asociaciones sectoriales) considera que la reserva de suelo para la instalación de medianas superficies sólo cambia parcialmente el escenario. No habrá pequeñas tiendas convencionales como las del macrocentro que incluía la propuesta de Alicante Avanza, sí; pero seguirá replicándose un modelo que ya existe en otros puntos de la ciudad. Su secretario general, Francisco Rovira, defiende que "no sirve de nada si al final de lo que se trata es de repetir la misma oferta, con un Media Market o un Leroy Merlin, porque al final hay espacio para lo que hay y las tiendas que ya existen acabarán desapareciendo y trasladándose". O lo que es lo mismo, en último término "se crea para destruir".

La federación plantea, sin embargo, un modelo alternativo que, a juicio de sus representantes, sí sería compatible con la oferta comercial preexistente al aportar una oferta complementaria. Se trataría de dar cabida a tiendas relacionadas con el negocio de Ikea propiamente dicho (el mueble) para configurar un cluster del equipamiento del hogar con establecimientos especializados en iluminación, textil hogar, menaje, etc. 

Otra posibilidad, según Rovira, sería apostar por un modelo basado únicamente en el ocio o en la práctica del deporte, de manera que se completase un polo de especialización que aprovecharía las instalaciones deportivas (100.000 metros cuadrados para ocho campos de fútbol) que también contempla la propuesta de Ikea.

En parecidos términos se pronunció también ayer el presidente del Colectivo de Comerciantes por Alicante, Domingo Martínez. En su opinión, la propuesta de rebajar de 85.000 a entre 40.000 y 60.000 metros cuadrados la zona comercial anexa al centro de Ikea no supone un gran avance en la defensa de sus intereses, ya que "supondría que sólo se descartasen las pequeñas tiendas; el resto seguiría igual". En esta línea, añadió que la última propuesta planteada por Alicante Avanza durante la fase de negociación previa ya recogía esa limitación para que el sector albergase sólo medianas superficies. En concreto, según la nueva propuesta ahora ya desligada de la sociedad que lideraba Ortiz, se daría cabida a entre dos y cuatro tiendas. "Si continúan por ese camino nos van a seguir teniendo enfrente", incidió Martínez. "No entiendo por qué no se siguen los pasos de otros centros comerciales y se apuesta por un modelo basado únicamente en el ocio, que es lo único que se ha demostrado que está funcionando", apostilló.           

Noticias relacionadas

next
x