Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El mercado invernal

8/01/2020 - 

Que el Elche necesita reforzarse en el mercado invernal es una evidencia. Resulta muy difícil afrontar la durísima segunda vuelta de Segunda con una plantilla tan corta, de 19 profesionales contando a Óscar Gil. Hay posiciones muy justas de efectivos, en las que los recambios del filial posiblemente no dan el nivel necesario para erigirse en alternativa firme.

Antes de hablar de esas posiciones, de sobra conocidas, quiero hacer dos apreciaciones sobre esta ventana de fichajes. A mi modo de ver, realizar incorporaciones en enero ni mucho menos tiene que considerarse sinónimo de haber fallado en verano. Por dos razones principales. Primera: en enero tienes la posibilidad de firmar a jugadores inaccesibles en verano. Por ejemplo, jugadores que dan el salto a Primera tras destacar en Segunda y no tienen minutos en la máxima categoría. Ahí está el caso de Fede Varela, cedido a Las Palmas por el Leganés tras brillar en el Rayo Majadahonda el pasado curso.  

Y segunda: la mayoría de rivales se refuerzan en invierno para mejorar sus equipos. Si el resto lo hacen y tú no, corres el riesgo de que te superen en nivel y se traduzca en caída de puestos en la clasificación.

La segunda apreciación es a nivel particular, en clave franjiverde. Este es el primer periodo de fichajes desde que el Elche cambió de propietario. Christian Bragarnik, un representante argentino que domina el mercado sudamericano y también tiene ‘mano’ en México. Ya comenté en mi artículo sobre la venta del club que me disgustaría que el equipo ilicitano se convirtiera en una ‘sucursal’ de futbolistas de su cartera.

Imagino que muchos coincidiréis conmigo en preferir refuerzos nacionales. Que conozcan el idioma y el fútbol español. Y como valor añadido, que tenga experiencia en la categoría. Así se acortará el tiempo de adaptación. Aspectos más necesarios todavía en el mercado invernal, con la mitad del campeonato ya disputado.

Pero el dueño manda, y reitero que se trata de una preferencia, con la coincide Pacheta. Si el jugador da el nivel, poco importará de dónde venga. Recuerdo el gran rendimiento que dieron Fajardo y Coelho tras llegar del fútbol uruguayo en enero de 2007. Y aterrizaron en una situación bastante delicada para los franjiverdes. 

En cuando a los puestos a apuntalar, se busca un central y un delantero. El eje de la zaga sólo tiene dos efectivos puros: Gonzalo Verdú y Dani Calvo, que lo están jugando casi todo. Están las opciones de Manolín y Juan Cruz, pero no dejan de ser ‘parches’ que restarían alternativas en sus posiciones naturales. Pacheta quiere que el central que está por venir sea zurdo, como Danilo Ortiz. Una característica que ayudaría a la salida de balón.

En cuanto al ariete, lo idóneo sería un perfil distinto a Yacine Qasmi y Claudio Medina, este último ahora lesionado, y el 'pichichi' de filial, Mourad. Más dinámico, tipo Carlos Castro la temporada pasada. Nino y Pere Milla podrían realizar esa función, pero Pacheta les utiliza más como segundo delantero que como referencia ofensiva.

Más allá de las prioridades, al Elche le vendría bien más competencia en los extremos. Hay tres puros: Josan, Iván Sánchez y Fidel. Pere Milla también ha actuado en banda, pero se nota que con el sistema actual, ahí juega fuera de su zona de confort. La opción principal desde el filial, Alberto Rubio, ha entrado en varias convocatorias ligueras sin debutar. Pacheta empleó a Andoni López como revulsivo por un extremo ante Cádiz y Las Palmas con Rubio en el banquillo. Además, si repite la idea de Iván Sánchez como mediapunta, resta una alternativa en los extremos.

Si Tekio se va ante la falta de minutos, el cuadro ilicitano necesitaría un lateral derecho. Aunque Pacheta ha subrayado en que no quiere que salga nadie, es una posibilidad encima de la mesa. Yo firmaba la marcha del molinense y la llegada de un recambio de más nivel, con mayor proyección ofensiva y a un coste asequible. Y si es posible, joven y en propiedad. 

Otro tipo de futbolista interesante para los franjiverdes sería un centrocampista de carácter organizador. Un perfil que muchos reclaman desde la salida de Javi Flores. Aunque percibo que la fuerza de la petición ha bajado con el paso adelante de Gonzalo Villar. Pero nunca está de más disponer de un sustituto de ese perfil, para aumentar la competencia y cubrir su ausencia en caso de baja por sanción o lesión. Para valorar esta posibilidad, uno de los problemas es que los mediocentros 'playmakers' suelen estar cotizados.

Christian Bragarnik tiene la intención de reforzar la plantilla en el mercado invernal. Para ello, debe realizar un depósito monetario importante en LaLiga. La cuestión es, ¿cuánto dinero está dispuesto a inyectar el grupo inversor que encabeza? ¿Para cuántos futbolistas? ¿Por el mínimo salarial o por un coste intermedio o alto? No estaría de más que ofreciera una rueda de prensa para responder a estas y a numerosas preguntas más. Porque lleva poco más de un mes como dueño del club y no se ha presentado en sociedad…

Nos espera un mercado invernal mucho menos movido que los dos anteriores, pero también interesante. Y como dije en mi artículo de opinión anterior, entiendo que si llegan refuerzos que, sobre el papel, mejoran la plantilla, la exigencia debe ser mayor. Pero sin que suponga la obligación de luchar por ascender. Faltan 18 puntos.

Noticias relacionadas

next
x