X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

con la capitalización de un préstamo participativo de 3 millones

El grupo catalán Peralada entrará en el capital de Kelme pero sin responsabilidad de gestión

25/06/2019 - 

ALICANTE. El grupo catalán Peralada, el holding de la familia Suqué-Puig, se prepara para entrar en el accionariado de la histórica firma de origen ilicitano Kelme, ahora en manos de su franquicia china, Yuanxiang. Como adelantó este diario el pasado mes de abril, poco después de que el gigante asiático convirtiera en capital la deuda comercial de Kelme para hacerse con el 80% de la empresa, los Suqué-Puig mantienen opciones sobre un 25% de la empresa, a través de un préstamo participativo concedido por su firma de inversión, Inverama.

La entrada del dueño chino no parece haber alterado los planes del Grupo Peralada, dado que el préstamo participativo en cuestión siempre se concibió como un proyecto de inversión encaminado a que Inverama se convirtiera en dueña de una parte de Kelme. No obstante, cuando se diseñó este itinerario no estaba previsto que el accionista mayoritario de la histórica marca ilicitana, hoy explotada por una nueva sociedad, fuese Yuanxiang. Con todo, la intención de los Suqué-Puig es entrar en el accionariado como simple socio financiero, sin implicarse en la gestión de la empresa.

De hecho, la compra del 80% de New Millenium Sport, la actual Kelme, por parte de Yuanxiang parece haber impulsado a la empresa. Los nuevos dueños, que tenían la licencia para comercializar la marca en Asia, han puesto en marcha la construcción de un centro logístico en las inmediaciones del puerto de València para incrementar la capacidad productiva de la empresa y hacer más ágil su salida hacia China, y también hacia Europa, desde la terminal valenciana. A esta adquisición logística se han sumado la firma de nuevos contratos de patrocinio con equipos de diversas ligas, incluidas la española.

El futuro socio es uno de los holdings más potentes de la burguesía catalana. Los Suqué-Puig ocupan el puesto número 94 de la lista de 'Los más ricos de España' que anualmente elabora el diario El Mundo, con un patrimonio calculado en 530 millones de euros, y mantienen participaciones industriales en los más variados sectores. Así, son los dueños del Casino de Barcelona, y de otros siete casinos y hoteles en Cataluña y Latinoamérica, además de la fábrica de automóviles de lujo Hispano-Suiza, fundada por la familia en 1905. 

A estos negocios se suma la rama vitivinícola, con las bodegas Peralada, y otras incursiones en el sector alimentario. El grupo toma el nombre del castillo de Peralada, en la comarca de l'Empurdà, adquirido por la familia en los años veinte del pasado siglo. Bien relacionada tradicionalmente con las altas esferas en Cataluña (y particularmente con la familia Pujol), la familia ha situado a la segunda generación al frente del imperio empresarial, que arrojó un beneficio de 25 millones de euros el pasado ejercicio, y cuenta con 1.200 trabajadores.

Noticias relacionadas

next
x