X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

'avalem territori': servef y universidades diseñan estrategias territorializadas

El 'mapa' de los nichos de empleo: agricultura, gastronomía y calzado, con el mayor potencial

31/07/2018 - 

ALICANTE. La industria del calzado en su vertiente de apuesta por la innovación, la agricultura ecológica y la gastronomía son los tres sectores que concentran un mayor potencial de creación de empleo en los próximos años en la provincia de Alicante. Así se desprende del diagnóstico territorial de la provincia en materia de empleo que han realizado que el Servicio Valenciano de Empleo (Servef) y la Universidad de Alicante (UA), en el marco del programa 'Avalem Territori'.

El secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, la directora general de Empleo y Formación, Rocío Briones, y el coordinador autonómico del diagnóstico, Jorge Hermosilla (de la Universitat de València) presentaron este lunes el estudio y sus conclusiones para la provincia en el campus de la UA, una de las tres que ha participado en su elaboración. Ahora, este documento de diagnóstico se empleará para diseñar las estrategias de empleo del Servef aplicadas a las particularidades de cada territorio, con planes 'paraguas' para cada una de las áreas funcionales de la provincia que luego se adaptarán a la realidad de cada comarca y municipio.

'Avalem Territori' ha analizado hasta 300 indicadores en cada área funcional, con el objetivo de adecuar las políticas del empleo a la realidad. Según Nomdedéu, "el importante tejido asociativo mejora la cohesión territorial de esta provincia que cuenta con una gran diversidad y variedad paisajística y de recursos naturales, por lo que el sector turístico es otro de los pilares importantes de empleo de Alicante". Asimismo, la incipiente actividad en el sector digital, cultural, recreativo y del turismo rural se abre como una nueva oportunidad para generar trabajo.

Obviamente, la realidad económica varía notablemente de un municipio al vecino, por lo que uno de los objetivos del estudio, tal como destacó Hermosilla, era establecer diagnósticos territorializados para adaptar las políticas activas de empleo a las oportunidades y necesidades de cada zona. En este sentido, se ha utilizado como unidad de diagnóstico el área funcional, en base al Decreto del Consell de 2011 que fijaba la estrategia territorial de la Comunitat Valenciana y establecía dichas áreas. En el caso de la provincia, se trata del eje Alicante-Elche, la Vega Baja, el Vinalopó, Alcoy, la Marina Alta y la Marina Baja.

Alicante-Elche: calzado, turismo y digitalización

En el eje central de la provincia los principales retos son la regeneración y conservación de los espacios naturales, la valorización de la Ciudad de la Luz, la carencia de planes estratégicos supramunicipales o la ausencia de tejido asociativo empresarial. Como potencialidades, el diagnóstico destaca una industria del calzado puntera con industrias auxiliares y complementarias desarrollada, el fuerte desarrollo del sector servicios y del comercio, o la relevante red de infraestructuras sanitarias, además de un ecosistema emprendedor dinámico. También una oferta turística diversificada (turismo rural, turismo de salud y deportivo, congresos, cultural) y la incipiente actividad en el sector digital.

Vega Baja: residentes extranjeros y agricultura

El sur de la provincia tiene el reto de afrontar el envejecimiento de la población (extranjeros tercera edad) y lidiar con un mercado de trabajo de escasa cualificación ligado al sector servicios, que obliga a los jóvenes a emigrar por sobrecualificación. Como oportunidades destacan el residencialismo de sol y playa ligado a oferta inmobiliaria de alto poder adquisitivo, así como una industria agroalimentaria y de comercialización que genera alto valor añadido al producto.

Vinalopó: innovación en calzado y agricultura

La zona interior de la provincia necesita una mano de obra más diversificada y cualificada, y debe reforzar las infraestructuras vinculadas al Corredor Mediterráneo, según el diagnóstico. El área funcional liderada por Villena, eso sí, cuenta con un buen número de potencialidades: un importante tejido asociativo (mármol, uva y comercio), la vocación exportadora del clúster del calzado y una buena conexión y conectividad viaria. Asimismo, destacan la existencia de estructuras de formación que fomentan la innovación, una agricultura diversificada y de alta calidad y una apuesta por la agricultura ecológica. También se ve potencial en las energías renovables y el turismo.

Alcoy: químicos, TIC y sectores emergentes

El área funcional que lidera Alcoy debe mejorar la falta de colaboración entre las empresas, y se detecta también una precarización y temporalidad del empleo juvenil. La falta de suelo industrial es otro problema. Como fortalezas, 'Avalem Territori' identifica la diversificación del tejido industrial y su reconversión hacia sectores nuevos o emergentes, así como una buena cualificación profesional relacionada con los sectores industriales, agroalimentario, químico y TIC. Propone aprovechar la escala supramunicipal para favorecer la integración territorial y el turismo, al poner en valor el patrimonio cultural y ambiental, y su complementariedad litoral-interior.

Marina Alta: gastronomía y paisaje

El norte de la provincia presenta una distribución desequilibrada en favor del litoral, con una polarización del mercado laboral en el sector turístico que implica poca cualificación y la emigración del talento juvenil. Como oportunidades, el dignóstico destaca la gran variedad paisajista y de recursos naturales que pueden enriquecer el modelo de sol y playa, y una gastronomía de alto reconocimiento internacional. Propone la potenciación de la actividad turística conjugada con la actividad agrícola a través de proyectos innovadores y de calidad.

Marina Baja: turismo y gastronomía

La cuna del turismo adolece de una deficiente red de infraestructuras y transporte público, con equipamientos públicos insuficientes para la población residente y flotante. El documento anima a actualizar la oferta de formación profesional y potenciar el turismo de interior como complemento al de costa. En el 'haber' destaca una fuerte especialización terciaria, una oferta comercial importante y variada, y la relevancia del sector construcción. Las oportunidades pueden llegar del sector gastronómico y de la restauración apoyado en la demanda consolidada de productos del mar, así como de un modelo de desarrollo centrado en el turismo residencial.


La estrategia se desarrollará durante este año

"Ya tenemos la foto de cuál es la situación, ahora debemos saber cuáles son las oportunidades para diseñar una metodología de estrategias territoriales. Debemos realizar en una estrategia futura conjunta, en la que se aborde cómo trabajar desde la orientación y la inserción para poder desarrollar políticas activas con sensatez y eficacia", indicó la directora general de Empleo y Formación, Rocío Briones. 'Avalem Territori' representa una actuación inédita, que ha permitido obtener información sistematizada y detallada de las características del mercado de trabajo en todos los municipios de la Comunitat Valenciana.

El Plan 'Avalem Territori' es una de las estrategias impulsadas por el Servef. Con este programa, pretende redefinir las políticas activas para hacer políticas territoriales para el empleo de carácter transversal y más adaptadas a las necesidades reales. Por ello, una de las funciones del plan de empleo territorial es identificar los nuevos nichos de trabajo. "El objetivo final de este diagnóstico es conseguir la información necesaria para impulsar actuaciones tengan como resultado menos precarización, más inclusión social, más políticas inclusivas y menos desequilibrios territoriales", aseguró el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu.

'Avalem Territori' pretende establecer un nuevo modelo de gestión que adapte el ejercicio de las políticas activas de empleo al territorio de manera que las vincule y conecte con las necesidades reales de las personas y de las empresas, que integre a los agentes territoriales y sectoriales, y ponga fin a la dispersión de políticas. Durante un año, a través de una metodología de diagnóstico participativo con más de trescientos indicadores, se han podido identificar variables clave como la especialización productiva, las redes y dinámicas funcionales, carencias formativas o nuevos nichos de empleo. "El programa está permitiendo mejoras importantes en el diseño y la gestión de las políticas de empleo en nuestra Comunitat. Por ejemplo, está haciendo posible diseñar un catálogo de formación cada vez más ajustado a las necesidades específicas de cada localidad", destacó Nomdedéu.

Noticias relacionadas

next