X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

RECABA INFORMACIÓN DE LOS REGANTES

El Juzgado de Aguas de Orihuela ultima acciones legales contra la CHS por los daños de las inundaciones

19/09/2019 - 

ORIHUELA (M.G/EFE). El Juzgado Privativo de Aguas de Orihuela está recabando datos de los daños generados por la gota fría en los campos de su término municipal para presentar una denuncia contra la gestión de la Confederación Hidrográfica del Segura, organismo dependiente del Ministerio de Transición Ecológica encargado de la gestión de la cuenca. Desde el juzgado han confirmado que la denuncia se presentará en los próximos días, pero no han querido dar detalles. Todo hace indicar que con la denuncia, los agricultores intentarán responsabilizar a la CHS de los daños sufridos en sus propiedades, como consecuencia del desborde de río en diferentes partes del municipio.

 El secretario-letrado del juzgado, Pedro Miguel Mazón, en unas declaraciones al diario El Mundo, ya transmitió el malestar de los agricultores por la limpieza del río en los últimos años, en concreto desde 2015, por lo que no se descarta que entre los denunciados no sólo figuren los actuales gestores, sino también los anteriores. A juicio de Mazón, el cauce del Segura ha estado abandonado en los últimos años.

El río recupera la normalidad poco a poco

Mientras, la situación del río en la comarca va recuperando su normalidad después de que las últimas obras -como el nuevo canal en la desembocadura- han surtido a efecto. Así, la cantidad de agua acumulada en las zonas rurales de la Vega Baja ha bajado "bastante" en las últimas 24 horas aunque se prevé que los embolsamientos persistan en la huerta unos días.

Varios alcaldes de la Vega Baja consultados por Efe han coincidido en que la situación ha mejorado "notablemente" desde que hace dos días se reparara la última rotura del cauce del río Segura, cerca del puente entre Almoradí y Algorfa, y sobre todo desde que la Confederación Hidrográfica rompiera ayer un dique en la desembocadura para facilitar el desagüe al mar de la zona inundada.

El alcalde de Guardamar, José Luis Sáez, ha recalcado que esta última actuación "se nota mucho" y ha previsto que antes de que acabe la semana el agua embolsada en los campos agrícolas del entorno desaparezca porque acabe en el mar. Sáez ha insistido en que la salida del agua hacia el mar "se está produciendo a muy buen ritmo" como se refleja en una "mejoría importante en la huerta y en localidades vecinas".

Por su parte, la alcaldesa de una de las poblaciones más afectadas por las inundaciones, Almoradí, María Gómez, ha explicado que hoy ya prácticamente ha desaparecido el agua de las calles de la localidad, a excepción de algunos viales muy cercanos a azarbes y situados cerca del nivel freático. En cuanto a la huerta del municipio, ha indicado que el "sellado" del cauce del río de antes de ayer ha facilitado que "el nivel del agua haya bajado bastante", aunque estima que aún habrá campos anegados durante alrededor de una semana.

Noticias relacionadas

next
x